19/06/2020

Hablamos con Alicia Ros aprovechando el nuevo lanzamiento del trío, un EP de tres canciones nada anecdótico.

Todos hemos necesitado alguna vez un ligero empujoncito, una señal, una excusa para hablarle a esa persona que nos gusta. Por suerte, hay gente que nos lo pone fácil. Cariño quieren que triunfe el amor. No solo tienen más de cien excusas inventadas para vernos –como ellas mismas cantan–, sino que han creado toda una banda sonora para tus idas y venidas sentimentales. A estas alturas, después de una cover de C. Tangana y más de 80 conciertos durante la temporada pasada, seguramente tú también sabes de quién hablamos. Pero para dejarlo por escrito, María Talaverano, Alicia Ros y Paola Rivero son el trío que ha logrado conquistar la península y nuestros corazones a base de tontipop y las historias que nos pasan a todos. 

Después de tener que cancelar su gira nacional, las fechas en México y su debut en el Coachella 2020 por-lo-que-ya-se-sabe, han seguido trabajando tan incansables como siempre. Este viernes 19 de junio llega a nuestras tiendas X si me dejas en visto, su primer EP en físico después del éxito indiscutible de Movidas. Nosotros hemos hecho de esto la excusa perfecta para vernos un ratito y charlar con Alicia sobre su colaboración con Rocío Quillahuaman, el amor en tiempos de internet y hacia dónde va ese pop para la bajona con el que se ganaron el pase a casi todos los festivales nacionales. 

Sois uno de los grupos que más giró por toda la península el año pasado. Este año pintaba aún más prometedor si cabe, pero por razones obvias todo ha caído. Así que, ¿cómo estáis viviendo esto de parar?
ALICIA ROS: Pues la verdad es que justo se iba a poner en marcha todo de nuevo cuando empezó el confinamiento. Conciertos cada fin de semana, la temporada de festivales de verano y así hasta octubre. En realidad, nos daba un poco de miedo. No sabíamos si estábamos preparadas otra vez para esa trallita. ¡Y nos hacía mucha ilusión! Pero el año pasado fue una matada. Hacer tres o cuatro ciudades cada fin de semana era. Así que al principio fue como «bueno, uf, aún podemos descansar un poquito», pero enseguida lo empezamos a echar de menos porque realmente es nuestro trabajo y de lo que cobramos. Ahora que se ha cancelado ya oficialmente el Coachella es un poco bajón, aunque ya nos lo imaginábamos. Pero por suerte empiezan a salir nuevas fechas. Lo que sí es seguro es que por lo menos este verano sí que vamos a tocar. Hace nada anunciamos el concierto de las Nits del Fòrum de la mano del Primavera Sound en Barcelona, por ejemplo.

¿Y en este tiempo de descanso habéis estado trabajando en nuevo material?
La verdad es que sí. Nos íbamos mandando maquetas que hacíamos en casa entre nosotras e ideas y así. Justo una de esas maquetas se la enviamos a una persona para hacer una colaboración y la cosa fue bastante bien, aunque de momento no podemos decir mucho más. Así que los de Sonido Muchacho nos hicieron uno de estos permisos de trabajo para que pudiéramos ir al estudio y grabamos una canción. Ahora se está terminando de producir y saldrá a finales de junio, quizá julio. Y la idea es ponerse con un nuevo álbum durante el verano.

En esta cuarentena también habéis sacado el videoclip de ‘Te Brillan’. Aunque no es una colaboración musical propiamente dicha, es un colaboración muy potente con la ilustradora Rocío Quillahuaman. ¿Cómo surgió?
Realmente es una colabo muy guay. Pero bueno, esto empezó porque queríamos hacer un videoclip que fuera como un videojuego porque nos parecía que musicalmente iba muy acorde. Al final, por una cosa o la otra, en mitad de una pandemia, no surgió. Después intentamos hacer un video grabándonos a nosotras mismas y horrible. Y luego, yo había soñado que Rocío nos hacía un video cuando nos confirmaban en el Coachella, un vídeo de estos de «AAAAAAAAAAAAAH EL COACHELLA AAAAAAAAAAH». Así que recuperé ese sueño y le pedí su número a una amiga. Enseguida nos pusimos en contacto y fue todo muy fácil. Le explicamos la idea de la canción y en dos, tres días ya lo tenía. Es buenísima y rapidísima.  

