02/11/2018

Fueron de lo más celebrado del pasado Primavera Club. Y con un solo tema en la calle. Hablamos con Cupido (Pimp Flaco + Solo Astra) sobre los pelotazos en camino, el nuevo indie y la metafísica del amor por Santo Tomás de Aquino.

Para qué negarlo. Muchos esperaban la del Bocadillo de Wismichu: 45 minutos de No sabes mentir, única referencia de la banda hasta el momento, en loop… Un troleo de dimensiones épicas. Pero no, Cupido, la –como ellos mismos se definen– “superbanda” formada por Pimp Flaco y Solo Astra, dieron un bolo al uso. Un buen bolo de corte indie ochentero, emotivo, con Pimp Flaco, aka don Pico Tres, surfeando, con momentos de jam incluidos, sobre instrumentos orgánicos. Nuevos temas del grupo se entrelazaron con algunas de las míticas del trapero, por llamarlo de algún modo, que ya hacía tiempo que cojeaba hacia el pop (‘Laberinto de amor’ o ‘Me da igual’).

Al final resulta que Cupido no eran una broma, ni un one hit wonder, ni una colaboración esporádica entre un grupo y un rapero. Eran, son y serán una banda, al menos en los próximos meses, con más singles y con disco para 2019.

Y, claro, como buenos estandartes del amor normativo, no saben engañar, se mojan ante cualquier tema: asalto al nuevo indie; amor romántico vs. amor metafísico de Santo Tomás de Aquino; ambiciones varias; y el –no– papel de Kinder Malo, de momento, en el proyecto. Luichi Boy (guitarra), Toni D (guitarra y teclados), Dannel (batería), Al García (bajo) y Pimp Flaco (voz, letras y sudadera de Linkin Park) –además del propio Kinder Malo, el hermanísimo, alejado en otro sofá– todavía arrastran la resaca del domingo. La entrevista se hace solo un día después de la actuación, en lunes, y llevan todo el día promocionando ante la prensa, pero aún tienen ganas de explicarse. Están emocionados y apuntan a que crearán escuela. En la mesa, unas cuantas bebidas carbonatadas y un cepillo de dientes: para asaltar el indie hay que dar besos dulces.

La prueba de fuego del domingo, ¿superada?
Pimp Flaco:
Buena onda, la verdad…

¿Cómo te sentiste con una banda física detrás?
Pimp Flaco:
Increíble. Sentí que hasta ahora había estado jugando al fútbol y de repente había pillado una bicicleta y ahora ando derrapando y disfrutando con ella. Cuando me pegue 18.000 carreras, igual vuelvo a la pelota. O igual voy a por un patinete… [Pausa] Bua, fue pura música lo del domingo.

Había quien pensaba que solo sonaría ‘No sabes mentir’. En bucle.
Pimp Flaco:
La idea estuvo sobre la mesa… [Ríe]
Dannel: Más allá de la broma, sabíamos que había promotores y demás y el año que viene queremos tocar por toda España… Nos lo teníamos que currar.

¿Del concierto, qué cosas creéis que funcionaron y cuáles no?
Luichi Boy:
Al final hemos hecho dos bolos [tocaron también el viernes en el Primavera Club en Madrid] con un tema en la calle. Somos inquietos, seguramente el show lo iremos cambiando. Pero estamos muy contentos con el directo y todavía puede ser más flexible…
Pimp Flaco: El primer cambio que haremos: pruebas de sonido más largas… ¡Dos minutos tuvimos! Para mí todo esto es muy nuevo, yo siempre salía con el beat debajo y ahora salgo y tengo que escuchar bien el ritmo, los instrumentos…
Dannel: Hay cosas que mejorar… Iremos superando obstáculos.

¿Cuánto preparasteis la actuación? Era normal que se sospechara que el concierto fuese el hype del tema y ya, que la alternativa había llegado demasiado pronto.
Luichi Boy:
Una cosa que todos teníamos clara es que era arriesgado. ‘Haremos un directo con un solo tema en la calle’. Eso lo pensábamos, claro. Pero al mismo tiempo nos molaba la idea. Igual hemos sido el único grupo de la historia que ha hecho un concierto largo y en un escenario grande con una sola canción. Queríamos ver también la reacción de la gente a los temas nuevos. La respuesta fue muy buena; ‘No sabes mentir’ fue la explosión, pero el resto también fue bien.
Pimp Flaco: Teníamos la oportunidad que pocos grupos tienen de estar en un festival como el Primavera Club y creímos que era la forma de decir: ‘Somos Cupido, defendemos el amor, y nos vamos a presentar en persona, no por Instagram’. No somos solo likes, me gustas y te gusto… A la gente le tiene que molar siempre el amor… Y con nosotros te lo vas a pasar bien.

