15/05/2019

Apostamos por 20 artistas internacionales de la letra pequeña del cartel llamados a despuntar en el festival barcelonés.

A falta de menos de dos semanas para que el Primavera Sound 2019 arranque con su decimonovena edición, que inundará Barcelona de centenares de actuaciones en directo desde el lunes 27 de mayo hasta el domingo 2 de junio (sin contar la programación previa gratuita), con tres jornadas centrales en el Parc del Fòrum entre el jueves 30 de mayo y el sábado 1 de junio, procedemos a desgranar como cada año, ahora que los horarios ya están disponibles al completo, nuestra personal selección de joyas por las que vale la pena apostar. Buceando entre la letra mediana y pequeña del cartel de este año, el más ecléctico, atrevido y diverso en la historia del festival, nuestra redacción ha escogido a aquellos artistas internacionales cuyas propuestas seguro que sorprenderán encima de los escenarios, apostando por 20 nuevas (o no tanto) promesas internacionales que ampliaremos en los próximos días con nuestra selección nacional.

070 Shake

Cuándo: Jueves 30 de mayo a las 00:35h
Dónde: Pitchfork
Incompatible con: Erykah Badu, Dirty Projectors, Demdike Stare y SOPHIE

Lo cierto es que el tiempo va tan rápido y los titulares gustan tanto que, volver a mencionar que 070 Shake tiene el beneplácito de Kanye West (en forma de cobijo en su sello y en colaboraciones en su último disco) suena a viejo y a simple. Pero ahí queda por si alguien necesita de eso para convencer a su crew para ir a verla. A parte de eso, y en lo importante, entre los cartuchos de Danielle Balbuena hay mucho de lírica millennial-Gen Z, con esa nueva etapa de mostrar inseguridades y verdades tras los likes y los stories: ‘I Laugh When I’m With Friends But Sad When I’m Alone‘, de su primer EP, ya muestra que lo suyo, a pesar de la juventud de la artista, es serio y traspasa etapas. La madurez con la que afronta los mental disorders, el caos de las emociones y la producción de sus temas en esta corta carrera bien la hacen merecedora de todo el hype con el que convive. Más de esta primera etapa: ‘Honey‘, de 2016, con aires del rap francés de periferia, o la sentida y más melódica ‘Accusations‘, en la que de nuevo ofrece mucho más que trucos en Auto-Tune y producción cargada de bajos; aquí hay un discurso más emparejado a la realidad de su generación que a los grandes nombres del urban tocados por el talento y el estilo de vida que les brinda el éxito. Pies en el suelo, canción a canción, y con proyección al infinito. Aún sin fecha para el disco largo, en este 2019 la munición no ha cesado y con ‘Morrow‘ se ha sumado (a su manera) a las guitarras, mientras que con ‘Nice to Have‘ nos ha dejado una maravilla en clave sad antes de que estalle la burbuja. El alcance aún no es el mismo, pero si el pop tiene a Billie Eilish, puede que el hip hop tenga a bien a dejarse llevar por la batalla de 070 Shake. Oportunidad de oro en este Primavera Sound. (Jordi Isern)

Aïsha Devi

Cuándo: Sábado 1 de junio a las 01:45 h
Dónde: Ray-Ban Studios
Incompatible con: James Blake, Stereolab, Danny L Harle y Little Simz

La de Aïsha Devi no es una tormenta cualquiera. Es el tipo de lluvia que duele: no moja, lacera. Su techno robusto, modelado a base de sintes que destellan, contamina a propios y extraños. A su escenario no se va a picotear. La artista suiza, que puso en marcha mil y una aventuras hasta acabar firmando con su nombre (en su día incluso coló una producción en el sello Border Community de James Holden), ha destinado su carrera a sumar adeptos del IDM –impacto buscado– pero también de la electrónica más sensitiva y atenta a la tonalidad; ella misma confiesa que la espiritualidad es su inspiración. En sus sets inicia viajes mántricos, vestidos con marcianos audiovisuales, como pudimos ver en su gira Of Matter and Spirit (2015) en el Rencontres Transmusicales de Rennes (Francia). Lo suyo es energía contrasistema. Devi se ha erigido, junto a Fatima Al Qadiri, de la que disfrutamos en la pasada edición de Sónar, en una de las mujeres llamadas a marcar época en la electrónica contemporánea. Su último álbum, el infeccioso DNA Feelings (2018), da buena cuenta de ello. Ya hace algunas ediciones que el agua no se prodiga por la explanada del Fórum, va siendo hora que nos mojemos. Aun a riesgo de perder la salud. (Yeray S. Iborra)

