29/08/2015

El entretenido pero algo chabacano concierto de la Heritage Orchestra británica interpretando grandes clásicos de la electrónica nos ha hecho recuperar algunos de los mejores momentos en los que los grupos pop se han aliado con orquestas.

El aburrimiento veraniego nos dio una tregua hace unos días cuando trascendió la grabación del 20º aniversario de la Radio 1 Ibiza Prom de la BBC. Fue un sonado evento en el Royal Albert Hall londinense donde la Heritage Orchestra británica interpretó en clave orquestal algunos de los grandes éxitos de la electrónica, con la ayuda de Pete Tong a las bases y como agitador de la fiesta (sic) y algunos cantantes. De acuerdo, no es el mejor ejemplo para ilustrar ese acercamiento entre lenguaje clásico y música popular que cada vez se acentúa más, básicamente porque esta boutade se debatía entre la vergüenza ajena y el morbillo. Para conocer un poco mejor el choque entre estas dos disciplinas os recomendamos que leáis ‘Una Invasión Silenciosa’ de Javier Blánquez, un ebook de apenas 50 páginas. Nosotros, no vamos a teorizar sobre esto, sino recordar algunos de los casos más sonados de artistas alternativos que se han aliado con orquestas excepcionalmente para crear singulares eventos musicales.

Grizzly Bear

El cuarteto brooklynita es uno de los que mejor uso han sabido sacar de las cuerdas. No en vano, en esa obra maestra que es Veckatimest contaron con ese mago que es Nico Muhly para que les ayudase en el arreglo de cuerdas. El resultado es el que todos conocemos, un pop barroco, con esos toques folk del principio y muy sofisticado. No en vano, para su presentación en el programa de David Letterman interpretaron ‘Ready, Able’, quizá su canción más bonita, acompañado por un cuarteto de cuerda. Pero lo gordo fue cuando en la noche de Halloween de 2009 se presentaron en el Barbican de Londres para actuar junto a London Symphony Orchestra. Palabras mayores.

Rufus Wainwright

Siempre hemos tenido la imagen de Rufus Wainwright pegado a un piano, pero no, este artista es capaz de absolutamente cualquier cosa, como por ejemplo, adaptar los sonetos de William Shakespeare. En 2012, también en el Barbican londinense, se hizo acompañar de una orquesta de 60 músicos de la BBC Symphony Orchestra. Hubo mucho Shakespeare, pero también obras de John Adams, Erich Korngold o el Romeo Y Julieta de Sergei Prokofiev.

Owen Pallett

Owen Pallett es un hombre orquesta, es capaz de tocarlo absolutamente todo, y sus servicios han sido requeridos por artistas más cercanos a su sensibilidad indie como Grizzly Bear y por auténticas superestrellas como Pet Shop Boys. En 2012 se unió a Vienna Radio Symphony Orchestra para tocar algunos de sus temas. Sólo fue un tercio del concierto, pero vale la pena. Y, ojo, porque en este vídeo también hay una versión de ‘Peach, Plum, Pear’ de Joanna Newsom.

Joanna Newsom

Como a Rufus Wainwright, a Joanna Newsom la vemos a menudo con un arpa, pero sabemos que es capaz de mucho más. Para promocionar Ys, el disco que le puso en la cresta de ola y en el que empleó complejos arreglos orquestales a cargo del maestro Van Dyke Parks, hizo una gira en 2007 en la que estuvo acompañada por 29 músicos en fechas seleccionadas (su paso por el Casino de L’Aliança barcelonés fue en formato reducido). Habitualmente en sus conciertos normales siempre se ha rodeado de un buen elenco de artistas, pero nunca como eso.

The Decemberists

Antes de aventurarse con óperas rock, folk-rock más de toda la vida y un indie-rock cercano al de R.E.M. como el que podemos encontrar en su último disco, The Decemberists eran una reverenciada banda de pop barroco. Y con el lanzamiento de The Crane Wife, el álbum que les puso en la cresta de la ola, decidieron anunciar una pequeña gira en julio de 2007 en Los Ángeles, Atlanta, Filadelfia, Chicago y Columbia. Todo era en anfiteatros de un aforo no superior a las 3.000 personas y tocaron con orquestas locales.

Suponemos que a estas alturas estaréis rabiando por no haber podido acudir a ninguno de estos conciertos especiales. Pues bien, de cara al 12 de noviembre hay uno anunciado de Wye Oak (en otras fechas también estarán Dawes o Dr. Dog) que tocarán en el Meyerhoff Symphony Hall de Baltimore junto a la orquesta sinfónica de la ciudad. Los conciertos consistirán en tres partes, una primera con la BSO tocando música contemporánea como piezas de Philip Glass, también de Baltimore, una segunda por la banda invitada y una última en la que el grupo se unirá a la orquesta.

Elbow

Los medios británicos saben cuidar a sus grupos, más allá de lo que hace NME con bandas que pone como ‘the next big thing’ y luego se diluyen como agua de borrajas. La BBC sabe que Elbow es uno de los grandes tesoros del país y, con motivo del lanzamiento de The Seldom Seen Kid, justo ganador del Mercury Prize, tocaron en los Abbey Road Studios en enero de 2009 junto a la BBC Concert Orchestra. El resultado es el que podéis ver aquí. Coros, cuerdas y Guy Garvey dándolo todísimo. Por cierto, está disponible en CD y DVD por si queréis guardar este momentazo en vuestras estanterías.

Efterklang

En 2012 Efterklang entregaron su cuarto disco, el injustamente infravalorado Piramida. Pero antes de que éste saliese a la venta, el trío danés se propuso interpretar por primera sus piezas en la Sydney Opera House junto a la Sydney Symphony Orchestra. Cabe recordar que con motivo del lanzamiento de Parades ya hicieron lo propio con la Danish National Chamber Orchestra, así que experimentados en este campo ya están. Su música casa a la perfección con el entorno musical y ese concierto por sí sólo justifica el maridaje entre lenguaje pop y clásico.

Publicidad
Publicidad