15/06/2016

10 artistas que no hay que perderse en el inminente festival barcelonés.

Habiendo ya hecho los deberes con las joyas del cartel, llega el momento de repasar 10 conciertos/sesiones imprescindibles del Sónar 2016 que ya tenemos encima. De la experimentación al lamento soul, del piano al r&b futurista, de padres de la electrónica a valores futuros, ahí van 10 momentos que no queremos perdernos de esta nueva edición.

JAMES BLAKE

Viernes 17 a la 01:00h – SonarClub (Sónar de Noche)

Tiempo tendremos para procesar como se merece el monumental The Colour In Anything, el tercer álbum del británico James Blake. Tanto su publicación por sorpresa (fue anunciado solo horas antes de que viera la luz) como su generosa duración (17 canciones, casi un disco doble) hacen de este un disco especial y exigente, pero lo que más sorprende es que prácticamente no haya ninguna canción de relleno y que ya de entrada se adviertan nuevos clásicos para el repertorio como ‘Modern Soul‘, ‘Radio Silence‘, ‘I Need A Forest Fire‘ (con Bon Iver) y ‘The Colour in Anything‘. Con eso en cuenta queda por ver cómo abordará su presentación en el Sónar, si sacando su vena más pistera como hizo en su última visita en sala a Barcelona o apostando por la tonalidad de colores y matices de su flamante trabajo. Hay ganas.

ANOHNI

Viernes 17 a las 22:50h – SonarPub (Sónar de Noche)

Despojada de su vertiente más sinfónica, Antony Hegarty emprendía a finales del año pasado una mutación casi revolucionaria en cuanto a mensaje musical, alzándose como portaestandarte de una suerte de canción protesta del siglo XXI. Si durante casi dos décadas, su voz genuina y una personalidad casi mesiánica han ablandado el mundo a través de las melodías pop de Antony and the Johnsons, el pellizco emocional que supondrá verla en directo reconvertida en ANOHNI está garantizado. ‘4 Degress’, ‘Drone Bomb Me’ y el resto de canciones de Hopelessness, envueltas por la pericia electrónica de dos productores maníacos e impredecibles como son Hudson Mohawke y Oneohtrix Point Never –quien también actuará en el festival–, explosionan tan accesibles como poliédricas, implacables contra el ecocidio, la supremacía heteropatriarcal, los abusos de la política norteamericana y, en definitiva, cualquier forma de vileza humana. Se augura memorable.

FOUR TET & LAURENT GARNIER

Viernes 17 (Four Tet) y sábado 18 (Laurent Garnier) de 00:00h a 07:00h en SonarCar (Sónar de Noche)

Probablemente empujados por el absoluto éxito de esa experiencia clubber que trajeron James Murphy y 2manydjs al Sónar hace un par de años bautizada como Despacio, el escenario SonarCar vuelve a reinventarse en esa búsqueda constante, y por ahora frustrada, de su propia identidad dentro de un festival donde cada rinconcito tiene su razón de ser. Un escenario que ha sufrido diferentes transformaciones y que nunca ha acabado de dar con la tecla correcta, viéndose reducido a una zona de paso más que a un objetivo prioritario de los visitantes. Este año eso va a cambiar poniendo por parte del Sónar toda la carne en el asador: Escenario cerrado y limitado (sonido envolvente, por lo que comentan), con una decoración y personalidad propia, y con dos pesos pesados a los mandos las noches del viernes y el sábado encargados de comandar las maratonianas sesiones (abren y cierran cada jornada): Four Tet y Laurent Garnier. Se vislumbra noches tuercebotas, sudorosas y rozando el overbooking, así que habrá que ir a verlo.