Realmente ha quedado un combo de chicas muy guay.
¡Sí! Además, nunca habíamos sacado ningún videoclip hecho por una mujer. Por lo general, en producción y realización siempre nos encontramos con muchos más chicos, así que trabajar con Rocío ha estado genial. Poder hacer algo entre chicas. Por otro lado, la portada de X si me dejas en visto la ha trabajado Clumsycas, que también es una ilustradora que nos gusta mucho. Y solemos trabajar casi siempre con fotógrafas. Pero sí que es verdad que en este mundo hay muchos más tíos que tías, así que mola que nos podamos ayudar y apoyar las unas a las otras.

En el video aparece, como ya es costumbre en los videos de Quillahuaman, un recopilatorio de gente pedante y haters que rodean la escena cultural. Mola mucho este contrapunto con la canción. ¿Vosotras cómo los lleváis a vuestros haters?
Ay, yo en el video no los veía tan haters (risas), pero supongo que un poco sí que lo son. Al final, como ahora parece que se han calmado o por lo menos no nos llega tanto, no me gusta darle mucha importancia a esta gente. Es verdad que en Twitter hay mucho odio, pero es un sitio horrible. Por eso yo ya no entro. Parece que estás ahí y por cualquier cosa puedes ser el objetivo del odio de cualquier desconocido. Pero sí que es verdad que cuando empezamos era muy cansado.

Un poco da la sensación de que os pasó como cuando salieron las Hinds.
Sí, un poco fue eso. Era como «Dios, ¿otra vez? ¿Otra banda de chicas siendo criticada por nada cuando se hacen decenas de bandas de chicos cada mes y nadie les dice nada?». A ellas supongo que les pilló más lo del boca a boca. Parecía que fueran algo horrible que le sucedía al mundo. Y no era así. Y al principio nosotras también lo sentimos un poco, ahora ya parece que cualquier cosa que salga nueva, y guste mínimamente, va a tener gente que sienta la necesidad de ir a por ello. Supongo que al final es normal hoy en día.

Ahora editáis vuestro primer EP en formato físico, después del flexi de Navidad y el agotadísimo Movidas. Un recopilatorio de tres singles de los cuales dos han salido durante la cuarentena. Explícame cómo surgió X si me dejas en visto.
La idea era archivar de alguna manera lo que habíamos hecho después de Movidas. Como decía, este verano queremos empezar a trabajar en un segundo disco que empieza a partir de esta colabo que hemos hecho estos días. Así que hacer el EP en físico era cerrar un poco ese capítulo que vino después de Movidas y que ha quedado en una nebulosa que tampoco podemos cerrar en los conciertos. Tanto nosotras como Luis (NdR: Luis Fernández, de Sonido Muchacho) considerábamos que estas canciones de entremedio son bastante hits y nos gustaba la idea de darles un soporte físico. Además, a él le encantaba la canción de ‘:(‘ y quería sacarla sí o sí en alguna especie de primer EP de la banda ahora que estamos dentro de Sonido Muchacho. Encima, no teníamos ninguno en el mercado y nos venía bien por editorial.

Me sorprende que dejarais fuera ‘La Bajona’, el primer single después de Movidas.
Te juro que lo he pensado hace unas semanas: «¿Por qué no está ‘La Bajona‘?». Pero es que no nos lo planteamos. Se nos olvidó. Y eso que estábamos como «tres canciones son muy pocas». Y hace nada dije «¡’La Bajona‘ se va a quedar suelta!». También es verdad que justo esta canción aún tiene mucho el sonido de Movidas. La produjo también Martín (NdR: Martín Spangle) y es verdad que quizá se desmarca un poco del resto del EP.

