04/08/2020

El Presidente de los Estados Unidos lleva años usando 'Rockin’ in the Free World' y 'Devil’s Sidewalk' en los mítines de sus campañas pese a la prohibición expresa del artista.

Durante años, Donald Trump ha estado usando las canciones de Neil Young en los mítines de sus campañas, concretamente ‘Rockin’ in the Free World’ (Freedom, 1989) y Devil’s Sidewalk’ (Greendale, 2003). Poco depués de anunciar que lo estaba considerando, el influyente músico canadiense ha interpuesto ya una demanda al Presidente de los Estados Unidos por infracción de copyright, según cuenta The Hollywood Reporter. Esta demanda, revela el medo, ha sido presentada hoy 4 de agosto en un tribunal federal de Nova York, y como señalan en The Rolling Stone, el artista ha publicado una copia de la misma en los Neil Young Archives.

«La campaña [Donald J. Trump for President, Inc.] ha reproducido públicamente ‘Rockin ‘in the Free World’ y ‘Devil’s Sidewalk’ en numerosas ocasiones en manifestaciones y eventos políticos para el entretenimiento y la diversión de los asistentes a esas manifestaciones y eventos políticos. La campaña usó ambas canciones en un mitin en Tulsa, Oklahoma, el 20 de junio de 2020. La campaña ahora no tiene, y no tenía en el momento de la concentración de Tulsa, una licencia o permiso del demandante para tocar las dos canciones en ningún evento político público», reza la denuncia, que también apunta que «la campaña ha ignorado intencionalmente que el demandante le haya dicho que no reproduzca las canciones y deliberadamente procedió a reproducir las canciones a pesar de la falta de una licencia y a pesar de su conocimiento de que se requiere una licencia para hacerlo».

Además de reclamar «la cantidad máxima permitida» por los daños y perjuicios que supone «la infracción intencional de derechos de autor», Neil Young señala que «en buena conciencia no puede permitir que su música se use como una ‘canción temática’ para una campaña divisiva y anti-estadounidense de ignorancia y odio», y solicita que «se prohíba principalmente y permanentemente interpretar públicamente las canciones, o cualquier composición musical propiedad del demandante, y causar o permitir que las canciones se interpreten públicamente en eventos públicos conducidos, controlados, administrados, supervisados u organizados por la campaña y/o ayudando o favoreciendo la reproducción pública de las canciones en cualquier lugar». Veremos cómo prospera pero por ahora chapeau.

Neil Young publicó el mes pasado Homegrown, su disco perdido de 1975, y recientemente estrenaba el tema ‘Lookin’ for a Leader – 2020′, que como su título apunta es una canción protesta anti-Trump y, en realidad, una nueva versión del tema que dedicó a George W. Bush en el álbum Living with War (2016).

Publicidad
Publicidad