Alice Phoebe Lou

Cuándo: Jueves 30 de mayo a las 17:20h
Dónde: Primavera
Incompatible con: Julien Baker, Mow, Odina y Elena Setién

Para Alice Phoebe Lou todo empezó en las calles de París y Ámsterdam, donde con tan solo 16 años decidió empezar a tocar de forma ambulante para así poder ir forjando poco a poco su camino en la música. Una propuesta que llegó a su madurez cuando se fue a vivir a Berlín, lugar donde asentó las bases de su carrera y decidió grabar Orbit (2016), su primer álbum de estudio. Por aquel entonces, la cantautora de origen sudamericano ya dejó bien claro que su música era especial. O quizás la palabra más correcta sería ‘hipnótica’. Porque ella es capaz de navegar entre el folk, el soul, el blues y el jazz como si nada, con una delicadeza y una calma absolutamente innata. Y todo esto, acompañado de unas harmonías vocales llenas de matices y florituras que embelesan a cualquiera que las oiga. Supongo que, por todo esto, Alice Phoebe Lou es una de las artistas más interesantes del panorama folk-jazz del momento, motivo más que suficiente para no perderse su actuación este año en el festival, donde estará presentando las canciones de su último disco, Paper Castles (2018). (Raquel Pagès)

Amyl and The Sniffers

Cuándo: Viernes 31 de mayo a las 23:30h y domingo a las 00:45h
Dónde: adidas Originals y Sala Apolo
Incompatible con: Miley Cyrus, Suede, Low y Él Mató A Un Policía Motorizado en el Parc del Fòrum o Efrim Manuel Menuck en Apolo

I’m Not A Loser’ es una premisa para aquellos que creen que revisar a los Ramones en pleno siglo XXI es una osadía. Es lo que canta Amy Taylor, a la que tecleando en internet se la puede encontrar arrastrada por algún escenario micrófono en mano. A pesar de que es la única mujer de un cuarteto formado por compañeros de piso, el sonido de Amyl and The Sniffers recuerda al de tótems del movimiento riot grrrl como Babes in Toyland. Y basta con ver su foto promocional o su vídeo más reciente para ver que es ella la que lleva los pantalones en la banda. La formación es otra de las joyas de la inagotable cantera australiana y, a pesar de sus evidentes diferencias, está muy vinculada a King Gizzard & The Lizard Wizard, de quien ha sido telonera. A la espera de su inminente largo debut, del que ya se ha extraído ‘Cup of Destiny’ y la intimidante ‘Got You’, ya hay indicios de un directo incendiario y no apto para menores angloparlantes. Hasta ahora han dejado un puñado de EPs que suenan a cerveza y pogo con algún guiño al rock primigenio como ‘Balaclava Lover Boogie’. En una edición copada por el protagonismo femenino en géneros como el rap o el trap, es posible que la auténtica chica mala del festival deambule entre guitarras. (Carlos Marlasca)

Bakar

Cuándo: Jueves 30 de mayo a las 20:15h
Dónde: Lotus
Incompatible con: Mac DeMarco, Danny Brown, Clairo, Cuco, Meuko! Meuko!, Shonen Knife, Dâm-Funk y Krystal Klear

