14/02/2018

Helena López, mitad del dúo, fallecía hace escasos días en Barcelona.

La unión musical entre Helena López y Norman Bambi, conocida con el nombre artístico ficticio Yakoe Nicole, iba camino de convertirse en una auténtica revelación a nivel nacional. Posiblemente, en una de aquellas que cruza fronteras al expandirse poco a poco por la blogosfera. El dúo hispano-francés, que se dio a conocer a principios del pasado año con un EP titulado The Diving Ducks, tenía previsto publicar este mismo mes de enero su continuación, un segundo EP del que ya se había desprendido un orgiástico videoclip para la canción ‘Who Are You’, con la que despidieron el 2017. Tristemente, el pasado sábado nos enteramos a través del suplemento digital Tentaciones del periódico El País que la catalana Helena López, mitad del dúo, falleció el viernes de forma repentina a la edad de 34 años. A través de su cuenta personal de Facebook podía leerse el siguiente comunicado: «Helena nos ha dejado. El domingo nos despediremos de ella en su casa a partir de 16:30-17h como a ella le gustaría, con alegría y buena música”.

Su EP de debut, completamente autoeditado, es descrito en su perfil de Bandcamp como la representación de “una estética asiática de los años 80 proyectada en un indulgente cine de Hollywood. Flautas de madera y órganos entretejidos con guitarras relajadas y una voz extranjera revelan una secuencia que cruza palmeras larguiruchas y lagos temblorosos hasta un corazón roto sobre una ensalada de algas frescas”. El trabajo, para el que solo utilizaron un ordenador portátil y una guitarra eléctrica (las voces simplemente fueron grabadas mediante el micrófono incorporado en el ordenador), incluye cuatro canciones compuestas por López durante “una larga separación cinematográfica”. Unas demos que Norman Bambi, productor residente en París, conoció gracias a Internet, y a partir de las cuales empezaron a trabajar juntos de una forma bastante poco convencional, aunque cada vez más extendida en la era digital: mandándonse correos y archivos a distancia (desde abletons hasta notas de voz de Facebook).

Para su nuevo trabajo junto a Norman, Helena se había encargado de dar forma a todo aquello relativo a la forma de presentarlo, que iba mucho más allá de lo puramente musical y buscaba crear un universo reflejado también en las imágenes. La joven residente en Barcelona se puso pues al mando tanto de la dirección, producción y efectos visuales del videoclip como de una plataforma web con un software creado exclusivamente para el proyecto y, por supuesto, abierto al público. Mediante la técnica conocida como datamoshing, que consiste en manipular parte de la información codificada de los formatos de vídeo para conseguir los conocidos como efectos glitch, la pieza audiovisual para el single ‘Who Are You’ logra deformar los momentos más explícitos de un fascinante encuentro sexual entre amigos y convertirlos en poéticas elipsis. Así pues, Helena programaba, componía y dirigía, e incluso nos consta que le habría gustado animar a muchas más chicas a hacer lo mismo que ella, es decir, a defender sus propios proyectos artísticos en todos los campos posibles. Por este motivo Yakoe Nicole era tan creíble.

Desconocemos si algún día verán la luz las canciones que Helena y Norman pensaban publicar a principios de este año (quizá se optará por mantenerlas entre otros archivos comprimidos, en la subcarpeta de una carpeta), pero a juzgar por la delicada canción que tan metódicamente habían confeccionado y ornamentado, seguro que su propuesta habría encandilado más pronto que tarde a todos aquellos oídos que adoran el pop electrónico de artistas como Jessy Lanza, Empress Of, Holly Herndon, Smerz o Yaeji. Lo que es seguro es que Helena se fue demasiado pronto, casi como un efecto glitch inesperado allá donde no toca, dejando demasiadas canciones en el tintero y demasiado vacío entre sus allegados y amigos cercanos. Descansa en paz, Helena.

 

Publicidad

Foto. Lluis Tudela   Nuevos grupos
Publicidad