28/04/2019

El festival muricano arranca el fin de semana del 4 y el 5 de mayo la temporada de festivales.

La temporada de festivales de verano ya está aquí, y si un festival marca el inicio oficioso de esta época es el festival Warm Up de Murcia. Este año, en su tercera edición que tendrá lugar los días 4 y 5 de mayo aunque con programación gratuita ya desde el lunes antes, el festival confirma su posición en el calendario festivalero contando con nombres como Noel Gallagher, The Jesus and Mary Chain, Two Door Cinema Club o el estreno de la nueva gira de Amaia además de apostar por un nuevo espacio dedicado a la electrónica y contar con una de las letras pequeñas más apetecibles de los festivales españoles este verano. Precisamente entre esta letra pequeña, más allá de los fenómenos de Carolina Durante, Cariño o Putochinomaricón, buceamos para destacar estas 5 joyas del Warm Up 2019.

Axolotes Mexicanos

Los que en la entrevista de La Resistencia descubrieran en Juan Pedrayes de Carolina Durante una suerte de nuevo ídolo indie, tendrán a bien saber que además del batería del grupo madrileño es la mitad de Axolotes Mexicanos, dúo que comanda junto a su hermana Olaya. Puede ser que el tontipop nunca se haya ido, pero que está viviendo un revival entre grupos nuevos como Cariño, Putochinomaricón o los propios Axolotes Mexicanos es una obviedad. Los Axolotes debutaron en 2015 con el mini-LP Holi <3 y el año pasado publicaron el elocuente Salu2, todos a través de Elefant Records (cómo no) y expandiendo los límites de este subgénero de pop aparentemente despreocupado hacia terrenos europop, pop-punk, disco e incluso j-pop. Como unos Kero Kero Bonitos locales, son tan divertidos como necesarios en los tiempos que corren.

Marcelo Criminal

A Carolina Durante (y Amaia) hay que agradecerles que tuvieran a bien versionar ‘Perdona (Ahora Sí Que Sí)‘ para que mucha gente pudiera descubrir el talento sin filtros de Marcelo Criminal. El artista murciano, que define sus canciones como «mala música para gente sensible y moderna«, sigue la senda de cantautores totalmente do it yourself, un poco como si fuera la versión generación Z y tuitera del anti-folk. Canciones-idea breves sobre amor, desamor y Solán de Cabras grabadas con los recursos mínimos pero que compensan cualquier deficiencia técnica siendo tan honestas, ingeniosas y a corazón abierto que es imposible no empatizar con ellas en algún momento (a no ser que seas C. Tangana). Costumbrismo existencial, lo han llamado. Pop destartalado para llorar y, ya después si eso, sentirse mejor.

Baiuca

Hay artistas que, desde la herencia y el respeto a las raíces, abren nuevos caminos. A Baiuca, nombre artístico del gallego Alejandro Guillán (antes conocido por su más luminoso proyecto electropop Alex Casanova), podemos meterle claramente en este saco. No es algo al alcance de todos, y precisamente por eso su innovadora propuesta cala hondo. Gaitero desde niño, con solo 10 años empezó a componer con un instrumento que algunos podrían encontrar hoy demasiado folclórico para años más tarde enamorarse también del pop y los sintetizadores. Ahora, lo suyo va de electrónica cruda y oscura, salpicada de elementos orgánicos y genuinamente gallegos, que se materializan a través de samples, cantos tradicionales, flautas, cunchas y panderetas. Influenciado por la tradición de Carlos Nuñez pero también con ecos a la contemporaneidad de artistas como Nicolas Jaar o Nicola Cruz, su LP debut Solpor se coló entre nuestras menciones de honor del año pasado, y su más reciente EP Misturas tampoco se ha quedado atrás. Podemos afirmar que durante su actuación en el WARM UP, Murcia sonará a Galicia.

Crudo Pimento

Cómo han acabado Crudo Pimento siendo reseñados en Pitchfork (además, con muy buena nota: 7,4) es por ahora un poco un misterio. Aunque no cabe duda que este dúo murciano formado por Raúl Frutos e Inma Gómez lo merece, especialmente escuchando ese inclemente Pantame que les ha llevado hasta allí. Es en su cuarto disco, publicado por Everlasting Records, donde se confirman como un grupo que admite pocas comparaciones. Con su raíz en el blues electrizante, beben también de la experimentación ruidista, el latigazo post-punk, la improvisación del jazz e incluso algo de la crudeza del flamenco en las voces. ¿Y solo son dos personas? Sonará a tópico, pero esto en directo tiene pinta de salvajada imprescindible.

RRUCCULLA

El año pasado, RRUCCULLA dio la campanada que nadie esperaba. Lejos ya de ser el secreto mejor guardado de Barakaldo, el prolífico álter ego de Izaskun González empezó a avistarse por aquí y allá en algunas de las webs de periodismo musical más reputadas del globo –de Pitchfork a Stereogum, por mencionar algunas– con motivo de la publicación de SHuSH, uno de nuestros discos favoritos de 2018. Sin duda, estamos ante la rara avis de la nueva edición del WARM UP, una artista que promete entrar al festival como un elefante en una cacharrería para asombrarnos con su despliegue de formas, colores y sabores en 3D; con su mezcla de free jazz, math rock japonés y electrónica deforme, con ecos tanto a Thundercat y Flying Lotus como a SOPHIE o Aphex Twin; y, sobre todo, para hacernos partícipes de esa mentalidad suya casi infantil a la hora de producir y tocar la batería, así como de esa sensación de estar metidos en un gran acuario de peces exóticos y vistosos a la par que punzantes y resbaladizos. No se la pierdan.

Publicidad
Publicidad