24/02/2019

Tras dos años de singles y EPs, el rapero también conocido como Santan Dave por fin tiene su primer disco a la vista.

David Orobosa Omoregie no había cumplido siquiera los 18 años cuando vio la luz ‘Thiago Silva‘, su carta de presentación como Dave (también conocido como Santan Dave), en la que ya se destacaba del resto como una de las voces más frescas del grime británico. Solo unos meses después publicaba ‘Wanna Know‘, colisión entre sus rimas crudas y un estribillo infeccioso más accesible que el mismísimo Drake versionó al cabo de poco.

Aquello fue en 2016 y desde entonces Dave, nacido en el sur de Londres de padres nigerianos, ha ido rebajando las pulsaciones de sus beats y modulando su discurso alejándolo de los clichés del género como ya han hecho sus precursores Skepta y Stormzy y acercándolo cada vez más a temas sociales hasta llegar a ‘Black‘, la proclama racial que avanza el que será su primer disco. Tras su EP de debut Six Paths (2016) y su reválida Game Over del año siguiente, y ya habiendo acumulado decenas de millones de reproducciones con cortes ganadores como la dancehallera ‘No Words‘, ‘Funky Friday‘ con Fredo (su primer número 1 en singles en Reino Unido) o una ‘No Words‘ demoledora que podría haber firmado Kate Tempest, el hip hop británico ya lo ha encumbrado como una de sus promesas más visibles.

Flash forward al próximo 9 de marzo, cuando verá la luz Psychodrama, primer disco de Dave, del que esta semana ha avanzado ‘Black‘, un sentido alegato racial (“Look, black is beautiful, black is excellent / Black is pain, black is joy, black is evident“, arranca) construido sobre un beat orgánico y una ambientación dramática con piano y cuerdas y una pizca de épica. El vídeo, grabado entre Reino Unido y Nigeria, cuenta entre otros con la aparición de Stormzy y Raheem Sterling, futbolista del Manchester City, y definitivamente confirma a Dave como la voz que el hip hop británico necesitaba.

Publicidad
Publicidad