04/07/2018

Repasamos los mejores momentos del Vida Festival 2018, protagonizados por Los Planetas, St. Vincent, Calexico, Hookworms, Iron & Wine, DBFC y of Montreal.

Tras cuatro emotivas ediciones, el Vida Festival celebraba la semana pasada su ansiado quinto aniversario, una edición en la que el festival de Vilanova i la Geltrú ha consolidado su apuesta por el formato de 3 jornadas y en la que, un año más, la organización ha sabido cuidar a su público, entorno y línea estilística como pocos.

Con el anuncio de su primer cabeza de cartel de cara a su sexta edición ya sobre la mesa (The Charlatans) y la llegada del Secret VIDA (entradas ya a la venta) a la Finca Mas Solers, en Sant Pere de Ribes, a finales de año, el festival pone ya su mirada en el futuro, un futuro que nosotros lo celebramos, no sin antes, destacar algunas de las actuaciones más destacadas del Vida Festival 2018:

Jueves 28

Vetviolet

 

Jacobo Serra

 

Pacosan

 

Calexico

Arrancaron con ‘End Of The World With You’ y siguieron con ‘Voices In The Field’, dedicada a todos los refugiados y en especial a aquellas familias mexicanas que actualmente sufren la humillante política anti-migratoria de Trump en Estados Unidos. La actuación de Calexico en la jornada inaugural del quinto aniversario del Vida estaba llamada al triunfo y su propuesta de rock fronterizo de corte melancólico y folk pareció tener más sentido que nunca el jueves. Cumbias, tex-mex; la banda de Joey Burns y John Convertino hizo gala de un sonido que destila influencias variadas y que con el paso de los años se ha convertido en inimitable, con un  Jairo ‘Depedro’ Zavala -ya uno más en la banda desde hace años- sólido a la guitarra y The Thread That Keeps Us -estrenado en enero- como disco estrella que marcaría el esqueleto del set. Para ‘Cumbia de donde’ se uniría a la banda una soberbia Amparo Sánchez, que ya llegado el final del set reaparecería sobre el escenario para marcar el final del espectáculo con ‘Güero Canelo’, ‘Desaparecido’ y ‘El cuarto de Tula’.

Curtis Harding

El concierto de Curtis Harding en el Vida Festival prometía ser una de las sorpresas mayúsculas del festival este año, y aunque quizás no cumpliese con todas las expectativas creadas a su alrededor, el americano ofreció un concierto preciso en el que, pese a alejarse parcialmente del sonido con sabor a soul contemporáneo y sensual tan presente en su último disco de estudio Face Your Fear (2017) jugaría, junto a su banda, con el rock y la psicodelia retro de la mano de temas como ‘Wednesday Morning Atonement’, ‘On and On’ o ‘Need Your Love’, esta última la más celebrada de la noche y encargada de poner cierre al concierto. El ambiente se mantuvo elevado durante todo el concierto y el llamado a ser el nuevo hombre del soul mostró tablas sobre el escenario, aunque en ocasiones, acabase pecando de excesiva inaccesibilidad e incluso demasiada prudencia.

Los Planetas

Amados u odiados, Los Planetas se presentaban el jueves como el plato más fuerte de la jornada inaugural del festival, ofreciendo un set sobrio que sirvió como repaso a toda una carrera discográfica que les ha convertido en una de las bandas fundamentales dentro de la historia del pop español de las últimas décadas. La banda de J empezó el concierto con ‘Islamabad’, uno de los mejores temas de la discografía más reciente de la banda y tras el que, una tras otra, sonarían hasta 19 canciones de la banda. Sonido lóbrego y compacto con el inicio de ‘Seguiriya de los 107 faunos’seguida de una ‘Santos que yo te pinte’ soberbia y perfecta en ejecución por parte de la banda, que a lo largo de su más de hora y media de set se mantuvo inmutable. Con Los Planetas uno nunca nunca sabe cómo puede salir un concierto, pero lo cierto es que la banda está viviendo uno de sus mejores momentos a nivel profesional y suena mejor que nunca. Final culminante de la mano de ‘Alegrías del Incendio’,‘Reunión en la Cumbre’ y ‘De Viaje’, con unos Planetas en estado de gracia y en perfecta comunión con su público, totalmente entregado a la causa.

Novedades Carminha

AKKAN

 

Viernes 29

Oso Leone

 

Núria Graham

 

Nick Mulvey

St. Vincent

El quinto disco de estudio de St. Vincent MASSEDUCTION es, por definición, titánico, tanto lírica como estética y musicalmente hablando; Annie Clark lo lleva todo al extremo, y en directo, no es diferente. Con una escenografía sobresaliente, una banda sin rostro -como dice la propia artista, formada por ‘androides humanos’- y un setlist desbordante de energía hasta llegado el final, St. Vincent se presentaba en el Vida Festival como indestructible y cabeza de cartel absoluta del festival. Hipnótica, teatral y expresiva hasta decir basta, la personalidad escénica y figura de la tejana se mostró en todo momento compleja y en ocasiones incluso androide y su art rock futurista, sofisticado y repleto de electrónica sofocante, puso ritmo a un set centrado en su último disco MASSEDUCTION. Del frenético inicio de la mano de ‘Sugarboy’, ‘Los Ageless’ y la colosal ‘Masseduction’al reposado final con ‘New York’, ‘Hang on Me’, ‘Happy Birthday, Johnny’ y ‘Severed Crossed Fingers’ pasando por la vivacidad inherente de canciones como ‘Cruel’ y el magnetismo de la ya clásica ‘Cheerleader’, St. Vincent ofreció un directo accesible pero desafiante en el que quedó constatado que la suya, continúa siendo una de las figuras más complejas, desafiantes y fascinantes del mundo de la música actual.

