22/04/2015

¿Y qué pasa con Vampire Weekend?

Desde siempre, venimos advirtiendo bajo la apariencia real de Vampire Weekend una especie de vocación electrónica subyacente y casi nunca culminada. Llámenla como quieran, pero todos sabemos a qué nos referimos. La explicación se empezó a vislumbrar más clara cuando uno de sus integrantes, el bajista Chris Baio, comenzó su andadura en solitario allá por 2012 con un EP sorprendente del que, en su día, ya hicimos mención en Indiespot. Entonces ya sabíamos que pinchaba, pero aquel Sunburn destapó a un artista que sabía jugar con los beats con la misma fascinación tropicalista e hipercromática que su banda mater. Una propuesta detallista y oxigenada que tuvo continuidad al año siguiente con Mira, un segundo EP con un puntito más de contundencia.

Ahora Baio, que usa su apellido como nombre de guerra, ha anunciado su debut en largo para este próximo verano. No ha detallado ni el nombre del disco ni la fecha concreta de publicación, pero sí que saldrá a través del sello Glassnote, y que contendrá una especie de pop influenciado por David Bowie y Bryan Ferry, pasado por la túrmix del techno. Confianza total en el primo lejano de Steve Buscemi -¿no lo sabían? Lo descubrió el mismo Baio hace un par de años haciendo un árbol genealógico –, que en cuanto esté publicado su primer LP se lanzará a una gira mundial para presentarlo. Y a nosotros nos asola una pregunta: ¿Qué pasa con Vampire Weekend? Ya hace dos años de su último disco, no tienen conciertos a la vista, y no detectamos movimiento alrededor de un nuevo disco…

Publicidad
Publicidad