01/03/2018

El radiante nuevo fichaje de Sub Pop Records deleitará a los fans de los Tame Impala más poperos.

Quizá todavía no conoces a Yuno, pero deberías. El resplandeciente nuevo fichaje del sello norteamericano Sub Pop estrenaba hace una semana ‘No Going Back‘, un seductor tema que aúna pop, synth-pop e influencias extraídas del «reggae, el ska, el rocksteady y el R&B clásico«. Británico de ascendencia jamaicana, fue descubierto por Ishmael Butler de Shabazz Palaces, miembro del equipo de A&R de Sub Pop, y su contacto con la música nace en paralelo con su pasión por la cultura del skate. En la nota de prensa, el artista de 27 años señala tempranas influencias rockeras como HIM, AFI y Rancid, aunque tras escuchar su infecciosa nueva canción nos vienen inmediatamente a la cabeza bandas como Tame Impala y Beach House, así como referencias del R&B moderno. Amante del color rosa y los tonos pastel, podemos considerar a Yuno un bedroom producer en todos los sentidos: aprendió a tocar la guitarra de forma autodidacta, crea sus propios beats en casa, se diseña las portadas y dirige sus propios videoclips.

Aunque ‘No Going Back‘ es claramente su apuesta más pegadiza hasta la fecha, e incluso llega a desprender cierto halo potencialmente comercial, hace ya ocho años que el artista de Florida comparte canciones en su perfil de Bandacamp, y mientras que algunos de sus singles anteriores como ‘Sunlight‘ nos recuerdan al dream pop lo-fi y melancólico de bandas como Beach Fossils, Wild Nothing, Real Estate y Day Wave, otros como ‘Grapefruit‘ evocan irremediablemente a la ola chillwave que durante la última década han abanderado nombres como Neon Indian, Washed Out, Toro y Moi y Small Black. Sin embargo, quizá cada vez tiene menos sentido hablar de todos estos géneros: Yuno se convierte desde ya en una revelación pop a la que seguir muy de cerca. El mensaje rumbo al futuro que lanza en su incipiente nuevo hit con su radiante falsete, que emerge entre luminosos teclados, riffs de guitarra eléctrica y sintes, es claro: «No hay marcha atrás«.

Publicidad
Publicidad