JAMES RHODES

Jueves 16 a las 18:30h – SonarComplex (Sónar de Día)

Uno de los fenómenos literarios de la temporada lo es también desde un punto de vista musical. La historia de James Rhodes, que ha cautivado y emocionado ya a miles de lectores con Instrumental, tiene su reverso musical al piano ya que Rhodes es considerado uno de los mejores concertistas de piano de la actualidad. Su enfoque renovador de la música clásica sirve para acercar el género a los neófitos, y tras haber actuado hace solo unas semanas en el festival Primera Persona, volverá a Barcelona para ofrecer el que probablemente sea uno de los conciertos más emotivos del Sónar. Para muestra, su breve respuesta al atentado de Orlando de esta semana: «cuando no hay palabras, queda la música«.

JEAN-MICHEL JARRE

Viernes 17 a las 22:30h – SonarClub (Sónar de Noche)

Quizá a día de hoy y para las nuevas generaciones una personalidad como la Jean-Michel Jarre resulte entre estrambótica, desfasada o hasta desconocida, pero los que lo vivimos intensamente de renacuajos a finales de los 80 nos ha marcado de por vida, ya sea por sus shows pirotécnicos, por su instrumentación futurista dando a conocer masivamente el sintetizador o una banda sonora que partiendo de la New Age se tiró al vació de la electrónica etérea y espacial para no caer en la complacencia de contemporáneos como Mike Oldfield. Tal fue el protagonismo del francés que incluso por estos lares se emitía sus conciertos en prime time en la antigua VHF (la actual La 1) y, más tarde, la tan evocativa como machacante tonadilla ‘Chronolige 4‘ ejercía de banda sonora de los Giros de Indurain, Berzin, Chiapucci y Bugno en la batalla de Aprica con comentarios casposos de JJ Santos. Jarre fue muy grande y, desgraciadamente, poco a poco su camino y el de la voluntad popular y también el de la escena electrónica se fueron separando hasta tal punto que ha costado reivindicarle todo lo que se merecería, quedando solo en el recuerdo de sus fieles (que no son pocos). Mucho también tuvo que ver que sus directos necesitaran de una logística que dificultaba poder realizarlos de forma asidua. Pero para eso está el Sónar y su faraónico SonarClub, para que Jarre haga realidad esa promesa de traer a Barcelona un show totalmente revolucionario y rompedor presentando el díptico Electronica, un álbum colaborativo partido en dos en el que le tiende la mano a lo más granado del mundillo, de Jeff Mills a Pet Shop Boys y de Peaches a The Orb, en búsqueda de un punto de encuentro entre la electrónica de ayer y de hoy.

NIÑO DE ELCHE + LOS VOLUBLE

Viernes 17 a las 18:30h – SonarComplex (Sónar de Noche)

Para que un artista repita dos años seguidos en el Sónar es que tiene que ser algo muy especial. Tras haber recibido el aplauso unánime de la crítica especializada el año pasado por el valiente Voces del Extremo, y haberlo presentado precisamente en el Sónar 2015 junto a Los Voluble, Niño de Elche vuelve con sus acompañantes habituales (junto Pablo Peña de Pony Bravo y Raúl Cantizano) para presentar un nuevo espectáculo llamado En el nombre de, en el que electrónica y flamenco volverán a encontrarse enmarcados esta vez en el concepto de frontera, tanto a nivel musical como social y político (los cantes son del activista Paul B. Preciado) en una clara alusión al drama migratorio que se está viviendo actualmente en el Mediterráneo. Riesgo y reivindicación.

NEW ORDER

Sábado 18 a las 22:30h – SonarClub (Sónar de Noche)

Lo mejor que se puede decir de New Order es que gracias al flamante y divertido Music Complete siguen haciendo música digna (‘Plastic‘ es un mini-himno rompepistas a lo Underworld y ‘Tutti Frutti‘ una delicia pop ibicenca de esas que en sus buenos tiempos tan bien acostumbrados nos tenía). Y eso es una gran noticia, ya que a según qué alturas de una carrera musical a algunos artistas ya solo se les aplaude  si mantienen la dignidad que es como decir que podía haber sido peor (eso lo dejamos para Waiting for the Sirens’ Call que casi les lleva a la tumba artística tras una etapa convulsa en la que partieron peras con el icónico Peter Hook). Así que tocará disfrutar por segunda vez (aunque tercera actuación ya que en 2012 tocaron por partida doble) del legado de una de las bandas más influyentes de la música electrónica y aguardar los momentos que tiren de nostalgia clamando a Joy Division en un directo que tiene todos los mimbres para poder superar fácilmente su anterior visita, unos conciertos que fueron de lo más irregulares, gracias a las nuevas composiciones y a la compenetración de una banda que llega mucho más rodada que en aquella ocasión.

