26/03/2018

Con solo 19 años, el protegido de Tyler, the Creator que actuará en el Primavera Sound 2018 coquetea con el indie, el jazz, el pop y el R&B sin despeinarse.

Con solo 19 años, Alex O’Connor se ha convertido en una de las revelaciones más prometedoras del Reino Unido. Más conocido como Rex Orange County, fue en 2015 cuando el (en aquel entonces todavía mucho más joven) cantautor británico compartió con el mundo su primera referencia, bcos u will never be free. Un primer álbum, autoeditadio y todavía hoy puesto a disposición de cualquiera que lo desee en Bandcamp mediante descarga gratuita, que fue grabado en el dormitorio de su casa, en el soñoliento suburbio de Surrey que cita en sus letras sobre la tristeza y la felicidad adolescente. Cuál sería la sorpresa de O’Connor cuando solo un año después recibiría un mensaje en SoundCloud del mismísimo miembro fundador de Odd Future, el rapero Tyler, the Creator, quien le reclutó para participar en dos de las canciones de Flower Boy, su magistral último álbum y el decimoquinto mejor de 2017 para esta casa. Desde entonces, la atención artística y mediática que ha despertado Rex Orange County ha sido inevitable: superestrellas como Frank Ocean y Skepta le han ofrecido compartir escenario, y por poco no gana el BBC Sound of 2018, prestigosa lista anual de promesas de la música en la que ocupa la segunda posición, solo por detrás de la noruega Sigrid. Y casi que debería ir por delante…

Después de formarse en la escuela de artes escénicas BRIT School, por donde han pasado alumnos ejemplares que van de Adele a Amy Winehouse pasando por King Krule, el multiinstrumentista –aunque empezó con la batería– O’Connor publicó el año pasado un segundo disco, Apricot Princess, que pese a que contiene canciones memorables quizá no recibió la atención que merecía. En él resuenan desde el indie rock de los primeros Arctic Monkeys, con canciones tan inmediatas, enérgicas y joviales como ‘Television / So Far So Good‘, hasta el R&B moderno de Ocean con florituras jazz-pop parecidas a las del último disco de Tyler en el que participa, aunque sobre todo destaca por baladas soul como ‘Untitled‘ que bien podría haber compuesto la mencionada Winehouse en sus momentos más luminosos. El trabajo, que recibe el nombre por la mascota de su novia, la también artista Thea –su ‘Sycamore Girl‘–, es una celebración de amor adolescente tratado sin excesiva profundidad lírica, aunque su cálida riqueza instrumental puede iluminarle el día a cualquiera rápidamente. Palabras mayores son las que podemos dedicar a ‘Edition‘ y ‘Loving Is Easy‘ en colaboración con Benny Sings, dos canciones de aroma clásico que pese a su sencillez melódica parecen anticipar un trabajo mucho más madurado en un futuro cercano.

Lo que es seguro es que el de Rex Orange County es uno de los conciertos imperdibles del Primavera Sound 2018, su primera y única visita a España confirmada. No se lo pierdan si en un futuro quieren decir aquello de «yo estuve allí» o, como dirá el bueno de Tyler, «yo lo descubrí antes que nadie».

 

 

Publicidad
Publicidad