17/05/2018

Es el primer adelanto de su nuevo EP, "una denuncia en contra de los aparatos electrónicos, las redes sociales, el burn out, la contaminación, la frenesí del Do It Yourself y toda esa realidad virtual en la cual nos gusta recrearnos como si fuera real".

Por Astrid Jacomme

Muchas veces miramos hacia fuera a ver qué música nos traen los países vecinos y no prestamos atención a las joyas que tenemos aquí. Hoy lo remediamos presentando a Ljubliana & the Seawolf, un grupo afincado en Barcelona. Son Pol Battle, Adri Cubells, Òscar Garrobé, Joan Vila y Jaume Estalella, cinco músicos que en 2012 embarcaron para un viaje en barco sobre el río que les llevaría a Ljubliana (o al menos eso soñó Pol). Si tuviéramos que definir su trayectoria musical en una palabra, sería “experimentación”. Con dos álbumes bajo el brazo (RE-Mi (2013) y Vaine House (2016)), el grupo ha ido evolucionando hacia un estilo sorprendentemente maduro: un rock ecléctico, visceral y electrónico, sin perder su esencia de libertad e improvisación.

El grupo prepara ahora el lanzamiento de su nuevo EP titulado SHIT DØPE (previsto para el 8 de junio), producido por Ander Agudo (Rayo-60) y del que han avanzado el primer single ‘Vacuum’. Con una irreverencia sutil y en su justa medida, este último trabajo también tiene una identidad artística potente, influenciada por la performance y la interpretación. Una característica que podemos apreciar en la puesta en escena de este videoclip, primera parte de un minifilm producido por La Mosca de la Tele que hoy estrenamos en exclusiva. Para esta grabación, el grupo se rodeó de numerosos artistas en el místico entorno del Konvent Puntzero de Berga y de la Fundación La Plana. El resultado final es un videoclip evocador, cuya estética va a juego con la temática desarrollada en las letras.

“Pienso en aquella sensación de imaginar el universo. Que estamos aquí flotando del revés aunque a nosotros nos parece que tocamos de pies a tierra gracias a la gravedad”. Como explica Pol, el disco habla de una renuncia a los ritmos de vida actuales, “una denuncia en contra de los aparatos electrónicos, las redes sociales, el burn out, la contaminación, la frenesí del Do It Yourself y toda esa realidad virtual en la cual nos gusta recrearnos como si fuera real“.

Ahora de la mano del sello Bankrobber, Ljubliana & the Seawolf tienen algo que puede recordar a Alt-J, Foals o Queens of the Stone Age, y lo demostrarán en directo en la primera presentación oficial de su nuevo disco: el 7 de junio en la sala LAUT (Barcelona).

Publicidad
Publicidad