Si algún artista encarna el espíritu aperturista detrás del batiburrillo de nombres que componen el cartel del Primavera Sound 2019, sin duda ese es el londinense Bakar. Y es que lo suyo ha sido algo así como hacer un combi con algunos elementos del indie marca british y otros del trap, mezclar elementos del grime con riffs guitarreros de corte purista, meter percusiones que se mueven entre la acidez de una caja de ritmos y la consistencia de una batería acústica, combinar en una misma canción voces que respiran del rap con disparos melódicos y acabar redondeándolo todo con una presencia vocal que tanto te suena a King Krule como al vocalista de Bloc Party. Y ello sin que se note el empaste ni los restos de silicona en las juntas; todo bien ligado para que antes de que el sol se apague durante la jornada del jueves se junten indies y swaggers frente a un mismo escenario, se den la manita y hagan las paces absorbidos por el chill y el buen rollo que reparte Bakar. (Lluc Mulet)

Beak>

Cuándo: Viernes 31 de mayo a las 19:30h
Dónde: Primavera
Incompatible con: 
Kurt Vile & The Violators, Georgia Anne Muldrow, Julia Holter y Nfx

Durante mucho tiempo hemos explicado la existencia de Beak> como ese lado oscuro, tenebroso, complejo e incluso hostil de Portishead; esa materia prima, ese lodo primigenio del que habían surgido, más limpias, las bases de la mítica formación de trip-hop de Bristol, especialmente las de Third, su entrega más sombría. Constituido precisamente en 2009, tras la última publicación de Geoff Barrow con su banda máter, el trío completado por Billy Fuller y Will Young siempre ha hecho gala de un experimetalismo poco amigo de las concesiones, dibujando incursiones por territorios donde el post-rock, el kraut y la psicodelia ambiental se imponen al caos a duras penas; lugares donde la sombra de un cuchillo a tus espaldas te acompañará de principio a fin. No obstante, dado que actualmente, tras el lanzamiento de >>> (2018), Barrow ha publicado tanto material de estudio con Portishead como con Beak>, tal vez deberíamos empezar a otorgarle verdadera entidad a los segundos, que, desde luego, al menos están más vivos que los primeros. Por si sirve de referencia, que sí que sirve, esta será la tercera vez que Beak> actúen en el Primavera Sound. Porque a genios como Geoff Barrow siempre hay que reservarles sitio en la mesa. (Pablo Luna Chao)

cupcakKe

Cuándo: Sábado 1 de junio a las 00:45 y domingo 2 de junio a las 02:00h
Dónde: Pitchfork y Sala Apolo
Incompatible con: J Balvin, Primal Scream, Forest Drive West, Tierra Whack, David August y Mozhgan en el Parc del Fòrum o Miya Folick en Apolo

Hay pocas artistas tan necesarias en el momento actual como cupcakKe, el nombre performativo de Elizabeth Eden Harris, quien con sus vibrantes y explícitas canciones nos recuerda que una mujer puede abrazar el atrevimiento y la vulnerabilidad al mismo tiempo sin que nadie tenga el más mínimo derecho a juzgarla por ello. La de Chicago dio un gran salto en popularidad en 2015 con hits virales de nombres tan libidinosos como ‘Deepthroat‘ o ‘Vagina‘, habiendo publicado desde entonces un buen número de mixtapes y álbumes con los que no solo ha demostrado que pocos la ganan a la hora de arrojar adjetivos para referirse a los genitales femeninos; también arrolla al oyente con un flowazo frenético y una presencia vocal que muchos ya han comparado con Missy Elliott o Lauryn Hill (ojito, porque ella tiene solo 21 años). Mordaz contra el racismo y férrea en su defensa del colectivo LGBT+, a principios de año nos dio un buen susto tras una nota de suicidio. Por eso habrá que cuidarla más que nunca en su show en el Primavera Sound 2019, donde teniendo en cuenta que en 2018 publicó dos discos excelentes, Ephorize (uno de nuestros favoritos de dicho año) y Eden, y que este 2019 sigue lanzado singles notables, podemos confirmar que tendrá material de sobras para poner patas arriba nuestro recato, nuestra moral, las normas del patriarcado y, en definitiva, cualquier idea preconcebida con la que nos presentemos frente a los dos escenarios donde actuará. (Max Martí)

