06/11/2019

El artista murciano da un volantazo hacia la primera línea del R&B electrónico patrio en el tema que cierra Halleywood, su LP debut influenciado por James Blake y The Weeknd.

El murciano Miguel Peña, más conocido como Halley, describe su disco de debut, Halleywood, como «un recorrido por las diferentes manifestaciones del amor». Después de un puñado de EPs y colaboraciones con artistas como Oddliquor, este primer álbum culmina lo que ya auguraban sencillos como ‘TLC‘, ‘Convertible‘, ‘Pink Teeth‘ y ‘Bellucci‘: el discurso sonoro de Halley se sitúa a la cabeza de una nueva vanguardia pop y R&B en España –de hecho, casi ni sorprende que cuente con el beneplácito de artistas de la talla de Reels B, C. Tangana o Rosalía–, con una proyección que más pronto que tarde debería expandirse a nivel internacional. Los 10 cortes del LP evidencian como el cantante y productor, de la mano del catalán Sr. Chen (Martí Mora), ha ido refinando su estilo con la vista puesta en referencias como la electrónica de James Blake y, sobre todo, el R&B del primer The Weeknd. Un mes después de la publicación del álbum, tenemos el placer de estrenar su nuevo videoclip para ‘Powermove‘, el tema que lo cierra.

«Tras el rodaje del clip de ‘Pure’ [su anterior single], teníamos un montón de equipo a nuestra disposición y decidimos no dormir para grabar otra pieza. Fuimos a improvisar con el coche metiéndonos de noche por calles con luz artificial y con Halley al volante. Es una pieza completamente improvisada, una vorágine de movimiento y luz surrealista, fruto del engorile y de la energía que se creó ese día. Nos inspiramos en el anime para la fotografía y el vestuario», explica Carles F. Galí, director del adrenalínico visual. «Love is my powermove, you gotta find yours», susurra Halley en el que seguramente es el corte más expansivo y experimental del disco y, al mismo tiempo, su volantazo definitivo hacia la primera línea del R&B electrónico patrio.

Publicidad

Foto. Sergio Boado   Videoclips
Publicidad