23/09/2015

El cuarteto de Reading apunta a llenar estadios con sus primeras canciones de indie rock épico.

Sumidos como estamos en esa época de dispersión estilística y de dominación mundial de la electrónica, a veces cuesta pronosticar cuáles serán los grupos que en unos años estén llenando estadios como ahora están haciendo The Killers, Kings of Leon o Arctic Monkeys, bandas todas ellas surgidas de una cierta independencia que luego ha trascendido las etiquetas. Y escuchando algunas de las pocas canciones que el cuarteto británico Sundara Karma ha publicado durante los últimos meses, no nos extrañaría que estuviéramos ante una de esas bandas.

Procedentes de Reading (hogar del mítico festival) y de momento militantes en el pequeño sello Chess Club Records (donde comparten espacio con y Swim Deep), a principios de año debutaron con EP I, lanzamiento de cuatro temas en el que su indie rock de tintes épicos y ambiciones de estadio quedaba perfectamente reflejado, con progresiones que a veces recuerdan a los Arcade Fire más canónicos con una voz desgañitada a lo Kings of Leon, sin olvidar un amor por las melodías salvadoras al más puro estilo de Bruce Springsteen. Sin demasiada ayuda, su single ‘Loveblood‘ alcanzó casi el medio millón de escuchas en Soundcloud, aupada por su contundencia accesible y una producción impecable, para nada habitual en un grupo debutante.

Este verano llegó ‘Flame‘ (pueden escucharla aquí encima), nueva canción con la que anticipan el lanzamiento de EP II, que verá la luz el próximo 6 de noviembre a través de su mismo sello, y donde Sundara Karma (que, por cierto, significa «buen karma») avanzan hacia una personalidad propia sin alejarse por ahora totalmente de la ineludible comparación con Kings of Leon. En cambio, la reciente ‘Vivienne‘, estrenada ayer mismo como segundo avance del EP, es probablemente su canción más efectiva hasta la fecha. Con todos los ingredientes de un rock de estadio que ya conocemos, es cierto, pero también con una cierta frescura que se antoja necesaria para que haya un poco de renovación en el espectro. ¿Acabarán Sundara Karma llenando estadios como su música claramente pide? Los seguiremos de cerca.

Publicidad
Publicidad