09/09/2015

Crónica del Tibidabo Live Festival, celebrado el pasado fin de semana en la Montaña Mágica de Barcelona.

El planteamiento del Tibidabo Live Festival es bueno. Un cartel de calidad, que si bien no mueve masas, despierta el interés de una minoría muy fiel; una localización original como lo es un parque de atracciones en lo alto de una montaña con vistas a Barcelona; y un fin de semana en el que no suele haber mucha competencia porqué todo el mundo acaba de volver a la ciudad tras las vacaciones de verano. Pero septiembre no es verano, y montar un festival al aire libre en la montaña tiene sus riesgos: frío, niebla y lluvia. El viernes, a Yo La Tengo, les tocó luchar contra los elementos.
150904 036 CBM-36
Ira Kaplan, Georgia Hubley y James McNew volvían a Barcelona tras sus visitas de 2012 y 2013 para presentar su último disco, Stuff Like That There (2015), un álbum de versiones de temas prestados, pero también propios. En los últimos días, su revisión de ‘Friday I’m in Love‘, aún más cándida que la original, había corrido por medios especializados y redes sociales, y todo hacía pensar que el concierto se iba a centrar en ese último trabajo. Pero no. Los de Nueva Jersey se presentaron con un setlist bastante equilibrado, que más se asemejaba a un repaso a su discografía que a la presentación de un nuevo trabajo. Desde ‘From The Motel 6‘, hasta la más reciente ‘Ohm‘. No escatimaron, con un concierto de más de hora y media, pese a que el público no debía de superar las 400 personas. Quien resistió a una mala noche preotoñal y subió al Tibidabo, se llevó una buen recuerdo. En el tramo final, Kaplan tomó cuenta de las peticiones de los oyentes. Entre ellas, una immensa ‘You Can Have It All‘.
150904 043 CBM-43
Tal vez el frío y la lluvia hubiesen sido factores adecuados para un concierto de Mogwai. Pero los escoceses gozaron de una noche más agradable –y, por consiguiente, de mayor asistencia de público– el sábado, por lo que no tuvieron que recurrir a más épica que la de su música. Abrieron con una histórica ‘Yes! I Am a Long Way From Home‘, y su setlist estuvo plagado de sus temas más conocidos: ‘Hunted By a Freak‘, ‘Rano Pano‘, o ‘I’m Jim Morrison and I am Dead‘. Para despedirse, la extenuante ‘My Father, My King‘. La comunión con el público fue absoluta. Saltos y sacudidas de cabeza cuando había que desmelenarse, silencio cuando se tenía que escuchar los efectos sonoros más detallistas. La música asilvestrada de Mogwai tiene unos fans muy obedientes.
150905 225 CBM-176
El sabor de boca que deja el Tibidabo Live Fest es bueno. Se agradece una apuesta por grupos de calidad –en combinación con una serie de bandas de letra pequeña como Belako, House of Wolves y Ocellot que, lo reconocemos, no pudimos ver– y un recinto de tamaño reducido tras un verano de grandes eventos. Hubo fallos, sí. La organización no se puede decir que fuese perfecta, y el elevado precio de las entradas (sin posibilidad de comprar un abono para los dos días, y con la confusión de las entradas para el balcón, que venía a ser una entrada simple del parque) son aspectos a considerar. Pero eso no desvirtúa el resultado final. ¿Tendremos segunda edición de este hermano menor del Kutxa Kultur Festibala? Esperemos que un fin de semana pasado por agua no empañe una buena iniciativa.
150905 199 CBM-150
150905 133 CBM-85
150905 137 CBM-89
Publicidad

Foto. Christian Bertrand   Festivales
Publicidad