05/05/2016

'Katie I Know', el tercer adelanto de 'Strangers', confirma el paulatino abandono del minimalismo por parte de la cantautora.

Aunque hace una par de años disfrutamos como enanos del minimalismo folk de Marissa Nadler en July, estamos listos para recibir con los brazos abiertos a una Marissa Nadler un poco más luminosa y opulenta. Su nuevo disco, Strangers, se estrena en apenas dos semanas, y por lo que hemos podido escuchar hasta la fecha da la sensación de que la cantautora de Massachusetts ha abierto las cortinas de su música para contrarrestar su innata austeridad. Ya nos lo pareció en ‘Janie in Love’, su primer adelanto, a finales de febrero, coincidiendo con el anuncio del lanzamiento, el tracklist y la bonita portada; y también en la higiénica y positivista ‘All the Colors of the Dark’.

No es que sea un cambio radical, pero el hecho de que Randall Dunn –productor de Earth, Sunn O))) o Black Mountain– conste en los créditos se nota y explica muchas cosas. ‘Katie I Know’ es su último adelanto: otra pieza que en la línea melódica vocal vuelve a recordarnos a la Sharon van Etten más blandita y lacrimosa. Elegancia, claroscuro y un fundido de arreglos con mucho contenido son algunos de los pluses de esta nueva entrega de Nadler, que auguran un álbum distinto de lo que nos tenía acostumbrados, pero desde luego muy atractivo.

Publicidad

Foto. Ebru Yildiz   Canciones
Publicidad