22/08/2016

Su nuevo disco, We Move, llega el 2 de septiembre, y habrá gira española de presentación.

Nos confesaba el irlandés James Vincent McMorrow cuando le entrevistamos, hace un par de años, su fascinación por el soul, pese a que sus dos primeros discos se enmarcarían dentro de lo que conocemos como folk: más analógico su debut, y algo más electrónico su segundo, Post Tropical, el que nos dejó maravillas como ‘Gold‘ y acabó en el anuncio de la Lotería de Navidad.

El tiempo avanza y tenemos que situarnos en el 2 de septiembre de este año, cuando se publicará We Move, el tercer álbum de James Vincent McMorrow. Grabado en los estudios OVO Sound de Drake en Toronto (Canadá) –de hecho, figura como corista en ‘Hype‘, una de las canciones del último disco del rapero canadiense–, explica su creador que una de las ideas principales del álbum era tratar de conjugar el baile con la intensidad emocional: «que la respuesta a la tristeza no tiene que ser solo a base de medios tiempos y notas menores«. En ese sentido parece jugar la bonita ‘Rising Water‘, primer adelanto del disco, que nos mostraba a un McMorrow más parco en instrumentación y refugiado en una electrónica de elementos mínimos.

Pero puede que el salto adelante del irlandés con We Move llegue con ‘Get Low‘, un segundo avance en el que suena mucho más exuberante, con más aroma soul que nunca, y un aroma algo más clásico a pesar de su cadencia sintética. Los bajos, ese solo de guitarra que se cuela en segundo plano, y los teclados finales elevan la canción hasta un lugar que McMorrow no había pisado todavía. Veremos cómo se plasma cuando su disco salga en apenas dos semanas, y cuando lo presente por estos lares: estará en el BIME 2016 de Bilbao, en la sala Joy Eslava de Madrid el 30 de octubre, y en el BARTS de Barcelona el 31 de octubre.

Publicidad
Publicidad