11/06/2015

Repasamos 10 discos clásicos grabados en Abbey Road, Sunset Sound, Hansa Tonstudio, Greenhouse...

Como ya hemos explicado, el nuevo programa de Converse Rubber Tracks invita a artistas emergentes de todas las partes del planeta a grabar en 12 de los mejores estudios del mundo. Y cuando decimos que son de los mejores, es que lo son. La fase de selección todavía está abierta, y por aquello de repasar el legado de estudios de este calibre, hemos escogido un disco mítico de cada uno de ellos salvando los propios de Rubber Tracks en Brooklyn y Boston (de próxima inauguración). Ojo a los clásicos que se han grabado, total o parcialmente, entre los estudios que podrían ocupar artistas emergentes gracias a Converse. Casi nada…

ABBEY ROAD STUDIOS (LONDRES)

Abbey Road

¿Qué decir? Un estudio, un disco, un paso de cebra célebre. Los Abbey Road Studios no necesitan presentación, como tampoco la necesita Abbey Road, el último disco que The Beatles grabaron como grupo. Inaugurado en 1931, por él han pasado una infinidad de artistas, y fue el estudio de referencia en los años 60, dando forma a discos de The Beatles y Pink Floyd entre muchísimos otros.

HANSA TONSTUDIO (BERLIN)

Bowie

La trilogía berlinesa de David Bowie con Brian Eno tuvo su segunda parte en 1977 con Heroes, un disco que grabó íntegramente en Hansa Tonstudio (entonces conocido como Hansa Studio By The Wall). De hecho, la experiencia fue tan satisfactoria que el Duque Blanco repitió para el final de la trilogía, Low, convirtiendo el estudio en una parte fundamente de la carrera del artista. Situado en el corazón de Berlín, por el estudio han pasado nombres de referencia como Depeche Mode, Brian Eno, REM, Nick Cave e Iggy Pop, quien precisamente habla de la importancia de Hansa Tonstudio en el siguiente vídeo.

SUNSET SOUND (LOS ANGELES)

Beach Boys

Los Ángeles y el sol. The Beach Boys y Sunset Sound Records. El seminal Pet Sounds del quinteto liderado por Brian Wilson fue grabado en este estudio de Hollywood, creado originariamente por el director de grabaciones de Walt Disney. Considerado uno de los mejores discos de todos los tiempos, es uno de los destacados de un estudio que ha albergado otras grabaciones históricas, como Exile On Main St. de The Rolling Stones, los dos primeros discos de The Doors, o Purple Rain de Prince. Casi nada.

TUFF GONG (KINGSTON)

the-miseducation-of-lauryn-hill

Uno de los discos clave de la historia de la música negra no podía haber sido grabado en otro sitio que en Tuff Gong, en Kingston, Jamaica. Un estudio y también sello discográfico fundado, como nó, por Bob Marley y miembros de su familia. Allí nacieron canciones como ‘No Woman, No Cry‘ o ‘Could You Be Loved‘, por aquí han grabado Snoop Dogg, Sinead O’Connor o más recientemente Major Lazer, y aquí se gestó The Miseducation of Lauryn Hill, debut en solitario de la cantante de los Fugees, que precisamente este verano actuará en varios festivales españoles.

AVAST! (SEATTLE)

Band of Horses

Ah, la escena de Seattle. De Nirvana a Pearl Jam, de Foo Fighters a Death Cab For Cutie… y Band of Horses, claro. Este estudio nacido a principios de los 90 ha vivido la grabación de discos de Screaming Trees, Built to Spill y Soundgarden, y en 2006 la del maravilloso Everything All The Time, primer álbum de Band of Horses y hogar de ‘The Funeral‘. Una delicia de principio a fin con una sonoridad única.

STANKONIA (ATLANTA)

outkast-stankonia

Dicen de Stankonia que es uno de los sitios que desprenden la esencia de Atlanta, una de las regiones metropolitanas más grandes de Estados Unidos. El estudio de grabación fue adquirido a finales de la década de los 90 por Outkast, y en él grabaron un disco que incluso titularon con su mismo nombre, Stankonia, y que vio la luz en el año 2000. Un acierto más en la carrera del grupo de Atlanta que tuvo en la experimentación y el hecho de grabar «en casa» sus principales puntos fuertes, como se encarga de recordar el propio Big Boi (50% del grupo) en el siguiente vídeo.

STUDIOS 301 (SYDNEY)

go-betweens

Australia está técnicamente en la otra punta del mundo, y uno podría asumir que prácticamente aislada, pero lo cierto es que sin ir más lejos allí se encuentra uno de los principales estudios de grabación del mundo. Los Studios 301 llevan abierto desde la década de los 60, y son el estudio profesional de mayor trayectoria del hemisferio sur (o eso dicen). Por sus paredes han pasado totems como David Bowie, Bob Dylan, Kanye West, Lady Gaga, U2, Coldplay o Elton John, pero también ha sido el escenario de joyas como 16 Lovers Lane de The Go-Betweens, el último disco que Robert Forster y el añorado Grant McLennan grabaron antes de separarse en 1989.

TOCA DO BANDIDO (RIO DE JANEIRO)

Maria_Rita-Maria_Rita-Frontal

Resulta evidente que nosotros de música brasileña controlamos de poco a nada, pero un estudio que al parecer está situado en la selva (en las cercanías de Río de Janeiro) como Toca Do Bandido sin duda llama la atención. El estudio es obra del productor brasileño Tom Capone, y él ha grabado y producido multidud de discos de artistas locales, como el debut de la cantante Maria Rita en 2003. Ideal para los que buscan una sonoridad distinta y un ambiente mucho más relajado.

GREENHOUSE (REYKJAVIK)

bjork

Si uno piensa en Islandia y en música, es inevitable asociarlo inmediatamente a dos nombres: Björk y Sigur Ros. Precisamente los segundos grabaron parte de Valtari, su penúltimo álbum, en los bonitos Greenhouse Studios de Reykjavik, la capital islandesa, pero fue Björk con un disco como Vespertine, grabado a medias entre Nueva York, España y los susodichos estudios de Islandia, lo que le dio más relevancia allá por el año 2000. Y si bien los artistas islandeses ya lleven cierta sonoridad introspectiva asociada a su música, es en estudios como Greenhouse donde se acaba dando ese toque etéreo. Y grabar en uno de los países más bonitos del mundo… ¿Qué más se puede pedir!

THE WAREHOUSE STUDIO (VANCOUVER)

biffy clyro

Sí, este estudio de Vancouver (Canadá) pertenece a Brian Adams. Sí, aún así han pasado por estas salas bandas del calibre de Nirvana, AC/DC o Metallica, pero si hay que escoger un disco posiblemente sea Puzzle, el trepidante cuarto álbum de los escoceses Biffy Clyro. Con este trabajo se abrieron a espectros más accesibles y melódicos y a partir de ahí su éxito se disparó hasta el nivel de grupo de masas que ostentan en la actualidad. Aún hoy, ‘Folding Stars‘ es una de las canciones más bonitas y tristes al mismo tiempo que hemos escuchado.

Publicidad
Publicidad