31/05/2019

El nuevo pop triunfa en la primera jornada principal del festival.

Era su día. Aunque ninguna de las tres actuó en los escenarios principales, la jornada del jueves del Primavera Sound 2019 vio la consagración de tres nombres que definen el nuevo pop del siglo XXI, casi en orden, juntas y revueltas y simbolizando la gran carga del lema The New Normal de este año. La primera en subir al escenario fue Christine and the Queens, que deslumbró a los despistados que no la tuvieran en el radar con un espectáculo muy teatral y enfocado hacia el baile y la intensidad física. Si a alguien no le convencía su Chris, como mínimo debería reconocer que la puesta en escena de la francesa es incontestable.

Unas horas después, en el mismo escenario Primavera, Charli XCX salió a arrollar. Ella sola se bastó y se sobró en el escenario para levantar un público que llegó con ganas de ese pop vitaminado que la británica dispara tan bien, y de la mano de hits como ‘Blame It On Your Love‘, las divertidísimas ‘Boys‘ y ‘1999‘, la flamante ‘Spicy‘ en la que samplea las Spice Girls o esa ‘I Love It‘ de Icona Pop no hubo instante de respiro. De regalo, una sorpresa en forma de nueva canción (llamada ‘Gone‘) en la que apareció a mitad de tema nada menos que Christine and the Queens para firmar un duelo interpretativo memorable.

 

A altas horas de la madrugada, FKA twigs regresó al festival convertida en un auténtico animal escénico, con un show en el que las coreografías tuvieron tanta importancia como su impecable falsete celestial. Hierática, por momentos robótica, tenía preparado un estilismo y un atrezzo distinto para casi cada tema, con momentos destacados como un baile en el que blandía una espada, una impresionante demostración de pole dance o el apoteósico final, en el que conmovió con su más desnudo nuevo single, ‘Cellophane‘.
Publicidad

Foto. Sergio Albert (FKA twigs), Christian Bertrand (Charli XCX), Sharon López (Christine and the Queens)   Festivales
Publicidad