09/03/2015

El norteamericano va de estudio en estudio de grabación, preparando el que será su sexto trabajo discográfico.

Buenas noticias: el maravilloso Wakin on a Pretty Daze (Matador, 2013) de Kurt Vile12º mejor disco de aquel año para esta casa– parece que tendrá sucesor este mismo año. Así lo ha anunciado el propio músico en una entrevista ofrecida a la publicación norteamericana Spin, y que este fin de semana ha visto la luz. En ella no se detalla ni fecha concreta, ni título, ni demasiadas pistas acerca de su contenido, pero el de Philadelphia ha asegurado que en el que será su sexto álbum en solitario habrá “un poco de tristeza y un poco de amor”.

Lo que sí que ha trascendido es la forma en la que Vile ha estado trabajando durante estos últimos meses, componiendo y grabando en diversos sitios de la geografía norteamericana como Los Ángeles, Booklyn y Athens, en Georgia. Residente en su ciudad natal y con responsabilidades familiares, Vile ha pasado también recientemente una semana en los estudios Rancho de la Luna de Joshua Tree (en el desierto de California): un lugar con cierta mística y encanto, de aislamiento dentro de un paisaje interminable, que el ex The War on Drugs ha definido como “una casa con ProTools”. Artistas como Queens of the Stone Age, UNKLE o The Twilight Singers han pasado por ella desde su fundación en 1993. Rob Laakso, multiinstrumentalista de su banda de acompañamiento para los directos, The Violators, se ha hecho cargo de la producción de este nuevo trabajo, en detrimento de un John Agnello que había producido los últimos dos álbumes de Vile. Aunque probablemente queden varios meses para que lo tengamos cerca, ya podemos empezar a afilarnos los dientes.

Publicidad
Publicidad