SKEPTA

Sábado 18 a las 01:25h en SonarPub (Sónar de Noche)

‘That’s Not Me’, repetía el MC de Tottenham en su hit de 2014 tras un meteórico renacimiento artístico. Con su disco más reciente, Konnichiwa, Skepta vuelve a las raíces del grime clásico –cuya popularidad había descendido sobremanera durante la última década– tras una etapa de versatilidad algo sonrojante, en cuyos desvíos profesionales no se reconocía. Dicho trabajo no solo representa un hito en la revitalización del género, sino que además abre un escaparate del mismo en la desdibujada escena que más allá de la huella de Dizzee Rascal y algún otro pionero resultaba sumamente difícil de hallar. Pero este rapero de ascendencia nigeriana sabe cómo moldear sus rimas abruptas, arbitrarias e irreverentes, en cuya producción traza sobrias pinceladas de UK garage, dancehall y jungle capturando el sonido de la calle del Londres más underground. Visitó el festival el año pasado con su hermano JME, pero esta vez, en el SonarPub, se respira el aroma de un triunfo mucho más colosal.

FLUME

Viernes 17 a las 01:30h – SonarPub (Sónar de Noche)

Ahora hará tres años, el joven productor australiano Harley Edward Streten aka Flume se nos metió a todos en el bolsillo con su masivo debut homónimo, en el cual ya demostraba holgada destreza y sobradas tablas de beatmaker con una personalidad sonora muy específica. Sintetizadores resplandecinetes pero disonantes, desarrollos placenteros pero sincopados, fondos luminosos y ambientales pero vigorosos y el otorgar una importancia decisiva al factor melódico y vocal son solo algunas de las señas de identidad de una técnica tan accesible como imaginativa. Presentando Skin, su flamante nuevo disco all-star –participan nombres como Beck, Raekwon, Vince Staples, Little Dragon y AlunaGeorge–, lo suyo en el SonarPub puede ser un espectáculo rebosante de petardazos, en los que confluirán desde el pop con más presencia de ganchos, pasando por dosis sinuosas de soul y r&b, hasta el house y el future bass más bailables. El solape con James Blake duele, sí, pero lo de Flume va a ser una auténtica montaña rusa.

KELELA

Jueves 16 a las 19:00h – SonarHall (Sónar de Día)

Kelela Mizanekristos es un disparo contra la obviedad y la luminosidad que impregna en abundantes ocasiones la cultura que entremezcla pop, r&b y música electrónica. Ella representa uno de los casos más paradigmáticos en los que el acercamiento a la producción experimental y los clubs más oscuros de música de baile se solidifican con un filtro amistoso y accesible. No sería posible sin la ayuda de productores de la era digital detallistas, eclécticos y de mentalidad expansiva tales como Bok Bok, Nguzunguzu, Girl Unit, Kingdom, Jam City y Arca, así como la aproximación a sellos y colectivos como Night Slugs y Fade to Mind. Su álbum de debut, Cut 4 Me, y el EP Hallucinogen, ambos publicados durante el pasado año, jamás cierran la puerta a influencias post-dubstep, drum & bass, grime y techno a la hora de adornar canciones que también cumplen algunos de los patrones del pop-r&b más dulcificado y pegadizo de los noventa. Además, en el SonarHall podremos ver cuánto ha evolucionado su presencia vocal y la propuesta escénica desde aquella actuación con la que nos deleitó en el Primavera Sound 2015.

Publicidad
Publicidad