06/05/2016

Antony Hegarty materializa su nueva identidad electrónica en un disco protesta con la ayuda de Hudson Mohawke y Oneohtrix Point Never.

De este disco se va a hablar y mucho. Tras dos décadas capitaneando Antony and the Johnsons, la artista transgénero se desprende de su identidad anterior y, producida y perfeccionada por dos gurús del sintetizador como son Hudson Mohawke y Oneohtrix Point Never, eclosiona hoy en ANOHNI. Despedimos el año 2015 con el épico alegato ecologista ‘4 Degrees’, un azote magistral en plena cumbre del clima, y pocos meses después conocimos la explosiva ‘Drone Bomb Me’, una condena a los ataques con drones encarnizados y aleatorios de los Estados Unidos. Antony emerge a través de un nuevo subgénero de la canción protesta revestida de sofisticación pop, allí donde el discurso del artista mainstream ha fallado. Incisiva contra los abusos de género, políticos y medioambientales, pero con un sonido tremendamente actual –aunque tras una primera escucha no encontramos ningún hit tan claro como los anteriormente citados–.

Sin embargo, la presentación de este Hopelessness promete ser uno de los platos fuertes del Sónar 2016. Escúchenlo.

Publicidad
Publicidad