02/02/2016

La banda Whitney (Max Kakacek y Julien Ehrlich) y Cullen Omori, enfrascados en sus interesantes proyectos por separado.

Cuando Smith Westerns se separaron a finales de 2014, sus dos principales almas creativas, los compañeros de instituto Mark Kakacek y Cullen Omori, aseguraron que seguirían haciendo música por separado en otros proyectos, y afortunadamente podemos decir que ambos lo están cumpliendo: tanto uno como el otro han regresado con novedades este 2016, adelantando las primeras canciones de dos futuros lanzamientos discográficos que por ahora anticipan muy buenas sensaciones. Pero vayamos por partes para no hacernos un lío.

La banda Whitney, de la cual os hablamos el pasado verano con motivo del estreno de su primera canción, ‘No Matter Where We Go’,  la conforman principalmente el ya citado guitarrista Kakacek y Julien Ehrlich, quien también fue batería de la difunta formación –y paralelamente puso su instrumento al servicio de Unknown Mortal Orchestra en el pasado–. Además, Julien demuestra en esta ocasión una sorprendente habilidad vocal y compositiva que pasó totalmente desapercibida en sus anteriores grupos. Se unen a estos dos frontmen los músicos Malcolm Brown (teclados), Josiah Marshall (bajo), Will Miller (trompeta), Charles Glanders (sonido) y Ziyad Asrar (guitarra rítmica), siendo este último el líder de Touching Voids, la banda en la que todos se conocieron. Cabe destacar también que el cantante de Foxygen, Jonathan Rado, está involucrado en la producción, de modo que no nos sorprenden maravillas como ‘No Woman’, su recientemente estrenado segundo single. El videoclip que lo acompaña nos traslada a la placidez de una cabaña de madera en la que la multitudinaria banda se relaja en plena sintonía musical, con guitarras folkie, una suave percusión y cálidas trompetas que acarician el melancólico falsete de Ehrlich. Los detalles del disco aún se desconocen, pero previsiblemente llegará en algún momento de este año vía Secretly Canadian.

Por su parte, Cullen Omori se ha embarcado en un proyecto bien distinto, pero también interesantísimo. El exlíder y vocalista de Smith Westerns, que fue fichado por el sello Sub Pop en otoño del año pasado, anunciaba hace cosa de semanas la publicación de un primer álbum con su propio nombre. Grabado con Shane Stoneback (Sleigh Bells, Fucked Up, Vampire Weekend), se titulará New Misery y saldrá el 18 de marzo. La ensoñadora ‘Cinnamon’, primera canción que conocimos, ya adelantaba una vocación más popera y edulcorada, y es que según el artista su nueva música fue compuesta tras largas horas escuchando emisoras de radiofórmula mientras trabajaba en un hospital. Hoy ha estrenado un segundo adelanto, ‘Sour Silk’, donde emplea coros de voces distorsionadas, destellos de guitarras eléctricas y capas de sintetizadores para construir un himno con una buena dosis de épica. Punto positivo para Omori a la espera de escuchar el álbum esta primavera.

Publicidad
Publicidad