27/04/2020

El dúo boricua está a punto de publicar su primer álbum, cuyos dos singles apuntan a su salto definitivo.

Encerrar musicalmente a Puerto Rico dentro de los límites del reggaeton seguramente sea perdernos gran parte de la fotografía de la isla. El éxito de Bad Bunny o Anuel AA acapara focos, pero la banda sonora del Puerto Rico de hoy se entiende también a partir de otros proyectos. Algunos, incluso, surgidos desde el exilio, caso de Buscabulla. Tras ese alias se esconden Raquel Berrios y Luis Alfredo Del Valle, dos boricuas que se conocieron en Nueva York. La música que llevan publicando juntos desde que en 2014 lanzaran su primer EP seguramente no pueda ser etiquetada como reggaeton, pero está definitivamente ligada a sus raíces caribeñas.

Ese primer EP, titulado también Buscabulla, llegó tras ganar un concurso promovido por Converse cuyo premio daba la posibilidad de grabar en un estudio bajo la supervisión a la producción de Dev Hynes aka Blood Orange. Después llegaría un segundo EP de cuatro canciones en 2017, poco antes de que el dúo volviera a su Puerto Rico natal tras los huracanes Irma y María. Mientras muchos compatriotas abandonaban la isla, ellos regresaban.

La vuelta a las raíces se nota en los dos singles de adelanto de Regresa, el álbum de debut que están a punto de publicar. ‘Vámono‘ y ‘NTE‘, dos canciones de groove desbordante, imaginan un nuevo folklore boricua incluso a nivel visual: el videoclip de ‘Vámono‘, rodado en parte en el cementerio en el que están enterradas la abuela y la bisabuela de Berrios, está lleno de referencias al carnaval portorriqueño. En su estreno largo, que se pondrá a la venta el próximo 8 de mayo, estarán acompañados por Helado Negro, con el que ya colaboraron durante su estancia en Nueva York, y Patrick Wimberly, excomponente de Chairlift que ha participado en la producción y mezcla de un disco que debería hacer que el mundo se asomara a las canciones de Buscabulla justo cuando ellos han vuelto a casa.

Publicidad
Publicidad