Curioso. Tú y tu hermano, Kinder Malo, os habéis movido principalmente por redes. ¿Cómo es que ahora tenéis la premisa de comunicar principalmente en directo?
Pimp Flaco:
Yo tengo una herramienta ahí: tengo a mucha gente pendiente de mí en redes. Aunque Cupido sea nuevo, tengo 200.000 personas mirando qué hago. Había que aprovechar eso para que vieran algo nuevo sin conocerlo. Cada uno de nosotros mirábamos al público el domingo y nos parecía interesantísimo: ¿Qué artista antes ha ido a un festival sin prácticamente música? No podíamos dejar pasar la oportunidad y más cuando tenemos la idea que el amor es algo que debe estar en la calle, entre la gente. Hay que tocarse y olerse. ¿Viste que hubo mini-show?

[A mitad del bolo, Pimp Flaco lanzó dos dardos de porexpan con un arco DIY al público. Hizo subir a los afortunados que lo recogieron al escenario y les exigió que se cambiaran los whats y se amaran, que naciera una amistad de larga duración patrocinada por Cupido]

Pimp Flaco: El amor al final también es interactuar. Compartir. El público está en el juego.

¿Cómo nace el amor entre vosotros, entre Solo Astra y Pimp Flaco?
Dannel:
Dani [Pimp Flaco] iba a dar un bolo en Madrid y en Barcelona hace como un año y quería tocar con una banda. Un colega que curraba para nuestro sello nos contactó y, gracias a él, quedamos… Tuvimos dudas, pero pensamos: con Dani cogeremos registros nuevos. Empezamos como banda de apoyo de Pimp Flaco pero se acabó formando un grupo, Cupido.
Luichi Boy: A partir de esos directos, Dani vio que le estaba molando el rollo con la banda y dijo: ‘¿Por qué no probamos de hacer un tema?’. Iba a ser un tema y ya…
Pimp Flaco: Sí, por probar…
Luichi Boy: Y lo que probamos fue ‘No sabes mentir’.

Joder, menudo inicio.
Luichi Boy:
No se nos dio mal. [Ríen] Por eso dijimos: ‘¡Qué coño una colaboración! Vamos a hacer una superbanda’. Hicimos un tema, y otro tema…

¿Cómo lo habéis hecho? Porque Solo Astra no vivís en Barcelona.
Dannel:
La base de ‘No sabes mentir’ salió en Madrid y pensamos que cabía en Solo Astra, pero hablábamos con Dani sobre si quería colaborar en ella. Porque las melodías que él hace pueden hacer escalar un tema. Le pasamos la base y a la semana nos mandó una melodía guapísima.
Luichi Boy: Curramos a distancia al principio, pero ahora estamos juntos en el local y partimos los temas desde cero. Como una banda. Y se nota más en la riqueza del resultado.

¿Se abre con vosotros un camino para “supergrupos” de indies con traperos?
Luichi Boy:
Esto creará escuela.

¿Pero veis que haya muchos traperos dispuestos? Para Pimp Flaco ha sido un camino bastante natural, porque ‘Laberinto de amor’ o ‘Me da igual’ y el pop son primos hermanos.
Luichi Boy:
Pues no lo sé. Porque sí, con él tenemos muchas referencias parecidas. No hay nada forzado en esto. Él es muy bueno. Y nosotros tenemos la mente abierta. Esto no es un rapero que se junta con una banda de jazz y fuera. Nos hace ilusión que esto genere una burbuja para que personas de diferentes estilos colaboren.
Pimp Flaco: Cada uno en su mundo ya estaba probando cosas raras…

