30/09/2016

No volveremos a ser tan jóvenes como esta semana. Y todo esto no volverá a pasar.

Hay motivos para pensar que esta, y no otra, ha sido La Semana. Con mayúsculas. Especialmente para todos aquellos que ya han asumido que vivimos una nueva realidad musical (no 2.0, sino 5.0 o 6.0). Que, mientras las descargas ilegales siguen cayendo, la industria tal y como la habíamos conocido hasta hace no demasiado ya coge polvo en un cajón, quizás para siempre. Un día es un álbum visual (Frank Ocean, Beyoncé) o uno contenido en una pulsera (El Guincho); otro, un lanzamiento de una súper estrella que llega prácticamente sin previo aviso (Rihanna, Kanye West). Esta semana, Nicolas Jaar estrena su segundo disco en su propia radio online y Solange lanza su esperadísimo nuevo trabajo solo tres días después de anunciarlo, dejando la promoción para el que la necesite. Dos estrategias que, posiblemente, ya se hayan quedado obsoletas dentro de siete días.

Mura Masa y A$AP Rocky, enfermos de amor

Prácticamente no hay día en el que no se lance remix o «alternate version» de algún gran o pequeño hit que, como novedad, incluya algún fraseo rapeado. A menudo, variación metida con calzador, resultado más bien olvidable. Por eso clamaba al cielo que el hasta ahora infalible Mura Masa no se hubiera decidido a darle un nuevo impulso a su ‘Lovesick‘. El tema, con su trote sincopado y esa melodía de marimba que es oro, pedía a gritos la inclusión de un MC. Ha llegado esta semana: A$AP Rocky, siempre dispuesto a meterse en jaleos, irrumpe triunfal sobre los beats del británico, como si siempre hubiera estado ahí. Parece fácil y, en realidad, lo ha sido: Rocky lo grabó en un par de horas.

Saltan las alarmas: Nicolas Jaar ya está aquí

Cierto es que entre el primer disco de Darkside (minuto de silencio), la serie de singles Nymphs o proyectos más locos como una nueva banda sonora para una película armenia (?) de 1969 (??) hemos tenido noticas de Nicolas Jaar con la puntualidad de una ex puñetera, pero ya ha pasado más de un lustro desde que publicó Space is Only Noise, su primer y único álbum al uso hasta la fecha. Ese relativo silencio se rompe hoy con la llegada de Sirens, sucesor que puede escucharse hace días en uno de los más de 300 canales de la estación de radio online que el productor lanzó a finales de verano. Casi tres cuartos de hora entre lo bello y lo turbador que son puro Jaar: electrónica ambiental de milyuna texturas, tan pronto cercana al post-punk (‘The Governor‘) como conectada con el folklore andino (‘No‘), que no se concibe sin unos buenos cascos.

De repente, Solange

Nada como la influencia de un hermano mayor. Y si es Beyoncé, ni te cuento. Ya son dos los discos que la primogénita de las Knowles ha lanzado por sorpresa y el ejemplo ha terminado calando en una Solange que llevaba desde 2012 sin publicar nada. Su regreso, por ansiado, merecía algo de ceremonia y misterio, pero parece evidente que la no-promoción es la nueva promoción: ni singles, ni impulso comercial, ni nada. Su nuevo álbum, A Seat at the Table, fue anunciado hace tres días y hoy ya está disponible (junto a un extenso libro que puede leerse online). Como de la nada brota un disco cuyo tracklist (21 cortes) solo compite en longitud con la lista de colaboradores: Kelela, The-Dream, Majical Cloudz, Sampha, Lil Wayne, Moses Sumney, Kelly Rowland, BJ the Chicago Kid, Nicholas Savage y… ¡Blood Orange! Uno de los matrimonios musicales mejor avenidos de la última década parece haberse reconciliado definitivamente después de algunos momentos de tensión. Y eso hay que celebrarlo.

Kero Kero Bonito estiran el verano

Todos tenemos un amigo que, reacio a la evidencia de que el otoño ya está aquí, sigue colgando fotos de sus vacaciones de verano. Puede que incluso nosotros mismos seamos ese amigo. Kero Kero Bonito son ese amigo en su eufórico nuevo single, de apropiadísimo título: ‘Trampoline‘. Si a algo invita la música de los londinenses, deliberadamente hortera, es a saltar, brincar, botar. «Don’t forget to bounce», repite el estribillo. Si es que hay alguna cosa que no sea estribillo en este tema tan tonto como efectivo, una explosión de purpurina, un Red Bull en sí mismo. Al menos, el debut del trío, Bonito Generation, a la venta el 21 de octubre, llegará a tiempo para el verano austral.

La vena cachonda de Röyksopp

«En el pasado hemos tendido a dar una sensibilidad sombría a nuestros vídeos y esta vez queríamos darle la vuelta a eso». Hablan Röyksopp acerca de su recién estrenado vídeo para ‘Never Ever‘, su nuevo single. Una oportunidad para ver la vena más cachonda del dúo, siempre sobrios y solemnes hasta ahora. Cierto es que la canción, un número tecno-disco fluorescente y directo cantado por Susanne Sundfør, acompaña, pero el documento parece más propio de guasones consabidos como !!! o Hot Chip. Hombreras, pantalones de campana y un ¿homenaje? a Daft Punk sobre fondo psicodélico. No parece suyo, pero sí: lo co-protagonizan y hasta lo dirigen.

La canción de la semana

Mientras crece y crece el número de hispanohablantes a lo largo y ancho del globo (ya se rozan los 500 millones de personas), el castellano continúa siendo una lengua algo tabú para aquellos que pretenden generar cierto eco internacional practicando pop electrónico. Contra la tiranía anglosajona se rebela gente como Marineros, Maria Usbeck, El Guincho o, a ratos, Empress Of. Pelotón de insurrectos al que se suma NOIA, barcelonesa afincada en Nueva York que opera bajo Cascine Records, tu sello de confianza desde hace tiempo. El próximo 14 de octubre publica un EP en el que estará ‘Itaca Tropical‘, medio tiempo entre lo africano y lo caribeño, de bajos saturadísimos y aspecto destartalado. Ese «punto de fuga al borde del Sol, isla de plástico en mi visión» nos acompañará, al menos, los próximos siete días.

Publicidad
Publicidad