Es verdad que en las canciones de este EP se nota que habéis dejado de hacer un pop más tradicional para empezar a tener matices y sonidos propios de internet. ¿Ha sido algo que habéis buscado o algo más orgánico al coger más tablas?
Ha sido algo bastante natural. Cuando sacamos ‘Canción de Pop de Amor‘ y ‘Momento Inadecuado‘, Elefant Records nos fichó e hicimos todo el disco corriendo en un mes y medio con Martín. Él tiene más bagaje y quizá sus referencias pueden ser más antiguas que las que tenemos nosotras ahora. Claro que este pop más tradicional está presente, pero no es en lo único en lo que nos fijamos. Al dejar de trabajar con él, nos pusimos a preproducir todos los temas, sobre todo Paola. En este caso ella tiene una clara influencia que viene de internet; por ejemplo, adora el K-pop y tal. Por eso, a la hora de ir a trabajar con otro porductor, siempre llevamos ya una idea hecha por nosotras que tiene que ver con sonidos más internet, más PC Music y cosas así. Creo que lo que hacemos ahora es un sonido que nos pertenece más que el de Movidas.

Con este giro en vuestro sonido, ¿os seguirías definiendo como «pop de barrio para la bajona» como cuando empezasteis?
Bueno, al final cuando decíamos eso no hablábamos tanto de nuestro sonido. Era un poco una referencia a lo que estábamos contando: nosotras en nuestra casa haciendo canciones sobre las cosas que nos pasaban. Todo desde un punto de vista muy casero. De la calle donde las tres estábamos viviendo entonces pa’l mundo. Era más nuestra actitud. Aún así, es una definición que se ha quedado un poco desactualizada ya que ahora ni siquiera lo hacemos todo en casa. Vamos a estudios y ese tipo de cosas. Ahora lo podemos llamar «pop un poco más profesionalizado para la bajona».

Y con esta profesionalización, ¿habéis notado cambios a la hora de componer o trabajar?
En realidad, seguimos haciéndolo de la misma manera. Normalmente cuando a María o a mí se nos ocurre una letra y una melodía para una canción, enviamos una nota de voz con su base o algo y ya Paola trabaja un poco en la maqueta. Lo de hacer todo el proceso solo nosotras tampoco llegó a pasar del todo porque desde el principio estuvo Martín. Entonces, estamos bastante acostumbradas a trabajar con gente que aporta ideas en el estudio. Trabajar con un productor no deja de ser parecido a una colaboración. Lo que quizá sí que ha cambiado es que cuando empezamos, teníamos una lista donde metimos grupos de guitarras, divertidos, de pop que nos gustaban a las tres. Para saber como queríamos que sonara Cariño. Pero ahora no hay unos artistas concretos con los que podamos delimitar nuestro sonido. No nos hemos marcado una línea clara de referentes ahora. A María y a mí se nos ocurren ideas por haber escuchado todo tipo de música y toda esa música nos influye. Ya no componemos pensando en base a otros artistas. 

Cuando anunciasteis X si me dejas en visto, vuestro post acababa diciendo que «cada disco es un acto romántico que será un recuerdo distinto para cada uno así que gracias infinitas x dejarnos formar parte de ellos». Háblame un poco de esto.
María estuvo una noche entera sin dormir pensando en qué poner y nos despertamos con eso. Acaba con un «tamo cursis». Un poco sí, es que a ella le gusta ponerse un poco intensa. Pero también es eso. Cuando escuchas un disco así, o te acabas de separar o te estás enamorando de alguien y siempre hay algunas canciones en concreto que te hacen magnificar todos esos sentimientos. Acabas asociando siempre el disco o la canción a esa persona o a la situación amorosa. Y creo que saber que formamos parte de las historias de amor de otra gente es lo que nos hace más ilusión. Es como esa persona que pone “me recordó a mi ex, le voy a llamar”. Puedes hacer que la gente haga cosas súper emocionales y románticas solo por hacer una canción. Es muy fuerte, así que les damos las gracias en cierto modo.

Supongo que es fácil sentirse identificado. Vuestras canciones no solo son de amor, sino que encima no tienen miedo de ser muy cursis o exageradas. Son sinceras.
Claro. Las tres somos personas intensas emocionalmente hablando. Eso se ve reflejado en nuestras canciones y al final parece que toooodo es siempre así, pero tampoco es algo que buscáramos a propósito. En X si me dejas en visto lo que queríamos era decir «si me llegas a dejar en visto, estas son mis tres declaraciones de todo lo que te quiero». Creemos que el amor no es algo vergonzoso, hay que saber reírse de ello. También es lo bueno de ser tres en lugar de un cantautor. Lo que contamos puede ser de cualquiera de nosotras y eso hace que podamos ser lo cursis que queramos. Pero son todo historias reales.