¿Por qué hasta ahora no se habían dado colaboraciones así, más allá de cosas esporádicas, o de versiones como la de El Último Vecino de ‘Mi chulo’ de la Zowi?
Pimp Flaco:
Entre los traperos pegaos no había pasado, no. Nadie en el país lo había hecho así. Yo mismo empecé haciendo temas duros, gritando, cagándome en Dios. Pero uno se va conociendo con el tiempo. E hice un tema más suave hace un tiempo y me moló. ‘Sintigo’, remix de Empire of the Sun. Y luego, como decías, poco a poco fui sacando temas melódicos como ‘Me da igual’ o ‘Laberinto de Amor’. No forcé nada. No hay que ser nazi con la música. Lo bien hecho, bien hecho está. Sea lo que sea y suene como suene. No hubo un momento que dije que iba a hacer algo más suave, me salió. Pero con Cupido sí que intento que todo sea más melódico porque hay más instrumentos que puedo aprovechar. Sin darme cuenta he llegado hasta aquí. Y no es el fin: es un juego que me llevará a algo más. Ningún artista, no un cantante, un mero cantante, un artista de verdad, suena igual diez años seguidos…

Tus canciones versionadas en directo podrían haber sido de Cupido perfectamente.
Pimp Flaco:
Para que veas. Sí, podrían ser de Cupido. Yo venía haciendo esto. Y si en vez de pasarme un beat mi productor lo hubiesen hecho ellos con guitarra y batería sería mucho más esto que tenemos ahora. Pero tuve que llegar a la idea de formar una banda con el tiempo. Yo ya estaba sonando más o menos así sobre algo digital: 808, pum pum… Pero no tenía la gracia que tiene ahora. Para mí, ‘No sabes mentir’ no hubiese salido nunca sobre un beat digital. Allí metí tonos, jugué como no hubiese podido hacerlo sin banda. En el estudio con estos, que están locos, para mí es como echar una partida a la consola.

En directo sonó todo muy homogéneo… ¿Será así el disco en camino? ¿Qué colores queríais para vestir todo esto?
Pimp Flaco:
No buscamos ningún sonido. Lo que nos salía, salía. Sabíamos que queríamos hacer algo agradable de escuchar, no muy duro, llegar a otro público que no fuese trap. Que mi público de trap se diese cuenta de que hay muchas cosas que no son eso y que pueden escucharlas y guay. ‘No sabes mentir’ es para una señora de sesenta años o para una niña de nueve. Todo el mundo se puede romper con ella.
Dannel: ¿Te refieres a que suena cuco? Tenemos las tendencias, los sintes ochenteros, eso lo teníamos claro. Ir por ahí…
Luichi Boy: A parte de componer los temas e interpretarlos, también somos productores [en referencia a Solo Astra] y tenemos más o menos claro por dónde queremos ir. En directo se escuchó todo con transiciones, pero los siguientes dos singles la gente va a notar cosas diferentes. Somos unos frikis de texturas y dinámicas y es algo que trabajaremos con Solo Astra y también con Cupido. Entre el material preparado tenemos un par de baladas bonitas. Porque el concierto estará arriba, pero también abajo. Y habrá jams. El bolo tiene que poder bajar. Flaco se marcó unas melodías improvisadas en Barcelona, por ejemplo.

La idea es la de sacar singles, ¿pero habrá disco o no?
Luichi Boy:
Habrá disco, queremos darle a esto un empaque final. Sacaremos dos singles más con video, pero para 2019 saldrá disco.

El mensaje de otro, en este caso de Pimp Flaco, sobre vuestras músicas, ¿cómo os hace sentir?
Luichi Boy:
Esto es una banda de verdad. Y como en cualquier otra banda hay quien hace las letras y otro los arreglos de guitarra. Me siento las letras mías.
Pimp Flaco: Sin mis letras no hay tema y sin sus riffs no hay tema.
Luichi Boy: Eso pasa porque la gente en este mundillo se ha acostumbrado a las colaboraciones… Que si Los Planetas hacen un tema con Yung Beef, que sí… Pero esto es algo totalmente distinto. Es un proyecto sólido. Algo que no existe aquí.

