21/06/2019

Isabel Fernández Reviriego nos desvela los entresijos tras un cuarto disco que hoy presenta en directo en la Fabra i Coats de Barcelona con motivo del Día de la Música.

Quizá Isabel Fernández Reviriego ya no es de Bilbao, ni de Madrid, ni de Vigo. Es un poco de todas partes, como su pop impresionista, ensoñador y escurridizo como una mantarraya. De este animal marino y el consejo de su padre para escapar de las medusas, o de otras amenazas que surgen a lo largo de la vida, nace el título de su último disco Juramento Mantarraya, en el que la ex-Charades sigue construyendo un baluarte de libertad e independencia en el panorama nacional desde una necesidad cada vez mayor de ser dueña de su tiempo. De hecho, en este cuarto álbum que vuelve a coeditar con La Castanya y el estadounidense K Records (sello de Calvin Johnson y casa de artistas como Beck, Modest Mouse o Built to Spill) hay una crítica a la sociedad moderna materialista y mecanizada, así como a la idea que esta concibe del éxito o el fracaso. Pero ella, entre bandas sonoras para videojuegos y dibujos animados, entre influencias como Shabazz Palaces y Alice Coltrane, poemas de José Val del Omar y ensayos de Henry David Thoreau, encuentra un sendero de prueba y error, de reivindicar el proceso, y de hacer que afloren preciosas melodías entre los sintetizadores y su cacharrería de sonidos orquestales y abstractos.

De este disco nos habla en primera persona la propia Aries, quien esta misma tarde a partir de las 19h actuará en la Fabra i Coats de Barcelona con motivo del Día de la Música (entrada gratuita). Además, también podremos deleitarnos con su directo en julio en el VIDA 2019 y, tras su gira norteamericana, en el Primavera Weekender 2019 de Benidorm en otoño.

1. ‘Juramento Mantarraya’

Lanzo una flecha al tiempo”. La gestión del tiempo es una constante en mis letras desde hace muchos años, ¡me preocupa mazo! No me refiero al paso del tiempo sino a gestionar nuestro propio tiempo y liberarnos del tiempo alienado. La canción también habla de guardar y celebrar los momentos que he pasado con las personas que quiero, especialmente mi padre. El estribillo es un homenaje a la Motown, uno de mis sellos favoritos. Así, metí todos esos violines y coros uplifting. Y, en la letra, me imagino subida a un tejado cantando “na na na” con todo mi corazón, jeje.

2. ‘Un Gran Puente’

Me gusta que la intro y outro están hechas con mi guitarra española. El trabajo de sintes es mi favorito de todo el disco. En los cambios metí esos sonidos dub como acuáticos; soy muy fan del dub y de Scientist. Confieso que este tema empezó siendo una canción dedicada a uno de mis perros, a Chicho (risas), porque caminando a su lado siento que construimos un gran puente de confianza y amor. Pero acabó derivando en esto: habla de construir y confiar, de hacer cosas consistentes con otra persona. Y también sobre el aquí y ahora.

3. ‘La Mejor Sensación’

Los sonidos están inspirados en Alice Coltrane, por eso hay harpas y moogs que parecen pequeñas orquestaciones. Los ritmos son rollo soul popero y free jazz. A algunas personas les agobia tanto ritmo roto y golpes… pero a mí me encanta. Cada vez soporto menos los ritmos lineales. Esta canción trata de la acción directa y la experiencia real. Contiene frases que celebran cosas buenas que vivir: “Como un día de sol entero, sin principio y sin final / Como un viaje en el tiempo zambullidos en medio del mar / Como un descubrimiento / Como un baile que surge sin más / Como un templo longevo / Como un verano sin miedo / Como cuando nos vemos de nuevo y estamos bien aunque todo esté mal”.

