13/09/2014

Crónica del solvente aunque no perfecto concierto del trío escocés en Barcelona.

Hace poco más de un año, Chvrches llegaban al FIB 2013 como un pequeño gran hype: tenían un puñado de prometedoras canciones de synth-pop infeccioso, una fórmula que parecía funcionar, y mucho camino por recorrer. Pero, como grupo novato, demostraron carencias encima del escenario, sobre todo centradas en una Lauren Mayberry a la que le faltaban muchas tablas para brillar como cantante. Esa primera visita es clave para entender el concierto que Chvrches dieron en la sala Apolo el pasado jueves 11 de septiembre, ya consolidados como una de las grandes revelaciones de 2013 gracias a su debut The Bones Of What You Believe. Y es que el trío escocés (que curiosamente recaló en Barcelona en plena efervescencia nacionalista, y a pocos días del referéndum en su país natal; aunque nada dijeron de ello) se muestra exactamente como lo que es: un solvente combo de pop sintetizado y explosivo que lleva un año en la carretera y ha sabido evolucionar junto con su directo.

Pero todavía les queda camino por delante. En su paso por el Primavera Sound 2014, arrollador por el contexto general (la hora, la ubicación, y la inferior duración), demostraron que le tienen la medida cogida a un repertorio que pasa por diversas fases, pero que sobre todo arranca con una fuerza abrumadora de la mano de una ‘We Sink’ gloriosa, que afirma a los cuatro vientos que aunque en disco sus canciones puedan parecer dulces caramelos pop, en directo son capaces de transformarlos en pequeñas bombas de electrónica eufórica. Es lo que también dicen las siguientes ‘Lies’ y la extremadamente pegadiza ‘Lungs’, aunque la progresión se trunca ligeramente con una ‘Gun’ a la que siguen sin encontrarle el punto: en directo suena demasiado musculosa, y se echa de menos la ligereza de su versión de estudio.

Chvrches

Es en canciones como esta o la propia ‘Recover’, que también sucumbió ante un exceso de contundencia, donde Chvrches siguen evidenciando ser un grupo debutante que todavía puede afinar ciertos aspectos de su show. Especialmente Lauren, que pese a que se esfuerza en aportar dinamismo y entrega como líder del grupo, todavía anda bastante falta de carisma (y por momentos incluso de seguridad, ya que da la sensación de no entrar perfectamente a tiempo en algunas de las canciones). Hay que reconocer que se la ve mucho más cómoda que en su primera visita al FIB, pero toda progresión se queda en nada cuando, hacia el final del concierto, su compañero Martin Doherty agarra el micro y toma la posición frontal para cantar la ravera ‘Under The Tide’: en tres movimientos levanta más al público que la pobre Lauren, aunque en su favor hay que apuntar que la canción, pieza facilona de bombo exultante, también contribuye a ello.

Y es con los irresistibles coros iniciales de ‘The Mother We Share’ con los que Chvrches afrontan la recta final de un concierto que, para haber transitado por varias fases (también una central algo más espacial con ‘Strong Hand’ y ’Science/Visions’), termina con inesperada tranquilidad: las atmosféricas ‘You Caught The Light’ y ‘By The Throat’ son las escogidas para concluir un concierto eufórico por momentos, en general solvente y efectista, pero también con las suficientes lagunas como para constatar que Chvrches son un grupo en gestación y todavía tienen campo para recorrer.

Chvrches

Publicidad

Foto. Pablo Luna Chao   Conciertos
Publicidad