¿Y dónde existe?
Luichi Boy:
Nos comparan con artistas de Estados Unidos, pero no lo veo tampoco.
Pimp Flaco: Es como cuando éramos cuatro gatos haciendo trap aquí. “Aquí se hace rap”, nos decían. Pero hasta que no hubo un movimiento del género en el país, pues nada, no se nos hacía caso. Ahora igual. Cuando se cree un movimiento bedroom [tendencia asociada al lo-fi, música compuesta con poco material, habitualmente en dormitorios], o como se llame esto… Pues dirán que lo que se hace se parece a nosotros. ¿Ahora quién hace esto? Ahora mismo solo nos comparan con gente a 30.000 kilómetros de aquí. No hay que ser super flipados diciendo que somos únicos, pero de primeras no veo quién hay como nosotros…

Más allá de la espantada. Hace tiempo que no beefeas, Dani. ¿Por qué te centras tanto en el amor?
Pimp Flaco:
Me he dado cuenta de que lo abarca todo. Es todo. Si te vas a lavar la moto y la lavas sin ganas, sin amor, te quedará hecha una mierda. Si el amor es todo, yo soy el amor.

Yung Beef es el dinero, tú el amor…
Pimp Flaco:
¿Yung Beef es el dinero? Pues entonces yo tengo a Yung Beef en el bolsillo. [ríe y no pierde tiempo de soltar la broma y contradecirme, vuelta al beefeo] ¿Qué es el amor? No es tu novia que te quiere mucho. Es todo, tío.

¿Tienes una idea del amor como la de Santo Tomás de Aquino, Dani? Metafísica: el amor en el centro, como un valor, como el bien.
Pimp Flaco:
Es que está confundido qué es el amor. La gente cree que el amor es tu novia. Y no: es tu perro, tu casa, tu coche…

En la vertiente más convencional de lo que entendemos por el amor, tú siempre cantas a un amor romántico, poco deconstruido por las teorías de género. ¿Vas a abrir más tus discursos hacia ello?
Pimp Flaco:
Hasta ahora con Cupido suele ir por ahí, pero no descarto hacer cualquier tipo de tema. Puedo hablar de que el móvil se me ha roto. Lo que me dé la gana. Ellos no me dirán nunca: “No hagas esto”. Cupido siempre debe estar divirtiéndose. Cuando veamos cosas que no nos gusten, no las haremos. Si el amor lo es todo, todo encaja.

Habéis dicho que funcionáis cada vez más como grupo. ¿En los próximos meses qué haréis para acabar de cerrar el disco?
Luichi Boy:
Dani está yendo mucho a Madrid.

¿Amas más a Madrid que a Barcelona, Dani?
Pimp Flaco:
No te creas, me mola. Pero echo de menos a mi gato, a mi madre y a mi hermano.

¿Ya echas de menos a tu hermano? ¿Cómo que no está en esto? Aunque en los conciertos salió a cantar…
Pimp Flaco:
Tenemos la suerte de que es mi hermano y que podemos usarlo cuando queramos…

[Kinder Malo interviene, a lo lejos: “Y gratis…”]

Pimp Flaco: Tenemos a uno de los mejores, y gratis, sí.
Kinder Malo: Fuera bromas, me han pedido estar dentro y he dicho que no, porque esto es algo suyo [de Pimp Flaco]. Él lo hace por amor de hermano lo de incluirme, pero no me necesita. Yo quiero que haga lo suyo… Igual en el segundo disco sí me pienso lo de entrar. Pero él puede de sobras…
Pimp Flaco: Él no quiere salir porque así lo cree. Pero es uno más de la familia. No sale en las fotos, pero ahí está.
Kinder Malo: Yo soy Cupido, también. Pero la otra parte, la del amor que se muere… Yo soy el ángel caído.

Haced algún tema demoniaco para él…
Kinder Malo:
Cuando le pido a Luichi Boy algo más triste, me sigue pareciendo alegre lo que me ofrece… [Ríe] Pimp Flaco: Luichi tiene los dedos llenos de miel. Los instrumentos de Cupido están llenos de azúcar…
Kinder Malo: Se tiene que cortar un poco las yemas de los dedos para que me guste.
Pimp Flaco: Nada, ya lo integraremos. Porque Cupido no es solo un temazo, es una banda abierta; Cupido viene a desbancar a los grupos del indie que estaban dormidos. Como no curren… Ya no están solos. Si hago indie o hago pop, quiero ser el mejor. Siempre quiero ser el mejor: si no, no haces nada en tu puta vida. Quiero que mi banda sea la mejor y podemos conseguirlo.

Publicidad
Publicidad