07/02/2020

La nueva canción del músico y productor británico es una emotiva pieza compuesta con lo mínimo: piano y violín.

Jon Hopkins tardó cinco años en dar continuación a su tercer álbum, Immunity (2013), con el maravilloso y abismal Singularity, que como su predecesor culminó 2018 entre nuestros discos favoritos del año. Debido a que en base a sus tempos intuimos que el próximo capítulo largo del productor y músico británico todavía tardará en llegar (aunque quién sabe), hoy recibimos con suma alegría la llegada de su nueva canción, ‘Scene Suspended‘, después de que a finales de 2019 entregara ‘Luminous Spaces‘, una resplandeciente colaboración con la cantante y productora galesa Kelly Lee Owens que también recuperamos en esta publicación.

Pero que nadie espere esta vez una densa incursión electrónica. «Los cortes principales en ‘Singularity’ se edificaron con cientos de capas y procesos, y tardó casi dos años en construirse. Después de aquello, he estado ansiando un regreso a la simplicidad, al sonido acústico y al instrumento que crecí tocando. Para expresar temas similares pero usar lo mínimo para lograrlo, las únicas fuentes de sonido en ‘Scene Suspended’ son un piano y un violín», ha explicado Hopkins sobre un tema nocturno y nostálgico que, según parece, recientemente interpretó en directo en el Sydney Opera House.

Hopkins actuará en el Paraíso 2020, los días 12 y 13 de junio en Madrid.

Publicidad
Publicidad