27/08/2015

Presentamos a la joven revelación viguesa, que ha publicado uno de los debuts más frescos de este año.

Una de las revelaciones de este año llega desde una punta de la península. Concretamente desde Vigo, desde donde el joven Sen Senra ha emergido con Permanent Vacation, un delicioso debut de corte lo-fi e influencias garageras que con solo veinte años le sitúan como una de las voces a seguir de la nueva generación. Su debut en solitario llega tras un tiempo en bandas de la zona como Demonhigh (dos de sus miembros le siguen acompañando en directo), pero donde realmente ha canalizado esas influencias norteamericanas tan en boga actualmente y que van desde Mac DeMarco a The Growlers pasando por Adam Pink es en esta nueva aventura, que ya le ha llevado a salir de gira por distintas ciudades y festivales nacionales de la mano del programa de bandas emergentes Jägermusic.

Y no es para menos. Dentro de su sencillez, de su falta de pretenciosidad y de lidiar en un terreno manido cuanto menos, el debut de Sen Senra se desmarca como un disco fresco y agradabilísimo de escuchar. No en vano él mismo comenta que se trata de un trabajo alegre, una suerte de carta de amor a los veranos eternos. Seguramente cuando más brilla es cuando se pone en plan crooner (‘Permanent Vacation’, ‘When I Was Waiting’, y ‘Tell Me Your Dreams’), mientras que las más aceleradas ‘Lunatic’ y ‘Flowers’ le aportan algo de variedad al conjunto pero también le hacen sonar algo más convencional. También se percibe, dicho sea de paso, una marcada influencia del pop clásico en melodías como la de ‘No More Bad Days’ y ‘Everyone’s Got A Price’.

Sea como sea, Permanent Vacation se escucha de principio a fin como uno se zampa un helado a cuarenta grados al sol, y eso, teniendo en cuenta la juventud de su artífice y lo que puede dar de sí su evolución, obliga a seguir la pista a Sen Senra desde este mismo instante.

Publicidad
Publicidad