29/05/2012

El buen seguidor de la discografía de Sonic Youth siempre ha sentido como icónicos aquellos momentos reservados para Lee Ranaldo, servidos en cuentagotas pero eternamente […]

El buen seguidor de la discografía de Sonic Youth siempre ha sentido como icónicos aquellos momentos reservados para Lee Ranaldo, servidos en cuentagotas pero eternamente presentes: temas como ‘Mote‘, ‘Hey Joni‘, ‘Eric’s Trip‘, o ‘Skip Tracer‘ son especialmente disfrutados en los setlists de sus conciertos, generando disco tras disco una reluciente expectativa a que este peculiar George Harrison en versión sónica se decida a saciar su insaciable e hiperactiva creatividad, más allá de sus abstracciones sonoras. En este sentido, los más recientes ejemplos de la incontinencia investigadora de Ranaldo son su grupo Text of Light, que pone banda sonora a las filmaciones experimentales del cineasta Stan Brakhage, las colaboraciones audiovisuales con la fotógrafa Leah Singer, pareja del músico, o diversas performances sonoras y poéticas. El destino, siempre caprichoso, ha querido que la publicación de Between The Times And The Tides (Matador Records, 2012) coincida con el hiato y silencio de la banda neoyorquina, provocado por la separación de Kim Gordon y Thurston Moore, aunque en realidad a publicación de este primer LP de canciones de Ranaldo no está para nada relacionada con ello. El origen de Between The Times And The Tides se sitúa en 2010 cuando, invitado por el Midi Festival a realizar un set acústico en Hyères (Francia), compuso las primeras líneas de lo que más adelante acabaría siendo el embrión del disco (en el concierto, además de alguno de los clásicos de Sonic Youth, también se pudo escuchar la entonces inédita ‘Lost‘).

Lee Ranaldo continuó componiendo la totalidad de canciones incluidas en el álbum con su guitarra acústica y una vez éstos estuvieron finalizados, propuso a Steve Shelley y Irwin Menken grabar unas demos, añadiendo bajo y batería a su guitarra, ahora ya eléctrica. Poco a poco el elenco de invitados a la fiesta empezó a ampliarse: las guitarras de Alan Licht (Run On), Nels Cline (Wilco) o el órgano de John Medeski, junto a la producción preciosista y nítida de John Agnello, otorgan al álbum un sonido sorprendentemente expansivo y clásico, con vistas al country-rock de Neil Young (‘Waiting on a Dream, ‘Angles) y Bob Dylan (‘Fire Island [Phases]), al folk asintótico de Bill Callahan y John Fahey (en la delicadeza de ‘Hammer Blows‘ o ‘Stranded‘), o al college rock de REM (más pop en ‘Lost, más reivindicativo en ‘Shouts). Sólo la estructura densa de la excelente ‘Xtrina As I Knew Her‘ o la desnudez de las demos originales, las cuales sí podrían recordar a las últimas referencias de Sonic Youth, permitirían imaginar (y echar en falta) apuntes más disonantes en un disco notable que necesitará de la carretera para saciar algo la nostalgia del chico sónico.

[vimeo]http://vimeo.com/34039939[/vimeo]

Lee Ranaldo y su banda estarán tocando este jueves 31 de mayo en el escenario ATP del San Miguel Primavera Sound 2012, a las 20:45h.

Publicidad
Publicidad