12/11/2014

El nuevo álbum de Ronson, como siempre, contará con colaboradores de lujo.

Agárrense fuerte: se acerca un nuevo disco de Mark Ronson. El afamado y galardonado productor británico publicará el próximo 27 de enero su cuarto trabajo, Uptown Special, y poco a poco vamos enterándonos de los habituales y suculentos detalles que suelen conformar la obra de Ronson. Ayer por la tarde, en el programa de Zane Lowe de la BBC Radio 1, se estrenó un primer adelanto, ‘Daffodils‘, en el que participa cantando y con su guitarra Kevin Parker, líder de Tame Impala.

De su nuevo trabajo sabemos que cuenta con la participación del mencionado Parker, que canta en tres temas y participa en la instrumentación de algunas otras, así como Bruno Mars, y la de un nutrido y variopinto grupo de artistas entre los que se encuentran Andrew Wyatt, cantante de Miike Snow, Hudson MohawkeJames Ford de Simian Disco Mobile, el productor Emile Haynie o DJ Zinc. También sabemos que muchas de las letras de las canciones son creación del novelista norteamericano Michael Chabon, ganador del Pulitzer en 2001; y que Ronson ya tiene programada su aparición en el Saturday Night Live del 22 de noviembre para presentar en directo ‘Uptown Funk‘ con Bruno Mars.

Para quien no conozca al detalle la figura de Mark Ronson, baste decir que en 2008 ganó nada menos que tres premios Grammy por la producción de aquel Black to Black (Island, 2006/7) de Amy Winehouse que a la postre sería su segundo y último Cd; y que apenas diez días después se llevó también el premio a mejor artista masculino en los BRIT Awards 2008 por su segundo trabajo Versions (Columbia, 2007). Fue la primera vez que alguien se llevaba dicho galardón por un disco en el que el autor no cantaba en ni una sola canción, ya que el álbum se compone de un montón de reinterpretaciones de temas de diversos artistas (Coldplay, Radiohead, Britney Spears, Ryan Adams, Kasabian, The Smith y algunos más), y para la ocasión ya contó con la participación de colaboradores, como la propia Winehouse, Robbie Williams, los Kasabian o Santigold. Sin duda, es uno de esos tipos que se sabe rodear bien, y eso hace que sus discos generen una expectativa casi transversal a todo tipo de gustos.

Publicidad
Publicidad