11/05/2016

El bar musical suspende su actividad durante al menos cuatro meses tras el éxito del concierto de Mishima, Za! y Pony Bravo en la sala Razzmatazz, con cuyos beneficios se podrán sufragar sus cuatro sanciones.

El pasado jueves se celebró con éxito el concierto Pagar la Multa en la sala Razzmatazz, en la cual actuaron MishimaZa! Pony Bravo, y se logró recaudar así hasta 16.000 euros –20.000 sin descontar los gastos de producción– que permitirán al local afrontar casi la totalidad de las cuatro sanciones que enfrenta, que sumadas ascienden hasta los 17.600 euros.

Sin embargo, aunque durante este mes de mayo se prevé la entrada en vigor de la circular del Ayuntamiento de Barcelona que permitirá la música en directo en todos los bares de Barcelona, así como el nuevo Plan de Usos del Distrito de Gràcia, no será hasta junio que el Heliogàbal podrá empezar los proyectos, las obras, los estudios de impacto acústico y las inspecciones necesarias para volver a programar actuaciones, una procesos que podría alargarse hasta septiembre.

Dada la situación y los gastos generados por el establecimiento con motivo del paro en las actuaciones durante tres meses consecutivos, el bar y asociación cultural ha anunciado hoy su cierre inmediato, en principio de forma provisional. En un comunicado, ha expresado que espera volver a programar en verano y, de forma excepcional, ha anunciado para el próximo 19 de mayo un recital poético con Dolors Miquel, Enric Casasses, Blanca Llum Vidal, Eduard Escoffet, Maria Cabrera y Andreu Subirats, que servirá como despedida hasta que sus puertas vuelvan a abrirse. Con música en el interior.

 

Publicidad
Publicidad