16/10/2015

Probablemente no... ¿o sí?

El festival Unsound de Cracovia es uno de los eventos más reputados en lo que a electrónica de vanguardia se refiere, con una trayectoria de más de 10 años a sus espaldas y una militancia fiel. Este año, en la edición que empezó el pasado domingo y terminará el 18 de octubre, uno de los temas sobre los que gira el festival es el secretismo, la sorpresa y las expectativas generadas, de modo que la organización ya avisó de que algunos artistas iban a ser anunciados, pero otros no, además de tocar en sitios inesperados y poco habituales. En ese contexto, anoche hubo uno de estos conciertos secretos en una mina de sal llamada Wieliczka, en la que supuestamente un tipo con sudadera con capucha y rodeado de humo actuó desde un balcón sin que nadie desvelara su identidad.

La cuestión es que al parecer se dedicó a pinchar varios temas de Burial –el gran artista enigmático de esta generación, que nunca ha actuado en directo, y cuya identidad fue revelada hace solo dos años– así como otros que parecían serlo (y podrían ser temas inéditos), por lo que varios periodistas musicales e incluso músicos empezaron a soltar sus sospechas en Twitter.

Poco después, el sello Hyperdub, que publica los discos de Burial, tuiteó lo siguiente: «No, no lo hizo, debe de ser Kode 9«. ¿Tema zanjado? Podría ser, pero este condicional («debe de ser«) no suena muy convincente, y el hecho de que el propio festival no haya dicho nada al respecto también es raro.

La web americana The Fader daba el caso por cerrado poco después tras recibir un e-mail de Kode 9 diciendo que «Burial nunca ha tocado en directo o pinchado, no estuvo en Unsound, y no tiene planes de tocar en ninguna parte en el futuro«. A lo que Philip Sherburne, respetado periodista musical de Pitchfork (entre otros medios) y presente en el misterioso set, respondió: «Para los medios que «informan» de que Kode9 actuó, me lo encontré anoche, le pregunté si había tocado, y me dijo que no«.

En cualquier caso, probablemente aquí termine el tema, porque nadie confirmará ni desmentirá nada más, y aquí esté la gracia: ni los asistentes ni los que vivimos el suceso a distancia estaremos nunca seguros de si esa fue la primera actuación de Burial o no. Quizá sí actuó realmente, pero la gracia era precisamente que nadie lo supiera, y de ahí la negativa oficial de Hyperdub y Kode9. De hecho, ni siquiera importa. Lo importante debería haber sido si la sesión en sí fue buena, si logró transmitir lo que Burial consigue en sus opresivos cortes. Pero la ausencia absoluta de protagonismo propio que el productor practica le juega en contra a veces, hasta el punto de que su personaje puede llegar a comerse su obra. Aunque él ni siquiera esté allí. O sí.

Publicidad
Publicidad