04/05/2020

Conozcan a la banda de Chicago liderada por Lili Trifilio, que publicó en febrero su disco debut en largo, Honeymoon.

Cuenta Lili Trifilio, cantante y compositora de Beach Bunny, que puedes escuchar Honeymoon de principio a fin si lo que buscas es un final feliz o en orden inverso para obtener un desenlace amargo. Una especie de elige tu propia aventura sentimental que da igual cómo empiece o cómo acabe porque de todas formas resulta una historia entrañablemente familiar. Esa cercanía abrumadora acaba por erigirse como una de las mayores virtudes de su debut en largo y una de las claves que explican el éxito de Lili y compañía. Convertida en referente para toda una generación tras el boom de ‘Prom Queen’ en TikTok, aquel fenómeno fue la constatación de que Beach Bunny era una banda destinada a significar mucho para multitud de gente.

Así fue como llegó al gran público lo que empezó en la habitación de Lili siendo un proyecto parco en recursos. Bedroom pop no tanto por vocación sino por falta de medios, como en tantas otras ocasiones. Buena prueba de ello es que ‘6 Weeks’, incluida en su primerísimo EP de 2015, Animalism, sería regrabada tres años más tarde para lucir musculosa en el trabajo que también incluía ‘Prom Queen’. Entre medias, otras dos entregas. La primera de ellas, Pool Party, aún es de marcado carácter maquetero. En Crybaby, que llegó en 2017, se intuye por primera vez la banda que son ahora Beach Bunny. Ganan en robustez y contundencia ya como cuarteto, completando la formación Matt Henkels a la guitarra, Jon Alvarado a la batería y Aidan Cada al bajo (Anthony Vaccaro, bajista actual, se incorporaría más adelante). Crybaby se abre con una canción titulada ‘February’, que junto a ‘July’ y ‘April’ de otros trabajos conforma un curioso trío de canciones con nombre de mes. Por mucho que Trifilio asegure que no se trata de algo intencionado, va camino del running gag.

Lo siguiente que supimos de Beach Bunny fue ‘Sports’, un certero single que, además de ser lo primero que publicaron en el prestigioso sello neoyorquino Mom + Pop, es una canción que por su puntería melódica e irresistible estribillo bien podría estar incluida en su primer largo, Honeymoon. Ya más avanzado 2018 llegaría Prom Queen, el EP que propulsó su carrera gracias al mencionado éxito del corte titular. Se trata de una canción de pop de guitarras en la que una chica expone sus problemas a la hora de aceptarse como es, su difícil encaje en la sociedad y cómo se ve ella en relación al resto del mundo. No cuesta entender por qué conectó tan bien con esa generación de tiktokers que elevaron a varias decenas de millones el contador de reproducciones de ‘Prom Queen’.

Y así hasta el pasado 14 de febrero, fecha en la que Honeymoon llegaba a las tiendas. Esta colección de canciones fue escrita mayormente en 2018 y grabada a lo largo de 2019 en los míticos estudios Electrical Audio que Steve Albini tiene en Chicago. Un periodo de tiempo repleto de cambios vitales y una ruptura, experiencias que moldearon un relato plagado de dudas e inseguridad narrado aquí a bocajarro. Pop de guitarras facturado con la efervescencia propia de los veintipocos y la urgencia del que primero dispara y después pregunta. Lili Trifilio, que es de gatillo fácil, firma unos textos que son todo drama y agitación. En los primeros cortes planea la sombra de una relación previa (‘Promises’, ‘April’), mientras que las dudas son una constante a lo largo de todo el tracklist (‘Cuffing Season’, ‘Rearview’). ‘Ms. California’, pieza central en la que Lili  exterioriza sus celos, nos deja uno de los estribillos más demoledores de todo su repertorio. ‘Colorblind’ pone la nota amarga y ‘Racetrack’, una canción con sabor a derrota, es la única del lote en la que Beach Bunny se desmarcan del prototipo que tan bien les funciona. Y para rematar este breve ejercicio de apenas 25 minutos, ‘Dream Boy’ anticipa el prometido final feliz que llega con la azucarada ‘Cloud 9’.

Publicidad
Publicidad