Daymé Arocena

Cuándo: Sábado 1 de junio a las 18:20h
Dónde:
Ray-Ban
Incompatible con: Boy Pablo, Haru Nemuri, Kirara y Nosedrip

Pensar que el desembarco latino en el Primavera Sound 2019 se limita al reguetón es quedarse cortísimo. Daymé Arocena, por ejemplo, nos traerá la rumba, el mambo o el bolero de su Cuba natal para hacernos un favor: su directo nos sacará, aunque solo sea por un rato, de la cuadrícula del 4/4 en la que andamos siempre metidos como si no hubiera vida más allá. La hay, y mucha, en Cubafonía (2017), el último trabajo de una Arocena que solo tiene 27 años aunque su voz vintage, que salta del castellano al inglés sin despeinarse, pueda despistar. Por especial, por refrescante, por necesario, el suyo es un concierto con pinta de apuesta segura: muchos llegarán a ciegas, sin saber muy bien de qué va la cosa, y se irán con los oídos abiertos de par en par. (Víctor Trapero)

CHAI

Cuándo: Viernes 31 de mayo a las 21:50h 
Dónde:
 adidas Originals
Incompatible con: Janelle Monáe, Jawbreaker y Dirty Projectors

Por muchos es sabido que en Japón la palabra kawaii (algo así como «mono» o «adorable») se utiliza mucho en diferentes ámbitos y situaciones del día a día, siendo un adjetivo altamente ligado a la cultura japonesa que, entre otros, atribuye actitudes y características físicas muy concretas y estandarizadas a las mujeres japonesas. CHAI están dispuestas a desmantelar y alterar esta palabra para señalar y desafiar muchos de esos conceptos y estereotipos propios de su sociedad. El cuarteto japonés femenino se define como neo-kawaii, una reinvención del término que se han apropiado para abrazarse bajo la imperfección humana, y en sus canciones abordan temas como el empoderamiento de las mujeres (‘I’m me’, ’N.E.O.’), el vello púbico (‘Gyaranboo’) o el capitalismo en la industria de la belleza (‘Fashionista’). Activas desde el año 2012, empezaron a despuntar internacionalmente el año pasado con el relanzamiento de su disco de debut PINK y su salto a Norteamérica. Al Primavera Sound 2019 llegarán por primera vez para presentar en directo su recién estrenado segundo disco de estudio, PUNK, (Burger/Heavenly), un elepé en el que el synth-pop, el rock y el disco-punk se dan la mano a través de ritmos acelerados y caos. (Irene Méndez)

Gangsta Boo

Cuándo: Jueves 30 de mayo a las 01:15h
Dónde:
El Punto by adidas Originals
Incompatible con: Erikyah Badu, Dirty Projectors, Myrkur, The Comet Is Coming, DjRUM, IDK y SOPHIE

Sería difícil imaginar un cartel con tanta presencia femenina como el del Primavera Sound 2019 si no fuera por el trabajo de muchas artistas que, como Gangsta Boo, lucharon por demostrar que el hip hop no es solo cosa de hombres. Originaria de Memphis (Tennessee, E.E. U.U.), Lola Mitchell –conocida por sus alias Gangsta Boo o Lady Boo– es la única integrante femenina que ha pasado por el conocido grupo Three 6 Mafia, pioneros del característico sonido del Memphis rap. Con una historia similar al trap, ambos sonidos proceden de la América profunda, donde el racismo ha sido y sigue siendo una realidad, del mismo modo que la pobreza, afectando sobretodo a los afroamericanos. Fruto de ese contexto, el Southern rap se nutre de elementos crudos y sencillos, cajas de ritmos y samples melódicos hipnóticos, con un contenido lírico de batalla y muy reivindicativo. Gangsta Boo ha tenido una prolífica carrera dentro del género, aportando una visión muy real y propia del hip hop desde sus inicios a finales de los 90. Eso le ha llevado entre otras cosas a colaborar con grandísimos productores como Sinjin Hawke, con el que firmó el hit ‘Yea Hoe’ en el 2013. Programada por Yung Beef en su propio escenario, estamos ante una cita ineludible para los amantes del hip hop en el cartel de este año. (Pablo Reguilon)