4. ‘Error Perpetuo’

Esta letra está inspirada en un poema de Val del Omar y celebra la belleza del error. Esta sociedad en la que vivimos castiga el error y el “fracaso”: hay que petarlo muchísimo o, si no, eres una basurita. Yo creo que el error es una parte humana esencial y parte del viaje. Tampoco comparto esa concepción del “éxito”. La astróloga que se escucha al final es Pat Tarot Consciente, mi astróloga favorita. Puedes seguirla en su canal de YouTube.

5. ‘Dolce Far Niente’

Con los sintes y ritmos de esta canción las pasé canutas hasta encontrar lo que tenía en la cabeza. Quería sintes muy brutos, rítmicos y un poco feos para las estrofas y sintes bellos para los estribillos. Pero que no sonasen a fantasía, que fuesen bien abstractos. En cuanto a la letra está inspirada en este fragmento de Thoreau que dice “Si un hombre camina en el bosque por el puro placer de hacerlo durante la mitad del día, corre el riesgo de que lo etiqueten como perezoso, pero si pasa todo el día especulando para cortar ese bosque y huir de la tierra, será considerado un ciudadano trabajador, un emprendedor”. No hacer nada se ha convertido en algo subversivo hoy en día.

6. ‘Space Cake’

El sinte principal es un buchla arpegiando. Los ritmos son sencillos, en plan primitivos. La idea me vino estando de gira en EE. UU., cuando mis amigos me dieron un space cake mientras dábamos unos paseos y visitábamos sitios. Les escuchaba hablar, veía los paisajes y un montón de pensamientos vinieron a mi cabeza. Habla de repensar y re-aprender, de la voluntad de entendimiento, es una declaración de amor…. ¡Es bastante jipi! Pero así lo siento.

7. ‘Un Día Cualquiera’

De nuevo, hice muchos arreglos con violines. Me encantaría poder trabajar con un arreglista como Van Dyke Parks o Rogerio Duprat. Que me orquestasen un disco entero, sería un sueño. A los violines añadí sonidos más ariscos e indefinidos. La canción habla de cuando visito a mis amigos o ellos me visitan a mí. Al final del tema puedes escuchar muchos de sus mensajes de wassup. No les dije nada y lo metí en el disco, me podrían denunciar si quisiesen (risas). La letra dice “Te voy a visitar un día cualquiera, tu compañía me hace ver con claridad y sentimos el tiempo latir cuando pisamos el suelo”.

8. ‘El Camino’

Es la primera canción que empecé a componer para este disco. Los sintes son casi todos del Digitone. Este sinte lo llevo en directo; me encantan los sintes buenos y pequeñitos para ir de gira. También lo utilizo para sacar midis del MPC. Esta canción habla de hacer tu propio camino. Es una oda al proceso de las cosas: el proceso para mí es lo mejor. Todo el camino que recorres para hacer algo es lo más valioso y divertido, en mi opinión.

9. ‘Facts (Canción a Coki)’

Esta canción es otra oda a la amistad: está dedicada a mi amiga Coki (teclista de Charades), que es paisajista y sabe mucho de botánica y arquitectura. Por eso el guiño a las plantas que hablan: nos encanta ir a visitar jardines o sentarnos por ahí en cualquier parque. También puede ser una referencia a toda la hierba que nos hemos fumado juntas… (risas). Hay otro guiño a Val del Omar que en uno de sus poemas dice: «La palabra es opaca, el acto es luz«. Esta frase va escrita en las galletas del LP, también. Musicalmente hay mucha influencia de Alice y de Monette Sudler.

10. ‘Bahia Tristeza’

Es la última canción que hice para el disco: habla del desarraigo, por eso digo lo de “una pena universal”. Creo que es algo que le pasa a mucha gente que ha vivido en varios sitios. Yo ya no soy de Bilbao, voy allí y estoy fuerísima. Pero tampoco soy de Madrid o de Vigo. Voy dejando pedazos de mí en todos esos lugares y nunca estoy del todo en ninguno de ellos.

Publicidad
Publicidad