DBFC

Los que ya habíamos disfrutado del set de DBFC en el pasado Primavera Club sabíamos lo que nos esperaba la noche del viernes con su directo. Un directo en el que las guitarras épicas y las melodías pop se mezclaron con los sintetizadores y la electrónica a golpe de motor con temas tan infalibles como ‘Leave my Room’ o ‘Autonomic’. El dúo comprendido por David Shaw y Dombrance parece decidido a continuar con la larga tradición del electropop parisino, al que bandas como Justice, Kavinsky y Phoenix tan bien han dado voz durante los últimos años. Con DBFC, por eso, las influencias del Madchester ponen también relieve a las canciones no solo en estudio sino en sus directos, con líneas de guitarra britpop errantes y melodías que ondean entre la psicodelia y los riffs del indie rock más crujiente.

 

Franz Ferdinand

Que Franz Ferdinand dejaron de ser relevantes hace años no es ninguna novedad, igual que tampoco lo es el gran magnetismo que la formación continúa desprendiendo en sus directos casi 15 años después de la salida de su disco debut y posterior eclosión como banda magna del indie de principios de los 2000. Conscientes de su arsenal de éxitos, para el Vida Festival la banda escocesa elaboró un set en el que predominaron los temas más conocidos de su carrera, haciendo acto de presencia solo 4 de las canciones del reciente Always Ascending (2018) -en concreto, sonaron ’Glimpse of Love’, ‘Always Ascending’, ‘Lazy Boy’ y ‘Feel the Love Go’. Clásicos incontestables como ‘Michael’, ‘Ullyses’ o ‘Take Me Out’, este última reservada para el final, fueron intercalados con otros míticos como ‘Do You Want To’ o ‘This Fire’, demostrado que, pese a quien le pese, la banda de Alex Kapranos todavía conoce bien sus puntos fuertes y sabe cómo jugarlos.

 

Sábado 30

El Petit de Cal Eril

Albert Pla

Iron & Wine

Ver actuar a Iron & Wine en el Vida Festival, un festival con un entorno de ensueño y una propuesta estilística muy afín a la del proyecto de Sam Beam, fue un regalo para la tarde del sábado, pero también por momentos una frustración. Una frustración porque, aunque el sonido de la banda fuese envidiable, su propuesta requiso algo más de atención de lo habitual y eso, en un festival, es a veces difícil de conseguir por parte del público. Presentando en directo Beast Epic, su último álbum de estudio y con el que la cada vez más enriquecida banda de folk, blues y jazz de Sam Beam ha girado hacia un sonido más ligero y espacioso que el de sus últimos predecesores, Iron & Wine se movieron entre la calidez y la intensidad y la sutileza y lo expansivo, generando un ambiente por momentos mágicos con canciones tan hipnóticas como ‘Call it Dreaming’.

Museless

 

Jungle By Night

 

They Might Be Giants

La Plata

La Plata son, desde hace ya meses, una de las bandas más destacadas de la escena independiente actual. Con la salida de su disco debut Desorden en marzo han conseguido ganarse una devoción formidable por parte de público y crítica, declarada el sábado en su directo en el Vida Festival mediante pogos  y cantos de unas canciones que ya suenan a clásicos. A través de temas como ‘Un Atasco’ o ‘Me Voy’, el quinteto valenciano demostró su gran capacidad para facturar himnos antológicos que se mueven entre el pop más acelerado y oscuro y el post-punk brillante. Un sonido fresco y urgentemente joven que con su directo en el Vida Festival se confirmó, que efectivamente, estamos ante una de las bandas más sólidas del panorama nacional.

Hookworms

Hookworms decidieron empezar su set de la forma más cruda y apasionada posible con la robótica a la vez que sintética ‘Negative Space’como primer dardo de la noche. El concierto de la banda de Leeds era uno de los más esperados de la noche del sábado y su sonido, oscuro y ahora también sintético y enraizado en las repeticiones cíclicas del krautrock, su mejor arma. Enérgicos, concisos y atractivos, Hookworms mantuvieron su último disco Microshift en tierra firme en su directo, repleto de guitarras, sintetizadores, fuerza y caos visual y con temas como ‘Radio Tokyo’ o ‘Boxing Day’ entre los más destacados, sin olvidarnos de la figura de un Matthew ‘MJ’ Johnson  que ha decidido dejar de esconderse tras las oscuras nubes de efectos y se mostró soberbio y sin restricciones al volante de la banda.

of Montreal

of Montreal fueron los encargados de ofrecer la penúltima actuación del escenario principal del festival en la Masia d’en Cabanyes con un concierto que, en su conjunto, fue como sumergirse en un extraño viaje intergaláctico en el que pop psicodélico más rotundo fue la banda sonora. Ataviado en un vestido de tonos azules y completado con una peluca rubia que más tarde se cambiaría, Kevin Barnes y su banda presentaron en directo su último disco de estudio White is Relic/Irrealis Mood, con ocasionales vueltas al resto de su ya prolongada carrera. En términos generales, el de of Montreal fue un concierto ecléctico que se movió desde el indie pop más bailable y ameno en temas como ‘Gronlandic Edit’ hasta los sonidos más psicodélicos y saturados de synthpop. El fin de fiesta perfecto para una edición mágica.

Tversky

Publicidad

Foto. Pablo Luna Chao (menos La Plata)   Festivales
Publicidad