Georgia Anne Muldrow

Cuándo: Viernes 31 de mayo a las 19:20h
Dónde: Pitchfork
Incompatible con: 
Kurt Vile & The Violators, Beak> y Julia Holter

Qué dificil es esto de los talentos underrated y las carreras de fondo. Algunas terminan por llegar a la meta, a otras siempre se les va poniendo un poco más díficil, y luego están las que todavía no se sabe. Allí está, en ese limbo entre alguno de estos tres posibles finales, el caso de Georgia Anne Muldrow. Con incontables discos y mixtapes desde su debut en 2006, su repaso al jazz, el hip hop, el R&B y todo lo que ahora nos invade da dos vueltas a cualquier nombre con el que nos hayamos llenado la boca en estos años. Lo que sale de dentro siempre termina por ganar a los que van a rebufo, así que más que disfrutarlo y ya está, el momento de Georgia toca valorarlo, alzarlo y regodearnos en él. Con Overload de 2018 tocaba por fin las teclas para traspasar el underground: coros bien amenizados, producción a modo de atrezo y una voz que lo riega todo de personalidad en un disco exquisito. Antes, pero, ya se la había comparado con J Dilla –por su multifacética y multitasking posición en el estudio, o con Amy Winehouse–. De talento insaciable, es muy adictivo perderse en cualquiera de sus discos y saltar de un lado a otro, del sonido “mixtape” lleno de sampleos de puro hip hop callejero a sentirse en un club de billares humeante. Qué voz, qué talento. Por cierto, si necesitan más nombres en los que aparece: Blood Orange, Madilb o Mos Def. Respeto para todos, pero ahora es el momento de ella, el momento de Georgia Anne Muldrow. (Jordi Isern)

GOTHBOICLIQUE

Cuándo: Viernes 31 de mayo a las 01:45h
Dónde:
El Punto by adidas Originals
Incompatible con: Robyn, Jungle, Flohio, Mad Miran, AJ Tracey y Overmono

El concierto de GOTHBOICLIQUE en el Primavera Sound 2019 será una rareza. Por un lado, porque rara vez giran juntos bajo ese nombre. Por el otro, porque son un colectivo mayormente desconocido, pero central en la creciente emo trap wave que está azotando la escena underground patria y más allá—miembros estrella son el difunto Lil Peep y el prolífico Fish Narc (genial productor y principal artífice del sonido de la escena). Y además, porque en el contexto de este festival representan una ironía: vienen comisariados por Yung Beef para su propio escenario –cuya mera existencia es un ultraje para los puristas de los inicios indierockeros del Primavera– pero, contra pronóstico, no son emblema de la muerte del rock en la era de “la música urbana” dominada por el perreo, sino todo lo contrario. El género del que son realeza es el mayor impulsor del revival de la guitarra eléctrica en la cultura underground. Revival traído por los chavales que, creciendo, alternaban en sus iPods los temazos de rock que les ponían sus padres con las mixtapes de rap que pirateaban de internet, a la misma vez que compartían sus dolores existenciales teenagers e intereses comunes (satanismo, face tattoos, animes, ropa skin) con extraños en chat rooms obscuros y anónimos donde importan menos los orígenes económico-sociales o étnicos. Por eso el emo trap, que tanto está pegando desde la muerte de Lil Peep, es tan catártico y variado a nivel estético. Solo hace falta buscar una foto de la GOTHBOICLIQUE para ver la liada: un asiático con pelo azul, un afroamericano con un chaleco antibalas, un redneck con bigotarro. No sabes si te van a pasar un porro, violentarte, o invitarte a cortarte las venas con ellos; seguramente hagan todo eso a la vez. GBC es así de indescifrable. Ni ellos mismos son capaces de definir cuál es la principal razón de ser del colectivo (hacen ropa, música, videoarte), ni exactamente cuántos miembros lo conforman (son hasta una docena, nosotros veremos a seis). Para muchos, GOTHBOICLIQUE es un culto en sí mismo. Seguro que valdrá la pena ver qué ambiente genera su show. (Luca Dobry)

