29/04/2020

El plan de desescalada presentado por el Gobierno se divide en cuatro fases en las que las tiendas de discos, salas de conciertos y espectáculos al aire libre ampliarán sus aforos de forma gradual y con estrictas restricciones de seguridad.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avanzó ayer un plan de desescalada por provincias en España que, dividido en cuatro fases, se irá desplegando de forma gradual y asimétrica en función de la situación sanitaria y epidemiológica de cada zona concreta. ¿Cómo será, pues, la desescalada en cuanto al consumo cultural, las actividades culturales y, más específicamente, la música en directo? Por lo que sabemos ahora, actualmente nos encontramos en la fase 0 y, en la mayoría del Estado (a excepción de algunas islas), entraremos en la fase 1 el día 11 de mayo. Cada fase de esta desescalada durará 15 días hasta llegar, si se dan las condiciones óptimas, a una «nueva normalidad» (que no, no es el lema de la anterior edición del Primavera Sound) el próximo 22 de junio. A continuación intentaremos resumir en qué consistirá y qué implicará cada una de las fases para el mundo de la cultura y el sector musical.

Fase 1

Será en la fase 1, del 11 al 24 de mayo, cuando podrá abrir el «pequeño comercio con condiciones estrictas de seguridad», es decir, establecimientos entre los que se incluyen las tiendas de discos (no así la música que se vende en centros comerciales, que permanecerán cerrados) pero también librerías. Eso sí, deberán hacerlo reduciendo el aforo a un 30% y con una distancia mínima de dos metros entre los clientes (cuando esto no sea posible, solo un cliente a la vez podrá acceder a este tipo de locales). Además, también reabrirán los mercados al aire libre manteniendo distancias de seguridad. Respecto a la música en directo, esta fase permitirá actos y espectáculos culturales de menos de 30 personas en espacios cerrados siempre que el aforo ocupado no supere un tercio del total, así como actos y espectáculos culturales al aire libre para menos de 200 personas, siempre con el público sentado y manteniendo, también, la distancia de dos metros. En esta fase 1 también abrirán bibliotecas, museos y otros equipamientos culturales, siempre con estrictas restricciones de aforo y distancia y sin la posibilidad de celebrar actos culturales en ellos. Además, se podrán realizar rodajes audiovisuales.

Fase 2

De forma óptima, la fase 2 se desarrollará en la mayoría de provincias del 25 de mayo al 8 de junio, y permitirá a los pequeños comercios ampliar su aforo hasta el 40%, así como también reabrirán con restricciones los centros comerciales. Será en este momento cuando reabrirán teatros, cines, auditorios y espacios similares, en los que el aforo estará reducido a un tercio y el público deberá estar siempre sentado. Evitando aglomeraciones, en esta fase también reabrirán las salas de exposiciones y conferencias, así como se permitirán los actos y espectáculos culturales de menos de 50 personas en espacios cerrados siempre y cuando solo permitan ocupar un tercio de su aforo. Además, se podrán celebrar actos y espectáculos culturales al aire libre para menos e 400 personas, de nuevo con el público sentado y manteniendo la distancia de seguridad. Todo ello dependerá, recordemos, de cada zona concreta, ya que puede ser que ciudades como Barcelona y Madrid entren en la fase 2 más tarde que otras por la situación sanitaria y epidemiológica.

Fase 3

La tercera fase del plan de desescalada, en el mejor de los casos, se producirá del 8 al 22 de junio, cuando previsiblemente se podría alcanzar la «nueva normalidad». Será en este período cuando el pequeño comercio pueda ampliar su aforo al 50% manteniendo la distancia de seguridad de dos metros, mientras que las actividades que hasta la fase 2 solo podían ocupar un tercio de su aforo podrán ampliarlo al 50%. En este momento, las salas de artes escénicas y musicales, entre las que se incluyen todas las salas que habitualmente programan conciertos, podrán acoger actividades con una limitación de aforo a un tercio de sus respectivos locales. Se permitirán entonces actos y espectáculos culturales al aire libre para menos de 800 personas con el público sentado y manteniendo la distancia de seguridad anteriormente mencionada.

Hasta el momento, todavía no se ha especificado cuándo podrán realizarse eventos culturales para más de 800 personas al aire libre, ni cuándo estos podrán realizarse sin necesidad de asientos. Tampoco sabemos cuándo podrán las salas de conciertos (junto a otros equipamientos culturales como cines y teatros) reanudar sus actividades culturales para más de un 50% de su aforo. Además, el avance del plan para la desescalada tampoco deja claro cuántos artistas podrán compartir escenario al mismo tiempo y con qué distancia de seguridad entre ellos deberán hacerlo. Tampoco podemos vislumbrar, por ahora, cuándo se permitirá la celebración de grandes festivales, ya que de momento, de producirse la desescalada sin retrasos ocasionados por la situación sanitaria y epidemiológica concreta de cada zona, la máxima capacidad de los espectáculos al aire libre está limitada a las 800 personas sentadas hasta el 22 de junio. ¿Qué nos deparará, pasada esa fecha, la «nueva normalidad»?

Publicidad
Publicidad