09/10/2015

A solo dos semanas de su celebración, buceamos entre las mejores propuestas del hermano pequeño del Primavera Sound.

Con la publicación de los horarios del Primavera Club 2015, y a dos semanas justas de su celebración, hay que ponerse definitivamente las pilas ante un cartel que nos ha pillado más descolocados que el del año pasado. Eso, de hecho, hace que la cantidad de artistas por descubrir entre el variadísimo elenco del cartel sea más alto que nunca (al menos para nosotros), por lo que aquí van ocho nombres internacionales que consideramos las joyas imprescindibles de esta edición. Con la particularidad, además, de que todos ellos se pueden disfrutar sin solapaciones, con un poco de brío y de ganas. A ver cuántos de ellos dan la talla para repetir en el Primavera Sound 2016

ALGIERS

En un festival sin cabezas de cartel como el Primavera Club, Algiers serían lo más cercano a ello. Pese a haber publicado este año su debut Algiers en el sello Matador, su combinación de soul, electrónica y ramalazos post-punk, en la línea de unos TV On The Radio más siniestros, ya está empezando a generar adeptos. Apuntan a directo salvaje.

EMPRESS OF

Hace años (concretamente desde 2012) que el nombre de Empress Of resuena por las profundidades de la red. Pero la norteamericana de raíces hondureñas Lorely Rodriguez ha dado cada paso a consciencia, y no ha sido hasta este año cuando ha editado Me, su primer largo, un compendio de pop electrónico delicado y armónico, con juegos vocales que recuerdan a Dirty Projectors o a Grimes construidos sobre producciones con ecos de r&b que van desde lo etéreo a la pseudo-pista de baile. Futura diva.

SHURA

Menos experimental pero más seductora que Empress Of, la trayectoria de Shura –nacida en Rusia y afincada actualmente en Londres– también se remonta a algunos años atrás, aunque realmente no fue hasta el año pasado con la sedosa ‘Touch’ (su tórrido videoclip ayudó) cuando saltó a la primera línea de atención. Aupada después por su presencia en la lista de la BBC Sound of 2015, su primer EP White Light, publicado este año, la presenta más vitaminada y accesible, siempre enmarcada en la nueva ola de voces r&b.

DERADOORIAN

De una de las voces (y bajista) de Dirty Projectors no podíamos esperar otra cosa que una amalgama de excentricidad, sonidos tribales y coros exóticos. Y eso es lo que nos ofrece el debut largo de Angel Deradoorian en solitario, si bien en este caso, sin las férreas directrices de Dave Longstreth, se puede permitir sonar algo más dulce y reposada en muchos de sus cortes.

JESSICA PRATT

Con una voz y una sensibilidad que recuerda a nuestra querida Joanna Newsom, pero una sencillez y fragilidad instrumental que remite a las grandes voces del folk clásico, Jessica Pratt era un secreto muy bien guardado hasta este año, cuando Drag City ha publicado su segundo disco, On Your Own Love Again. Aclamado por la crítica por su versatilidad y renovación de referentes, lo único que podemos hacer ante ella es permanecer en silencio y dejar que sus canciones nos hechicen.

NAKED

Con un halo de oscuridad y misterio que lo envuelve todo, una estética que recuerda a los primeros The xx, y mucha contención sonora, las canciones de NAKED son pequeños artefactos construidos a base de bajos imponentes, melodías embrujadas y los susurros aniñados de su cantante Agnes Gryczkowska. Son de Edimburgo pero bien podrían llegar desde cualquier país gélido post-soviético, y las comparaciones con Cocteau Twins, The Knife o los propios The xx no son en vano. Cautivan desde el primer segundo.

ROOSEVELT

A medio camino entre la electrónica y el pop, el alemán Marius Lauber todavía no ha despegado como intuíamos que iba a hacerlo en 2013, gracias a ese EP debut de melodías cálidas que podían bailarse y cantar al mismo tiempo. Desde entonces, Roosevelt se ha mantenido en la sombra, entregando remixes y dejándonos con las ganas de ese primer disco que podría aprovecharse de la ola generada por Caribou o unos exultantes Hot Chip, y aunque de momento nos tiene en ascuas, el doble single ‘Hold On’/‘Night Moves’ de este año mantiene viva la llama.

MIKE KROL

Diversión sin complejos. Entre tanto beat y ensimismamiento generalizado, de vez en cuando necesitamos que llegue un chaval como Mike Krol e imponga un poquito de rock’n’roll. Nada nuevo bajo el sol con Turkey, el tercer disco de este chaval de Los Ángeles (el primero en el prestigioso sello Merge): canciones breves y vitales de garage destartalado, en la senda de Mikal Cronin, Wavves y compañía.

Publicidad
Publicidad