16/02/2020

¿Es su tema de retorno la mejor canción del grupo en más de una década?

Nos hemos descongelado”, admitía Julian Casablancas durante su concierto de fin de año en Nueva York. “Los 2010s, o como sea que se llamen, nos los quitamos de encima, pero hemos vuelto”. Es así: los datos dicen que The Strokes publicaron su último EP, Future Present Past, en 2016; que en 2013 sacaron el disco Comedown Machine; y que en 2011 publicaron su cuarto álbum, Angles. Pero en muchos de estos momentos, el grupo de Casablancas parecía adormecido, con el piloto automático, más concentrado en proyectos paralelos (Casablancas con The Voidz, Albert Hammond Jr. en solitario, Fabrizio Moretti con Little Joy, Nikolai Fraiture con Summer Moon…) que en tratar de recuperar esa relevancia que se ganaron a pulso en la primera década de los 2000.

At The Door’, el primer single del sexto disco de The Strokes, podría ser la canción del despertar. The New Abnormal, que es como se llamará el disco que saldrá el 10 de abril y que presentarán en el Primavera Sound Barcelona 2020, llegará siete años después del anterior y supondrá una cierta liberación para el grupo, porque será el primer disco en publicarse una vez concluido el primer contrato del grupo con el sello RCA Records de Sony, que firmaron en 2001 y comprendía cinco discos. Siguen con RCA, pero las condiciones seguramente sea distintas y The Strokes ahora mismo parecen en ese punto en el que solo harán un disco (y una gira) si realmente les apetece.

De ahí que ‘At The Door’ suene como un reconfortante soplo de aire fresco en el sonido del grupo. Presentada como primer single de su nuevo disco cuando en realidad se trata de un anti-single, de cinco minutos de duración, sin apenas guitarras eléctricas más allá y ni siquiera batería, misteriosamente conserva el potencial melódico de cualquiera de sus hits. Con un sonido extrañamente majestuoso a la par que minimalista (seguramente la producción de Rick Rubin ha tenido algo que ver), con ‘At The Door’ dejan de intentar sonar como siempre han sonado para llamar a la puerta (je) de lo que está por llegar. Los sintetizadores y teclados cobran aquí el protagonismo, construyendo una atmósfera entre tenebrosa y celestial dependiendo del momento.

Seguramente en otra etapa del grupo esto que hemos escuchado sería una demo de Casablancas que luego el grupo vestiría con sus trajes habituales, como sucedió con ‘You Only Live Once’ y su preciosa maqueta ‘I’ll Try Anything Once’ rescatada por Sofia Coppola para su película Somewhere. Pero esta vez no, esta vez la canción se ha quedado como lo que es, un experimento delicado, que recuerda a ‘Human Sadness’ del propio Casablancas con The Voidz sin el descontrol, y que opta por la retro-nostalgia de Daft Punk (¿es solo por el videoclip que la canción me remite a ‘Digital Love’ del dúo francés?) jugando en todo momento con la expectativa del oyente de que la canción explotara en algún momento. Pero no, no lo hace. Y, mientras tanto y por primera vez en años, Casablancas canta como si realmente le importara algo, como si en vez de una ruptura estuviera hablando sobre su propia aceptación del paso del tiempo: «I can’t escape it / I’m never gonna make it out of this in time / I guess that’s just fine«, arranca el tema. Desplegada sin prisas a lo largo de cinco minutos y sin estructura clara a primera vista, podemos estar hablando de la canción más inspirada de The Strokes en años, puede que incluso en toda una década.

Todo apunta, claro, a que este sonido tampoco será determinante en The New Abnormal. Lo más probable es que The Strokes hayan optado por su corte más desconcertante a la hora de presentarlo, por aquello de generar sorpresa y algo de confusión. Pero sí que se intuye esa apuesta por las atmósferas chromaticanas en ‘Ode to the Mets’, una de las nuevas canciones que han venido tocando en directo en los últimos meses, mientras que en las otras dos, ‘The Adults Are Talking’ y ‘Bad Decisions’, apuntan a seguir estirando ese sonido característico que les ha convertido en un grupo ya generacional pero con una renovada efectividad. En menos de dos meses veremos si The Strokes finalmente se han descongelado de verdad, pero de momento y contra todo pronóstico, resulta muy emocionante que llamen a nuestra puerta.

‘The Adults Are Talking’

‘Ode To The Mets’

‘Bad Decisions’

Publicidad
Publicidad