12/02/2020

Matt Healy adquiere el compromiso con la equidad de género en respuesta a la periodista Laura Snapes: "Así es como los artistas masculinos pueden ser verdaderos aliados".

Valiente compromiso el que adquieren hoy The 1975, la banda británica liderada por Matt Healy. Después de criticar los carteles prominentemente masculinos de importantes festivales ingleses como el Reading y Leeds 2020, el frontman del grupo aceptaba en Twitter la sugerencia de la periodista musical Laura Snapes de «añadir una condición a su rider que diga que solo tocarán en festivales que se comprometen a programar un X% (¡idealmente un 50%!) de formaciones que incluyan a mujeres y artistas no binarios». La respuesta de Healy a Snapes ha sido contundente: «Tómalo como si firmara este contrato: ya he aceptado tocar en algunos festivales que pueden no cumplir con esto y nunca decepcionaría a los fans que ya tienen abonos. Pero a partir de ahora lo haré, y creo que así es como los artistas masculinos pueden ser verdaderos aliados».

Posteriormente, en conversación con los periodistas Ben Beaumont-Thomas y la propia Snapes en The Guardian, Healy ha justificado su decisión «porque las personas que acuden a los festivales se sienten más incluidas y más representadas. Es tan simple como eso». Además, ha asegurado que le gustaría ver a otros artistas masculinos tomar medidas similares para garantizar la representación equitativa de músicos mujeres, no binarios y trans: «Cuando se trata de grandes problemas sociopolíticos y los gobiernos están involucrados, a veces se puede ignorar la acción o la protesta. Pero cuando se trata de la industria de la música, podemos cambiar eso. No es una pesadilla geopolítica: es la industria de la música, y es algo que si nos unimos podemos solucionar”. De hecho, así lo demostró el año pasado el Primavera Sound 2019 con el primer cartel de un gran festival completamente paritario –programó a más de un 50% de mujeres y artistas no binarios–, objetivo que este 2020 vuelve a cumplir.

 

 

Publicidad
Publicidad