28/09/2014

La telonera y colaboradora de Alt-J ultima su debut largo, que lleva años preparando.

La carrera musical de la británica Marika Hackman, cantautora y multi-instrumentalista procedente de Hampshire, ha estado marcada por dos nombres. El primero es el de la modelo Cara Delevigne, actualmente una de las más solicitadas, con la que compartió grupo durante su adolescencia: se llamaban The Clementines y Delevigne se ocupaba de la batería mientras que Hackman cantaba y tocaba la guitarra. Es evidente que eso solo fue un grupo de juventud, pero Marika siguió como artista en solitario, y lo primero que publicó bajo su propio nombre fue Free Covers EP, a principios de 2013, que como su nombre indica contenía cinco versiones de nombres tan dispares como Nirvana, Warpaint, Nico, Dusty Springfield o The Knife. Fue entonces cuando entró en escena Charlie Andrew, productor de los dos álbumes Alt-J, que le ayudó a dar forma a su primer EP, un mini-álbum llamado That Iron Taste que sentó las bases de la personal propuesta, a medio camino entre el folk de cantautor y el pop expansivo.

Desde entonces, si bien ha seguido manteniendo su amor por las versiones (especialmente conocidas son las de ‘I Follow Rivers‘ de Lykke Li y ‘81‘ de Joanna Newsom), también ha ido limando su propuesta, con raíces en el folk pero al mismo tiempo una marcada apuesta por las armonías vocales y las atmósferas nebulosas, siempre con tendencia a evitar los lugares comunes. No es extraño por tanto que Alt-J le pidieran que colaborara en su canción ‘Warm Foothills‘, del flamante segundo álbum del trío británico, This Is All Yours, y que Marika Hackman esté actualmente de gira por el Reino Unido ejerciendo de telonera del grupo.

Con estos padrinos es fácil que las cosas salgan bien, pero aún así ella ha querido dar todos los pasos necesarios antes de su debut largo. Ahora, después de cuatro EPs publicados durante casi dos años (el último de ellos, Deaf Heat, ciertamente ambicioso), anuncia por fin su primer álbum, que se llamará We Slept At Last y verá la luz en febrero del año que viene bajo el sello Dirty Hit, y que de nuevo ha sido producido por el inefable Charlie Andrew. Y, ojo, no incluirá ninguna de las canciones de los anteriores EPs, así que parece que si algo no le falta a Hackman es confianza. Visto lo visto, nosotros tenemos fe ciega en este disco.

Publicidad
Publicidad