03/04/2020

Uno de los nombres nuevos más interesantes del panorama nacional estrena nuevo single: 'don't spill it'. Charlamos brevemente con él.

Echar mano de redes sociales no es solo la forma más directa para comunicarnos con el mundo ahora mismo: también puede ser la única. mori invitó ayer a las más de 7000 personas que le siguen ya en su cuenta de Instagram a que le lanzaran una pregunta. «¿En qué género clasificarías tu música? ¿Bedroom pop?», preguntó alguien. «A falta de un término mejor, yes», respondió él. Dado el contexto, con gran parte de la población mundial metida en su cuarto, el término quizá sea más apropiado que nunca. Las canciones que Martín (ceutí de 19 años ahora asentado en Madrid) firma como mori viven ahora en un círculo: nacen en una habitación y se escuchan en otra.

«Siempre he hecho mi música en casa. No creo que haya un contexto ideal para escucharla, pero sí es cierto que lo que he sacado hasta ahora es bastante íntimo y seguramente pegue más escucharlo en casa. Creo que la última canción que saqué, ‘todo lo hago cuando no estás’, es perfecta para escucharla en la cama si estás lejos de la persona a la que amas en este momento. El contexto ideal lo pone quien lo escucha, pero ahí va una idea», nos cuenta mori vía WhatsApp. Hace un mes estrenaba ‘todo lo que hago cuando no estás‘; hoy publica ‘don’t spill it‘, quinto tema de una discografía siempre escrita en minúsculas. Tiene sentido: las mayúsculas no parecen encajar con una propuesta que suena pequeñita e íntima como la suya, al menos de momento. «Cómo suena mi música ahora depende en gran parte de los medios y la técnica que tengo. Me gusta pensar que en el futuro sonarán con la complejidad y atención de grupos como Massive Attack o Blood Orange. Soñar es gratis», explica en un mensaje que originalmente también llega en minúsculas.

Colgó su primera canción en Spotify, ‘q no‘, hace justo un año porque a sus amigos «les daba pereza meterse en SoundCloud para escucharla». Doce meses después, el proceso ha cambiado un poco. «Ahora todo es mucho más organizado. Sin ir más lejos, mis canciones ahora salen mezcladas. Sacar una canción ya no solo depende de mí. Por suerte tengo un mánager que me ayuda y me gestiona casi todo como un padre. Un besito para Manu :)».

Una cuarentena, pasar más horas que nunca en casa, parece el momento ideal para que la banda sonora de mori crezca, pero él, como todos, todavía está acostumbrándose al nuevo escenario. «De momento no me ha salido, tampoco quiero forzar el proceso creativo. Aún así, me he propuesto empezar una rutina productiva porque siento que pierdo demasiado el tiempo. No tiene por qué ser música lo que haga. Creo que necesito sentir que estoy haciendo algo para sentirme mejor conmigo mismo».

Publicidad
Publicidad