18/05/2020

Welcome to Bobby’s Motel, el debut en largo del quinteto canadiense, llegará el 26 de junio vía Partisan Records.

En ‘Hank Williams’, el single con el que debutaron Pottery, ni hay rastro de country, ni mucho menos se trata de un homenaje a esa gran figura del género. En esta delirante pieza, de interpretación histriónica y guitarras nerviosas, los de Montreal juegan a imaginar cómo sería la primera experiencia de Hank Williams con el speed. También desde una perspectiva cómica, aunque en esta ocasión acercándose a un asunto algo más espinoso, reinterpretan en ‘Lady Solinas’ la historia de Valerie Solanas, la célebre feminista radical que disparó a Andy Warhol. Esta vez optan por un desarrollo de trazos rockeros hasta que, a poco para su conclusión, estalla dando paso a un arreón final por el que se filtra el post-punk que será la nota dominante en su primer EP. No. 1 llegaba a mediados de 2019 de la mano de Partisan Records, un sello que ha demostrado tener un olfato exquisito para el género alumbrando en los últimos tiempos discos capitales como son los de IDLES y Fontaines D.C. La grabación de este trabajo de los canadienses se extendió durante tan solo dos noches; es más, para alguno de los cortes bastó con una toma. En estas siete canciones es patente ese nervio, dando lugar a un ejercicio vibrante en el que también hay momentos de respiro y espacio para el recreo. Es el caso de la conclusiva ‘Lifeline Costume’, que el quinteto alarga en su versión de estudio hasta rozar los ocho minutos.

Meses más tarde repetirían fórmula en el lead single de su primer largo, ‘Texas Drums, Pt. I & II’, una oda de casi seis minutos y medio a una batería que la banda usó en su paso por el SXSW de Austin. Como su propio título indica, y como ensayaron primero en ‘Lifeline Costume’, cuenta con dos partes bien diferenciadas: la primera mitad, que muestra su faceta más coreable, y la segunda, en la que la banda da rienda suelta a su vertiente más psicodélica. Canciones como ‘The Craft’ y ‘Lifeline Costume’, ambas incluidas en No. 1, situaban a los canadienses en la órbita de bandas como Parquet Courts. Precisamente al productor de uno de los discos estrella de los neoyorquinos, el Light Up Gold, es a quien han confiado el mando de la grabación de su primer LP. Sin embargo, Pottery estaban ya en otra casilla en el momento de entrar al estudio con Jonathan Schenke. El crecimiento experimentado a lo largo de un año girando incesantemente cristalizó en 11 canciones que, a tenor de lo escuchado hasta la fecha, presentan una fórmula renovada. De esta manera, en este nuevo trabajo Pottery expanden el post-punk de sus primeros compases incorporando calibradas dosis de un art-rock que remite de inmediato a Talking Heads.

El lanzamiento de Welcome to Bobby’s Motel, previsto en un principio para el 10 de abril, se producirá finalmente el 26 de junio. Además de la mencionada ‘Texas Drums, Pt. I & II’, hasta la fecha conocemos otros tres temas. ‘Take Your Time’, un crudo acercamiento a la parte oscura de los estupefacientes, invoca con su guitarra al tristemente fallecido Andy Gill. ‘Hot Like Jungle’, el corte que cierra el álbum, fue concebida como una canción de amor dedicada a la novia del batería de la formación. Conectando de nuevo con su faceta más traviesa y canalla, cuenta la banda que originalmente dotaron el estribillo de una letra demasiado explícita que posteriormente se vieron obligados a modificar (“If you cum in my sheets, I’mma pump and repeat, now let me love ya”). Los canadienses aún han tenido tiempo de presentar un cuarto adelanto, una incitación al baile titulada ‘Hot Heater’ que es puro groove y nos deja a las puertas del motel donde aguarda Bobby ultimando la gran inauguración del día 26 de junio, fecha en la que Pottery cortarán la cinta con su esperado álbum de debut.

Publicidad
Publicidad