05/12/2014

Nuevo disco en 2015.

Definitivamente, la vuelta de The Libertines va en serio. Casi cabría pensar que el cuarteto planteó la gira de reunión que les llevó al FIB el pasado verano como un experimento: «Si no nos matamos, volvemos a intentarlo de verdad de la buena». O vaya usted a saber. El caso es que nadie ha resultado herido en la carretera y Pete DohertyCarl Barat y compañía ya han pronunciado las dos palabras mágicas: nuevo-disco. Lo que el propio Doherty dejaba caer hace unas cuantas semanas al despedir un concierto en Londres («la próxima vez que actuemos en Inglaterra, probablemente tocaremos canciones nuevas de un nuevo disco») se convierte ahora en algo contante y sonante gracias a la entrada en escena del sello Virgin EMI, que ya ha hecho oficial el fichaje del grupo.

El acuerdo, certificado en Tailandia (donde Doherty intenta rehabilitarse por enésima vez), pone en peligro las uñas de toda una legión de impacientes fans, que a estas alturas ya andarán fantaseando con el que será el primer álbum de The Libertines en más de una década. Si se cumplen las previsiones, podremos escucharlo a lo largo de la segunda mitad de 2015. «No podría estar más emocionado», ha dicho Barat. No es el único.

Publicidad
Publicidad