13/01/2016

El galardonado cantante británico patina al ser preguntado por 'Spectre', el tema propuesto por Radiohead para la película y compartido esta Navidad.

Para gustos, colores. Por eso, si les gusta más el tema que Sam Smith –junto con Jimmy Napes– compuso para la BSO de Spectre que el que regalaron Radiohead en Navidad, también compuesto para dicha banda sonora y finalmente rechazado, no les vamos a tachar de ninguna lista ni nada por el estilo. Pero desde Indiespot queremos declarar que oficialmente somos del equipo de Thom Yorke en lo que respecta a la última polémica surgida entre los dos artistas británicos durante la entrega de los Globos de Oro. Polémica, por decir algo. El caso es que a Sam Smith le preguntaron si le había sorprendido y qué le parecía ‘Spectre’, el tema de Yorke, y en primera instancia no supo responder porque no sabía de quién le estaban hablando. “¿Thom Yorke?”, respondió en jaque. Puede que no lo supiera, que lo hubiera olvidado, pero al caer en la cuenta –se lo sopló Napes–, desde luego, no mostró demasiado entusiasmo ni se deshizo en elogios –como todo el resto del mundo –por el buen trabajo del líder de Radiohead. “Sí, me ha sorprendido un poco. No voy a mentir, me ha sorprendido un poco pero no lo he escuchado personalmente porque yo hice el tema de Spectre”, sentenció finalmente. Pues muy bien, Sam.

 

No obstante, quizá no debería sorprendernos el desapego con respecto a la realidad que demuestra Smith desconociendo quién es Thom Yorke. Que no es tan grave si lo comparamos con sus declaraciones el otoño pasado tras un par de actuaciones en Méjico: “Pensaba que [Méjico] estaba cerca de Berlín. Ya sé que está mal. Creía que estaba en Europa y luego me di cuenta de que no. Soy un poco más listo ahora«. Pues va a ser que no, Sam.

En cualquier caso, el músico de Londres sigue acumulando premios por doquier: como era de esperar, se ha llevado el Globo de Oro por ‘Writing’s on the Wall’, el tema original de Spectre, tras un 2015 en el que ha triunfado de manera abrumadora tanto en los Grammy como en los Brit Awards. Menos mal (o no) que solo se trata de un icono de masas, y no de un referente cultural real. Como si lo son Radiohead, que en cualquier momento nos pueden soltar su nuevo disco.

Publicidad
Publicidad