Iglooghost

Cuándo: Viernes 31 de mayo a las 04:00h
Dónde:
Pitchfork
Incompatible con: Peggy Gou, Batu, Tim Burgess y Helena Hauff

El síndrome de Peter Pan de Seamus Malliagh es una bendición. El londinense parece haber digitalizado el mundo de Hayao Miyazaki en la computadora que le ha ayudado a superar las consecuencias de su dispraxia, una enfermedad que desencadena problemas de psicomotricidad. Es decir, los bits son más eficaces materializando la descomunal imaginación de Iglooghost que las cuerdas de una guitarra. Tras un par de EPs, publicó en 2017 su debut, Neō Wax Bloom, donde desarrolla su particular universo de dioses y seres gigantes que encuentra su simiente en la pasión del compositor por Pokemón. Es un trabajo en el que convergen Dorian Concept y Flying Lotus (quien además es el dueño de Brainfeeder, el sello en el que publica Iglooghost) y que también tiene paralelismos con el proyecto de Kode9 con el diseñador de videojuegos japonés Kōji Morimoto. Camufladas bajo una abstracción de fantasía, canciones como ‘Bug Thief’ o ‘Infinite Mind’ revelan la evidente inclinación pop de carácter colorista de un músico que renuncia a hacer desaparecer los sueños de su niñez. (Carlos Marlasca)

Midori Takada

Cuándo: Viernes 31 de mayo a las 16:00h
Dónde: Auditori Rockdelux
Incompatible con: Lucy Dacus y Xols

Hace más de 40 años que Midori Takada dio su primer concierto. Sucedió en Berlín, en el lejano 1978. Cuatro décadas de carrera musical cultivando sonidos jazzísticos combinados con ritmos provenientes de la cultura asiática y africana, del new age y del minimal japonés. Aun así, sus variadas músicas podrían haber caído en saco roto si no fuese por la labor de sabueso de los nativos digitales: Internet le dio nueva vida a su obra. Sin aquella pujanza 2.0 no se hubiese gestado la reedición de parte de su colección en el sello WRWTFWW Records. La firma suiza sacó del olvido Through The Looking Glass, original de 1981. Gracias a ello también la MKWAJU Ensemble, la banda de Takada, ganó nuevos adeptos. Hoy día, Takada está considerada una suerte de Brian Eno japonesa. Más rica incluso, con más paleta sonora. Directos como el del Primavera Sound 2019 deben alejarla de la consideración de reliquia y conectarla con nuevas generaciones (un público que ni siquiera había nacido cuando ella ya tocaba las marimbas con tino). Su electrónica naturalista, emocionante y fina, goza de sensibilidad como para que se obre el traspaso. Devoren Le Renard Bleu with Lafawndah (2018), su última publicación, y me cuentan. (Yeray S. Iborra)

Miya Folick

Cuándo: Domingo 2 de junio a las 01:45h
Dónde: Sala Apolo
Incompatible con: cupcakKe

Mitad japonesa mitad rusa, Miya Folick se ha convertido, con la salida de su disco de debut a finales del año pasado, en una de las sensaciones del indie pop más frescas y personales. Ecléctica y, sobre todo, emocional, en sus canciones demuestra tener un talento innato para ahondar en el día a día y convertir los pequeños momentos en ocasiones especiales. Así, define su música como “pop doméstico” y el disco, Premonitions, como Post de Björk: un conjunto de canciones que abarcan infinidad de paletas sonoras aun sonando en perfecta cohesión. De la formación de su banda a través de Tinder a su coraje a la hora de abordar temas como las estructuras de poder abusivas en sus canciones, Folick es, en muchos sentidos, una bocanada de aire fresco para todos. Coproducido junto a Yves Rothman y Justin Raisen (Sky Ferreira, Angel Olsen, Charli XCX), Premonitions no es más que una firme prueba de ello: un álbum pop y mudable que cambia constantemente de forma y en el que fusiona la sensibilidad y el desasosiego con una voz cuanto menos prodigiosa. No debemos perderla de vista. (Irene Méndez)