Lo que también destaca es que es un amor que pasa también por redes. ¿Crees que, de alguna manera, ya no podemos entender el romanticismo sin tener en cuenta internet?
Al final todas las relaciones pasan por redes sociales también. Entonces creo que es natural que una historia romántica de alguien que te gusta también pase por ahí. Al final es nuestro entorno. El contexto en el que vivimos se desarrolla en gran parte por ahí, es inevitable. A lo mejor es un poco raro que en las canciones se llegue a hablar de ello. No porque no se haya hecho antes, sino porque ha sido muy lento el utilizar términos de redes en canciones. Pero al fin y al cabo es la realidad. Y nosotras somos partícipes de contar las cosas que nos pasan y para ello necesitamos conceptos como lo de los vistos.

Es verdad que nos enamorábamos por internet mucho antes de que la gente ni se planteara cantar sobre ello.
¡Hombre, claro! ¡Desde los 12 años! Cuando estábamos en el MSN y te enviaban un zumbido, literalmente te daba un vuelco el corazón. Ya llevamos bastantes años enamorándonos por redes como para que aún no se puedan utilizar palabras como zumbido o dejar en visto o cosas así.

¿Crees que a propósito de este encierro nos hemos enganchado más a este tipo de relaciones?
Yo creo que no. Es como que se han revalorizado los contactos reales. Todo el mundo se ha dado cuenta de que echa en falta ese contacto ahora que no lo tiene. Pero claro, también hay mucha gente que se ha enamorado durante esta cuarentena así por WhatsApp. Supongo que ha servido para darnos cuenta de la importancia de las relaciones cara a cara, pero al mismo tiempo se ha generado más romanticismo. Ha sido a todos los niveles, ya sea anhelando encontrarte con esa persona de nuevo o enamorándote de alguien que no esperabas por Instagram. 

Ahora que ya lleváis un tiempo, podríamos decir que, junto a grupos como Carolina Durante, sois la punta del iceberg de una nueva generación de pop. ¿Qué sentís al respecto? ¿Hay una especie de responsabilidad?Responsabilidad no porque no nos hacemos responsables de lo que pueda salir de ahí (risas). No sé si es del todo cierto, pero es un orgullo llegar a pensar que hemos llegado a tener una cierta influencia para que todo el mundo haga grupos, para que salgan cada vez más grupos de chicas y abrir un poco la senda para que eso ocurra. Hay gente que hace pop muy guay como Lisasinson, Chavales, la Rebe o Daniel Daniel. También me gustan mucho Marcos y Molduras. Y yo en paralelo estoy con El Buen Hijo. Creo que ha habido un cambio de escena. Nosotras nacimos quizá en medio de todo lo más propiamente poppy de Madrid y Barcelona. Y ahora, con grupos como Carolina, nos hemos mudado a algo bastante parecido, pero con gente más joven a la que quizá no le da miedo acercarse a sonidos más diferentes o mezclar estilos. Es una nueva escena de pop, un cambio generacional. Nosotras solo cogimos el relevo, eso es lo que nos hace especiales: haber llegado primeras y ya está. Al final, eso genera inercia. Pero mola sentirse partícipe de todo esto.

Y ya para acabar, decís que este verano lo aprovecharéis para hacer un nuevo álbum. ¿Qué podemos esperar?
Realmente ahora estamos en el proceso de recopilar todo lo que hemos ido haciendo a lo largo de estos dos años. De momento tampoco puedo decir por dónde va a ir porque nos falta ordenar todo el material y decidir qué rumbo vamos a tomar. Supongo que al final tendrá las influencias de lo que ya se ha ido viendo en ‘Te Brillan‘ y así. Sonidos más de pop internet, pero al final todo sonará muy guitarrero como siempre.

Publicidad
Publicidad