03/06/2015

'FFS' sale a la venta la semana que viene, y el supergrupo lo presentará en España en el Cruïlla y en el FIB.

Puede que sobre el papel las propuestas de Franz Ferdinand y Sparks se encontraran hasta este año a una distancia bastante considerable. No a años luz, pero sí lo suficientemente lejos como para que sorprenda el nuevo equipo que han formado. FFS es el resultado de esa unión: es el nombre del supergrupo que han creado, y también el del disco que hoy, a una semana de su lanzamiento oficial, podemos escuchar a través de Spotify. Los primeros, archiconocidos co-protagonistas del boom del denominado post-punk revival de principios de siglo, y los segundos, mítico dúo de hermanos californiano, llave de un montón de tendencias radiales del pop como forma de irreverencia estética desde hace más de cuatro décadas, han dado a luz un álbum en el que llevan trabajando más de un año, y que presentarán en directo en nuestro país hasta en dos ocasiones: el fin de semana del 10 al 12 de julio en el festival Cruïlla de Barcelona, y el siguiente en el FIB. El cóctel es, cuanto menos, llamativo: colores estridentes, sabores fuertes, y una sensación que solo puede definirse con la palabras fluorescente y fosforito. Se nota, en cualquier caso, la aportación de cada uno de los dos grupos; imperante tal vez la excentrididad de los norteamericanos, pero con un claro acento brit y rockero proveniente de los escoceses. Algo perdido, pero no desorientado, a medio camino entre Pulp y Queen. Juzguen ustedes mismos.

Publicidad
Publicidad