Nilüfer Yanya

Cuándo: Sábado 1 de junio a las 19:25h
Dónde: Pitchfork
Incompatible con: 
Built to Spill, Nathy Peluso, The Mystery of the Bulgarian Voices featuring Lisa Gerrard, DTSQ, Nosedrip y Museless

¿Ya han aprendido su nombre? Nos la dio a conocer Max Martí hace más de un año, y el pasado marzo fue ella misma quien se presentó por todo lo alto al mundo con Miss Universe, su deslumbrante álbum de debut, uno de esos que tienen plaza asegurada. Joven aunque rebosante de eclécticas referencias, multiinstrumentalista inquieta y poseedora de una voz que abarca del día a la noche, de la luz a la oscuridad, Nilüfer Yanya confirma una evidente realidad musical post-millennial: que las fronteras estilísticas cerradas son cosa del pasado. Con la misma naturalidad y savoir faire es capaz de extraer soul y R&B de su voz, de recubrir sus composiciones de elegante instrumentación jazzística (el omnipresente saxo lo toca su colega Jazzi Bobbi) y de mutar su espíritu de estrella del rock a estrella del pop. Su rango de acción va del rock de guitarras exultantes de ‘In Your Head’ al soul de club nocturno de ‘Baby Blu’, del synth-pop subterráneo y ochentero de ‘Heat Rises’ al downtempo popero de ‘Melt’, empedrando todo el disco con joyas preciosas e híbridas (‘Paradise’, ‘Tears’, etc.) con mucha ondulación vocal, mucha guitarra y mucha luz. Aferrada a esa misma guitarra, tal como la vimos debutar en directo en Barcelona en el BAM 2017, la artista británica defenderá su carta de presentación en una plaza de altos vuelos como es el escenario Pitchfork de Primavera Sound. Y de ahí a donde se proponga, porque el techo de esta mujer está donde ella diga que está. (Pablo Luna Chao)

Slowthai

Cuándo: Sábado 1 de junio a las 04:10h
Dónde: Pitchfork
Incompatible con: Modeselektor, Martyn, Avalon Emerson, Richad Colburn y Yung Beef DJ Set

Pocos estilos de música han estado tan asociados al Reino Unido como el punk, tanto por el contenido lírico y melódico como, sobre todo, por la actitud que lo acompaña. Bajo ese paraguas, tan necesario en un clima social revuelto como el actual, y sumándole el contexto musical en el que nos encontramos tras el auge y declive del trap, surge una figura tan alocada como carismática: Slowthai. Con un discurso y estética anárquicos, y utilizando sus canciones como forma de protesta contra el sistema, el artista de Northampton ha sido catapultado a lo más alto este último año, gracias en parte a colaboraciones con Mura Masa o Flume, pero sobre todo por su enorme talento, magnetismo y presencia en directo. Su show, como pudimos comprobar en el Primavera Club 2018, es puro frenesí, pogo, sangre y sudor. Un espectáculo caótico en el que, lejos de interpretar a un personaje creado, Tyron Frampton (aka slowthai) se muestra tal y como es, sin espacio alguno para tapujos y formalismos. Para mí es inevitable compararle con el difunto Keith Flint (D.E.P.), vocalista de The Prodigy, por su actitud, atracción de masas y proyección artística, a pesar de presentarse como un personaje siniestro y morboso. Podemos asegurar que su directo el sábado 1 de junio, ahora sí, presentando las canciones de su inminente debut largo, Nothing Great About Britain, no dejará a nadie indiferente. (Pablo Reguilon)

Soccer Mommy

Cuándo: Jueves 30 de mayo a las 18:10h
Dónde: Ray-Ban
Incompatible con: Dream Wife, The Necks, Melenas, Egosex, Ondina y Aliment

