29/11/2016

Casi tanto como el nuevo Audi Q2.

Con la llegada del último mes del año, es momento de hacer balance. ¿Qué hechos nos recordarán para siempre a este 2016? ¿Qué cosas queremos olvidar? Hay muchas formas de recopilar lo que ha dado de sí un año, muchas formas de etiquetar lo vivido, pero a veces en la sorpresa es donde encontramos lo mejor. En aquellos artistas que nos han ganado de forma inesperada, sin avisar, y han pasado a convertirse en nombres a seguir muy de cerca. Estos son nuestros artistas nuevos favoritos y más únicos del año que estamos a punto de dejar atrás.

audi-q2

Francis and the Lights

Francis Farewell Starlite consiguió reunir a dos colaboradores de lujo como Justin Vernon (Bon Iver) y Kanye West para dar forma a la que ha acabado siendo una de las canciones del año: ‘Friends’, que por si no fuera suficiente también nos deja la coreografía del año. Una exaltación del amor y la amistad de la mano del Auto-Tune que ha servido de lanzadera para el disco que marca un antes y un después en la trayectoria de este artista neoyorkino: Farewell, Starlite!, que contiene colaboraciones de Vernon y Kanye en cortes como ‘Thank You’, ‘My City’s Gone’ o ‘See Her Out (That’s Just Life)’.

Alexandra Savior

Una de las voces femeninas llamadas a protagonizar el año que viene. Savior se dio a conocer muy gradualmente tras co-escribir ‘Miracle Aligner’, una canción del último disco de The Last Shadow Puppets, con el mismísimo Alex Turner. De la mano del líder de Arctic Monkeys y del ínclito James Ford llegará el debut de Alexandra Savior, previsto para el año que viene y que promete una nueva capa de pintura al pop clásico con influencias de Scott Walker y Ennio Morricone. Una delicia.

LUH

De las cenizas de los salvajes WU LYF surge LUH, el dúo formado por su excantante Ellery James Roberts y la artista audiovisual Ebony Hoorn. LUH han debutado este año con Spiritual Songs for Lovers to Sing, publicado por el prestigioso sello Mute Records, pero es lo más convencional de su propuesta: tanto sus canciones como la explicación de su obra y sus apariciones en directo están siempre rodeadas de misterio, experimentación y riesgo, en la línea del esquivo y místico Roberts.

Mura Masa

Si un artista puede definir el sonido más exquisito de 2016, ese es Mura Masa. El jovencísimo productor británico ha cogido un puñado de referencias de los últimos años, las ha puesto en su batidora de estilos y les ha aplicado el toque de talento del que solo unos pocos elegidos gozan. El resultado es una electrónica sedosa que bebe del UK garage y del r&b noventero con ecos de hip hop, algunos destellos pop y una clase inigualable. A la espera de que publique su debut, hits como ‘Firefly’ con NAO, ‘Love For That’ con Shura o esa explosiva revisión de su ‘Love$ick’ con la colaboración de A$AP Rocky le convierten en el chico de oro. 2017 será suyo.

Murdoc

Bernat Sànchez (A.K.A. Murdoc) es un viejo conocido del circuito musical catalán, pero el como motor de creación de Deprimix, Placalt, Malin, su ópera prima, ha sido la necesidad de recuperar la música como hobby, después de haberla hecho durante años, digamos, por encargo para otros. Se trata, por tanto, de una obra 100% suya, confeccionada a su manera. Y realmente da la sensación de ser el fruto de un torrente hasta ahora contenido, como si hubiera abierto una presa cerrada y el agua de su música le saliera a borbotones. El álbum es tan atractivo y contundente como difícil de calificar: un compendio de pop alternativo, rock psicodélico, folk urbano y una especie de garage lo-fi, todo aderezado con numerosísimos y siempre enriquecedores arreglos de todo tipo, incluidos sobre todo electrónicos y de teclados. Pero seguramente lo más destacado del disco es la confluencia entre música y narrativa, asunto de radical interés para Sànchez, y auténtico motor de desarrollo del mismo.

audi-q2-2

Igual que estos cinco artistas, el nuevo Audi Q2 es algo totalmente inesperado: un concepto de vehículo que llega para romper con lo establecido, para que no sepas ni puedas catalogarlo. ¿Para qué? Las mejores cosas son las que resulta imposible definir. Marcadamente deportivo (gracias a los motores TFSI y TDI de 116CV hasta 190CV) pero al mismo tiempo con tecnología tan revolucionaria como la que integran los modelos de alta gama de Audi, el Q2 es totalmente #untaggable.

Publicidad
Publicidad