03/04/2019

Conozcan al dúo de Santiago de Compostela que mañana presenta su debut, Promesas, en el Melona Fest 2019.

Procuramos ser sinceros en todo lo que hacemos”, aseguran Manuel Blanco y Xoan Domínguez (Palamera), de apenas 22 años. Con esa filosofía se despojan de máscaras, ponen sus propios apellidos sobre la mesa y presentan un proyecto que tiene escaso año y medio de vida pero que lleva gestándose desde que los dos empezaran a tocar juntos en varios proyectos cuando contaban con unos 14. El camino recorrido, dicen, les ha servido para ser lo que son ahora, para aprender a expresarse en castellano y, por lo tanto, exponerse mucho más que bajo la coraza del inglés. Y para encontrar su sonido, de saudade marina, de verano nublado. Para dar a luz el que es un proyecto sólido, con unas ideas estéticas muy claras y un sonido definido que cuida mucho cada detalle.

La culpa, en parte, la tiene la diseñadora gráfica Kika Ramil, que se ha encargado de supervisar toda la parte artística, de darle cohesión a la historia que Blanco y Palamera estaban tratando de contar, pero al final son ellos los primeros detallistas cuando se trata de hablar de su trabajo. Porque en parte así lo visualizan, reivindicando el curro de artesanía y el mimo, el cuidado, la delicadeza, insistiendo en la labor manual, tanto acústica como frente al ordenador, que les ha llevado a grabar las canciones a caballo entre Madrid, donde residen actualmente, y su Galicia natal. ‘Promesas‘ (Raso Estudio, 2019) sintetiza todo ese gusto y junto a Sebas, que les acompaña en directo al bajo, y a otros amigos de Galicia, con los que surgió todo de forma tan natural como la vida misma (Baiuca mezclando, Pámper de Puma Pumku…), sirve para presentar uno de los proyectos más originales y estimulantes de lo que llevamos de año. 

Muy influidos por la oleada de R&B y el soul electrónico que nos inunda desde principios de la década, Blanco Palamera se van de vacaciones en su disco debut a una playa urbana de sintetizadores, guitarras evocadoras, ritmos que bailan con la bossa y el jazz, bajos sensuales y caricias melódicas, pero que también se ensueña en paisajes más psicodélicos y en latiguillos de funk como los que impulsan el temazo ‘Aire‘. Que va desde la seda synth de ‘Sola Con Mi Voz’ hasta la abstracción más jazzística de ‘Despega’ mientras sobrevuela un Brasil mental gélidamente ardiente en ‘Llega‘ o en ‘Despacio‘. Y es que en esa idea febril de una playa lejana y soleada, azotada por una brisa templada a la que puede abandonarse Rhye desde una mucha más fría Canadá podemos ver también a Blanco Palamera, que desde Santiago imaginan días mucho más despejados, sin ser capaces del todo de disipar la neblina que tienen tan interiorizada (‘Este Mar‘). 

Pero también se permiten un momento para desatarse y abandonar esa atmósfera reposada que define todo Promesas en el hit ‘Salvaje‘, un acercamiento mucho más clubber a un groove funk housero y probablemente la canción que mejor delimite el ánimo de Blanco Palamera en su preciso leitmotiv: “Encuentra la manera de morir salvaje”.

Blanco Palamera actúan mañana jueves 4 de junio a partir de las 23:30h en el Melona Fest 2019 (entradas en taquilla), en Santiago de Compostela. Además, el 8 de mayo estarán tocando en la Joy Eslavas de Madrid junto a Babasónicos como parte de la programación del Sound Isidro 2019 (entradas aquí).

Publicidad
Publicidad