En el conjunto de nuevas y jóvenes promesas femeninas del indie rock de carácter directo y crudo, entre las cuales se encuentran Snail Mail, Lucy Dacus o Julien Baker, también destaca la presencia de Soccer Mommy, el proyecto artístico de Sophie Allison. Con tan solo veinte años,  la cantautora nacida en Suiza y criada en Nashville ha demostrado tener una sensibilidad especial para componer canciones que te rompen el corazón. Prueba de ello es su último álbum Clean, uno de nuestros favoritos de 2018, donde Allison nos lleva de la mano hacia una experiencia totalmente íntima y personal para descubrir su mundo interno. Todo ello, a través de un folk algo pesimista y triste, de melodías dulces que quedan contrastadas y rotas por unas harmonías sorprendentemente distorsionadas y  desesperanzadas. Una exquisita e impecable combinación que te deja tan absolutamente roto como te conecta emocionalmente a otro nivel. (Raquel Pagès)

Sons of Kemet

Cuándo: Viernes 31 de mayo a las 18:25h
Dónde: Ray-Ban
Incompatible con: Pond, PAVVLA, BFlecha, Birthh y Laurel Halo DJ Set

No será precisamente la primera vez que el jazz en sus diferentes y libérrimas vertientes tome Primavera Sound, pero sí será una de las primeras veces que lo hará a campo abierto. Una vez comprobado en ediciones pasadas el valor más allá de su presumible nicho de propuestas como las de Kamasi Washington o The Art Ensemble of Chicago en el Auditori, Sons of Kemet demostrarán que su exuberante concepción del jazz, en la que «más es más», puede funcionar perfectamente en un escenario estándar. No hace falta saber que su sello (Impulse!) ya fue casa discográfica del legendario John Coltrane ni si lo que suena es un trombón o una tuba. Solo hay que plantarse delante del colectivo londinense y disfrutar de un espectáculo que será e-nor-me. Literalmente: el formato XL con el que presentarán Your Queen is a Reptile (2018) incluye cuatro baterías. (Víctor Trapero)

Tierra Whack

Cuándo: Sábado 1 de junio a las 00:00h
Dónde: Lotus
Incompatible con: J Balvin, Primal Scream, June of 44, The Bevis Frond, BbyMutha, Hieroglyphic Being y Ian Isaiah

Se aceptan apuestas: Tierra Whack será uno de los mejores conciertos de este Primavera Sound 2019. La original de Philadelphia (meca del cypher) de solo 23 años (!!!) lo tiene todo: un carisma arrollador, iconoclastia, ingenio, humor, talento lírico y flows por un tubo. Hace solo unas semanas dejaba claro en el Coachella 2019 que merece ser contada entre las voces jóvenes más prometedoras del momento. Allí se subió con un disfraz casi ridículo, pero divertidísimo, a la vez que disparaba sus barras, a momentos a cappella, con tanta convicción que solo podía ser tomada muy seriamente. Su fuerza es incontestable; su visión creativa, también. Whack World, su álbum debut, fue de lo mejorcito del año pasado: un ejercicio totalmente novedoso, consistente en 15 tracks de exactamente un minuto cada uno, acompañados por un short film delicioso que acompaña cada uno de los cortes con unos visuales geniales (must-watch). Esta chica lleva el rap en la sangre, y solo hace falta verla. Empezó escribiendo poesía y ganando los juegos florales de su escuela. Luego se puso a rapear esos mismos versos sobre los beats de su tío, hasta que hizo sus primeros pinitos con solo 15 años, gracias a los vídeos virales en YouTube rapeando freestyles en la calle, o delante de Meek Mill o A$AP Rocky (quien ahora la considera una de las mejores female rappers del momento). Es una rara avis, porque lo suyo suena fresco y original, pero a la misma vez transmite la herencia acumulada de un rap ilustrado, a ratos profundo, a otros ligero, versátil, contestatario y excitante. Puede hacer mumble rap, estribillos melódicos y boom bap que te dejan boquiabierto. Tierra Whack va a su bola porque puede permitírselo. En serio, no se la pierdan. (Luca Dobry)

 

Publicidad
Publicidad