02/08/2016

Apple Music estrenará 'Boys Don't Cry' en exclusiva esta semana. Además, la plataforma digital nos tiene preparado un misterioso streaming en directo.

¿Cuánto tiempo llevamos hablando del segundo disco de Frank Ocean? Lo cierto es que el sucesor del lejanísimo channel ORANGE (2012) lleva años en boca de todos, pero el historial de informaciones, rumores, inexactitudes y ambigüedades sobre su publicación ha sido constante durante los últimos meses, siendo la última actualización de julio en su página web la señal más convincente de que tan esperado regreso es inminente. Y aunque todo apuntaba al pasado mes, parece que será finalmente en agosto, concretamente este viernes, cuando Boys Don’t Cry verá la luz. Así lo ha confirmado el periódico The New York Times anunciando su lanzamiento exclusivo en Apple Music –donde estará disponible durante las dos primeras semanas–, acompañado de un videoclip y la publicación de una revista impresa, también llamada Boys Don’t Cry, que se distribuirá en las tiendas Apple.

Al anuncio hay que sumarle el misterioso streaming en directo –también vía Apple Music– con el que recientemente se ha actualizado su página web boysdontcry.co, que por ahora solo muestra imágenes en blanco y negro de un set en el que podemos oír algunos ruidos, así como lo que parecen ¿fragmentos? de canciones. En dicha habitación, en la que Ocean parece estar ¿construyendo? algo durante sus apariciones en escena, hay también una instalación llamada Toyan que fue creada en 2002 por el artista Tom Sachs, quien en un tweet (ahora eliminado) con el hashtag #Endless confirmó haber dirigido el nuevo «proyecto de videoarte» de Frank Ocean. En palabras para The FADER, Sachs ha confirmado que estuvo implicado en su grabación durante el pasado año. La cuenta de Apple Music, además, ha publicado un tweet con una fotografía promocional del artista y un enlace al streaming llamado también Endless, así que dicho nombre tiene muchos puntos para primer single. Lo que está claro es que la endless wait, por fin, ha llegado a su fin. Bienvenido de nuevo, Frank.

 

Publicidad
Publicidad