13/10/2016

Buceamos entre la letra pequeña del cartel para dar con cinco apuestas internacionales.

A una semana del arranque del Primavera Club 2016, y con nuestra playlist ya bien aprendida, llega el momento de hacer algunas apuestas sobre los artistas que más pueden dar que hablar. Y obviando a los ‘cabezas de cartel’ como Minor Victories, Porches, Yumi Zouma, Public Access T.V. y Whitney (casi todos ellos debidamente presentados en nuestra sección de Nuevos Grupos durante los últimos meses), ahí van 5 joyas entre la parte más desconocida del cartel que seguiremos muy de cerca.

Alex Cameron

Cuándo: Sábado 22 de octubre a las 20:45h (La [2] de Apolo)

Llega avalado por un sello de prestigio como Secretly Canadian y las inevitables comparaciones con Ariel Pink y John Maus (sin llegar a su nivel de excentricidad), gracias a un sonido puramente sintetizado y una voz penetrante de las que dejan huella. El debut de Alex Cameron, Jumping The Shark, tiene un halo constante de misterio y tensión (especialmente en cortes como ‘Gone South‘, ‘She’s Mine‘ o ‘Internet‘), pero al mismo tiempo una capacidad infinita de seducción gracias a destellos brillantes como ‘Real Bad Lookin‘ y ‘The Comeback‘ (en la que llega a recordar a unos The War on Drugs un poco fuera de control). En directo puede depararnos cualquier caso, y más viendo la pinta de crooner desbocado que se gasta él y al hecho de que el saxofonista Roy Molloy le acompañará en el escenario. Promete.

Boys Forever

Cuándo: Viernes 21 de octubre a las 21:45h (La [2] de Apolo)

Inmersos en la era de las producciones grandilocuentes y la experimentación sin fin, a veces simplemente necesitamos canciones que nos animen y nos relajen en el día a día, y más en esta época del año, cuando el verano se ha evaporado por completo y todo son preocupaciones. Esto es lo que seguramente nos ofrecerá en el inminente Primavera Club la música de Patrick Doyle, un multiinstrumentista británico que ha pasado por bandas como The Royal We, Sexy Kids, Correcto (con Paul Thomson de Franz Ferdinand) y, a ver si esta sí les suena, Veronica Falls. Boys Forever, el primer proyecto en el que asume por completo el liderazgo, publicaba el pasado mes de agosto un debut homónimo en el que Doyle reúne diez cortes de jangle pop cálido y desenfadado que, aunque nacieron de una delicada situación personal, consiguen darle la vuelta y desprenden mucho menos drama que, por ejemplo, Veronica Falls, evocando a grupos como Teenage Fanclub e incluso flirteando con el surf-rock de los Beach Boys. No hay riego, ni bruscos cambios de tempo, más allá de algunos momentos más reposados como ‘Thing’ o la nostálgica ‘I’ll Remember You’, pero sí altas dosis de sentido del humor en sus composiciones de pop lo-fi y soleado, como las pegadizas ‘Voice in My Head’ y ‘Brian’, que seguro que nos devolverán, durante su concierto, a la placidez de los días de verano.

C Duncan

Cuándo: Sábado 22 de octubre a las 22:30h (Apolo)

El joven Cristopher Duncan pasó un poco desapercibido en nuestro país con Architect, su álbum de debut, el año pasado. Craso error por nuestra parte. Sin embargo, sí llamó la atención del jurado que elige a los candidatos anuales para el Mercury Prize, formando parte de los 12 finalistas del año en el que ganó Benjamin Clementine. Nacido en Glasgow hace 27 años, C. Duncan se ha licenciado recientemente en la Royal Conservatoire of Scotland, donde ha cursado la especialidad de composición. Un pequeño genio profesional, vaya; y con título y todo. El caso es que el escocés no ha perdido el tiempo tras su debut y apenas 15 meses después ya ha presentado su segundo disco: un delicioso The Midnight Sun con el que ha logrado radicalizar las formas etéreas de su dream pop luminosos y clasicista hasta casi transformarlo en una suerte de chillwave 2.0 extremadamente relajante. Un acompañamiento sutil y preciosista que le va a las mil maravillas a una tarde lluviosa y otoñal como la de hoy.

Mild High Club

Cuándo: Domingo a las 20:35h (La [2] de Apolo)

Es evidente que la brecha abierta durante los últimos años por artistas como Ariel Pink, Mac DeMarco y Connan Mockasin –algunos de ellos han colaborado y compartido escenario con el artista que nos ocupa– nos han familiarizado con el pop psicodélico más suave y ensoñador de la década de los sesenta. En su línea, el californiano Alex Brettin recupera esta levedad sonora en su proyecto Mild High Club, nombre de lo más adecuado para describir el aura entre ácida y esponjosa de sus dos trabajos publicados por el sello Stones Throw hasta la fecha, su debut Timeline (2015) y el más reciente Skiptracing. En este segundo intento, meticulosamente producido, sus canciones siguen fluyendo mediante influencias del soft rock, el glam y la psicodelia, pero en sus texturas atmosféricas Brettin explora también senderos más jazzísticos –su especialidad académica–, aplicando incluso pinceladas de delicado funk en la búsqueda de un sonido más complejo y caleidoscópico que el de su predecesor. Ideal para relajarnos, contonearnos y dejar que su cálido groove nos absorba en la Sala Apolo.

River Tiber

Cuándo: Sábado 22 de octubre a las 0:30h (La [2] de Apolo)

Los fans de James Blake y SOHN tienen una cita ineludible con el canadiense River Tiber, un chaval de Canadá llamado Tommy Paxton-Beesley que ya cuenta en su haber con colaboraciones con DrakeKaytranada o Freddie Gibbs. De los primeros probablemente ha adoptado la habilidad de jugar con su voz como un instrumento más en bucles sonoros que contribuyen a incrementar la intensidad hasta el límite, y de su cosecha propia aporta una ambientación algo más oscura y electrónica– sin perder en ningún momento de su debut Indigo el alma soul, que sobrevuela todo el disco–, y algún destello de hip hop (como demuestra la contemplativa ‘West‘ con Daniel Caesar o la más experimental ‘Clarity‘, con Tess Parks). Si en directo consigue transmitir la misma intensidad que en disco, estaremos ante uno de los conciertos del festival. Y si encima toca la deliciosa ‘Barcelona‘ ya será la guinda.

Publicidad
Publicidad