29/10/2015

La banda liderada por el incombustible Nic Offer protagonizó una auténtica bacanal en su paso por Barcelona.

Cuesta mucho imaginar a Nic Offer, el imparable frontman de !!!, haciendo tareas anodinas y rutinarias en la calma de su hogar, fregando los platos con cuidado o pasando una tranquila tarde de peli y mantita con su señora –si la tiene– en el sofá. De hecho, no intenten visualizarle haciendo un mandala: sus cerebros podrían no soportar una incongruencia de tal calibre. Porque si solo nos basáramos en su vida sobre los escenarios para juzgarle, podríamos pensar que lo suyo no es un oficio ni un arte, sino el inquebrantable seguimiento de un mandato divino, de una misión supra terrenal que tiene en él a su único héroe: la de materializar, como el más digno representante del mismísimo Baco en la Tierra, el estado de fiesta más absoluto a través de su baile perpetuo. Diríamos, en definitiva, que es una vida entregada a la diversión y al hedonismo. Pero lo mejor del concierto que dieron los californianos anoche en sala Apolo es que volvieron a dejar claro que !!!, musicalmente hablando, van mucho más allá del exultante monumento a la desinhibición que es Nic Offer.

!!! (560)Rp

En los pocos instantes que podíamos apartar la mirada del cantante y bailarín neoyorquino, vestido como siempre con minishorts, camiseta no muy ceñida y zapatos de verano sin calcetines, veíamos a una banda concentrada en darle al líder la base instrumental que necesita para encenderse. Solo Dan Gorman –y la cantante que completó con Offer el dúo vocal durante gran parte del show–, a cargo de sintetizadores y aparatos electrónicos varios, parecía estar más o menos en su misma onda, aunque muchísimo más comedido. Tras ellos veíamos y escuchábamos muy nítido el peso central del bajo, marcando las ascuas que pisaba el frontman para mantenerse tan vivo y estimulado; sufríamos –aunque la palabra adecuada es el antónimo– el totalitarismo rítmico impuesto por una batería orgánica y otra digital; y las guitarras esculpían nuestros peinados con la gomina estilística de un funk muy actualizado y rendido al poder del beat. Aunque lo cierto es que en muchos momentos resultaba complicado atender al entramado musical, porque lo que se nos estaba ofreciendo era la liberación corporal y mental más absoluta.

Sobra decir que el concierto no tuvo altibajos, que fue un continuum de ritmos bailongos, y que el público se lo pasó de maravilla. Ni siquiera la duración –no llegó a la hora y media– del mismo empañó la experiencia de compartir jaula con estas fieras. Porque, sin duda alguna, !!! ganan muchísimo en sala frente a la distancia que marca siempre el foso de seguridad en los festivales. Así, Offer se bajó del escenario de Apolo y se paseó por entre el público un montón de veces, como si quisiera hacer partícipe a todo el mundo de la fiesta que estaba montando debido a su particular misión bacanal divina; y la verdad es que lo consiguió desde el minuto uno. Desde un arranque sin tregua en el que interpretaron las tres primeras canciones de su nuevo disco, As If, pero cambiando el orden – ‘Sick Ass Moon’, ‘Every Little Bit Counts’ y ‘All U Writters’ –, hasta el cierre con ‘I Feel So Free (Citation Needed)’, también como en el álbum; pasando por los tan solo tres hits de su anterior trabajo, Th!!!ller, que de hecho fueron los más coreados.

!!! (514)Rp

Pero independientemente de que ‘Except Death’, ‘Only Girl/Only Boy’ y ‘Slyd’ –bien diseminadas en el setlist– consiguieran elevar aun más si cabe el tono festivo de la noche, quedó claro que el de !!! no es un concierto al que vayas exclusivamente porque su último disco sea bueno, sino porque sabes muy bien qué ofrecen, y sabes que en su trabajo –o misión– hay pocos que lo hagan mejor que ellos. Fundamentalmente por el carisma y la hiperactividad de Nic Offer, sí; pero es que es un auténtico coloso sobre las tablas. Luego resulta que baila siempre igual, haciendo los mismos espasmos, gestos, poses y brincos, marcando una coreografía caótica pero finita en recursos que le devuelve de algún modo a la tierra con el resto de los mortales. Porque al fin y al cabo, por muy profeta del ritmo y de la diversión que sea, en algún momento tiene que parar, quitarse el uniforme de frontman incombustible, y descansar. ¿Notaron anoche el ligero terremoto a eso de la una y media? Era Offer, cayendo estrepitosamente en la cama de su hotel tras la impresionante actuación de unas horas antes.

!!! (539)Rp

Publicidad

Foto. Pablo Luna Chao   Conciertos
Publicidad